Colocar el VIH y a la malaria en el mapa de la prevención

0
80

ShareAmerica

Elijah Karanja es un estudiante de la escuela secundaria en Kenia, que espera que su habilidad con la programación de computadoras y mapas finalmente pueda ayudar a prevenir el VHI y la malaria.

Hace poco él, junto a los miembros de YouthMappers, en Nairobi, utilizaron imágenes de satélite para completar la información geográfica que les faltaba sobre Nairobi, que ninguno de ellos podía ubicar en un mapa, hasta ahora.

Esto fue parte de las series de “mapatones” (mapathons) realizados este verano por todo África y universidades de Estados Unidos, en los cuales los voluntarios como Karanja aportaron detalles de lugares del mundo que no figuran en los mapas.

Los mapas son herramientas útiles para la prevención y erradicación de las enfermedades. Durante la epidemia de ébola en África Occidental en 2014, el programa MapGive del Departamento de Estado ayudó a personas de todo el mundo a llenar lugares que faltaban o eran erróneos en los mapas de la región, de manera que los trabajadores sanitarios pudieran rastrear los casos a medida que la enfermedad se expandía. El Plan de emergencia del presidente para el alivio del Sida (Pepfar) y la Iniciativa del presidente de Estados Unidos para la Malaria emplearán la misma táctica para ayudar a erradicar el VIH/Sida y la malaria.

En un mapatón los voluntarios utilizan una plataforma de computación de código abierto llamada “OpenStreetMap” para crear datos geográficos al rastrear las carreteras y los edificios que muestran imágenes de satélite que no aparecen en los mapas de la zona.

Más tarde los asociados, por vía remota o en el terreno, identifican las calles y edificios por nombre y función, o verifican esos detalles. Finalmente, la nueva información es añadida a los mapas en bases de datos a las cuales tienen acceso los trabajadores sanitarios encargados.

La falta de información precisa y detallada que muestre la infraestructura en un área específica puede provocar problemas en iniciativas de salud pública que de otro modo serían eficaces.

“No podemos resolver los problemas si no sabemos dónde están”, dice Lawrence Sperling, del “Equipo revolución de datos para el desarrollo sostenible”, de Pepfar, una de las muchas organizaciones que participan en el mapatón. (Otras son la iniciativa MapGive, del Departamento de Estado, YouthMappers, grupos locales en África y la Corporación del Desafío del Milenio, una agencia de Estados Unidos para la ayuda exterior).

Los mapatones de este verano para el Sida y la malaria tuvieron lugar en Kenia, Tanzania, Sudáfrica y Ghana y en Estados Unidos en la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, el Colegio Universitario William y Mary en Virginia y en la Universidad Tecnológica de Texas.

Los que elaboraron los mapas trabajaron en tareas para ubicar áreas de las que no existían buenos planos, con alta prevalencia de enfermedades crónicas que Pepfar había identificado con antelación.

Oxford Osei Bonsu, de Oxford, participó en el mapatón en Ghana. Espera alentar a otros jóvenes a usar los datos para los proyectos de servicio comunitario. “Animaré a mi pueblo a aprender cómo hacer mapas”, dice Bonsu, que es coordinador de extensión en el Centro de Liderazgo Regional de la Iniciativa de los Jóvenes Líderes Africanos en Acra (Ghana).

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí