Calambres musculares: 8 causas y 4 maneras de evitarlos

0
24

Houston, Texas, 16 de junio de 2022.- Los calambres musculares son increíblemente dolorosos, pero rara vez hay que preocuparse por ellos.

William Ondo, neurólogo del Hospital Houston Methodist, quien se especializó en desórdenes del movimiento explica que “los calambres son una condición bastante común. Ocurren casi en cualquier parte del cuerpo, pero más comúnmente en piernas y pies”.

Los calambres pueden ser potencialmente problemáticos cuando te despiertan frecuentemente durante la noche. Si se acompañan de otros síntomas podrían ser un signo de algún padecimiento oculto de tipo neurológico.

¿Por qué ocurren los calambres?
Durante el día nos movemos mucho, para lograrlo, los nervios motores del sistema nervioso periférico envíen millones de señales a los músculos para que se muevan a nuestra voluntad. Dichos nervios motores son altamente sensibles y, algunas veces, envían señales equivocadas creando contracciones musculares anormales.

“Un calambre es esencialmente una contracción espontánea y caótica. Cuando se realizan estudios eléctricos para analizar los calambres, se observa que los nervios motores están enviando señales en una tasa demasiado acelerada, mucho más alta que cuando una persona mueve sus músculos conscientemente”, describe Ondo.

En muchos casos, el músculo se contrae a tal extremo que toda la extremidad o incluso el cuerpo entero se mueve. “Los músculos acalambrados eventualmente se fatigan o las personas suelen estíralos para romper la contracción. La razón exacta del por qué los nervios mandan estas señales desordenadas, aún no se sabe del todo”, afirmó.

Factores de riesgo que pueden disparar los calambres:

• Al empezar un nuevo deporte o ejercicio
• Deshidratación
• Desequilibrio de electrolitos
• Edad
• Inactividad
• Diabetes
• Embarazo
• Ciertos medicamentos como diuréticos o estatinas

¿Por qué ocurren los calambres nocturnos?
Los calambres pueden ser de dos tipos:

• Calambres sin causa aparente, que tienden a ocurrir cuando el músculo está relajado (típicamente durante la noche)
• Calambres que ocurren durante o después del ejercicio

“Los calambres nocturnos aparecen con mayor frecuencia con la edad, pero no está totalmente claro el por qué ocurren. Los calambres que se suscitan después o durante una actividad física extenuante se dan cuando los músculos tratan de relajarse, pero están demasiado contraídos, lo que ocasiona que se contraigan aún más. Ninguno de los dos tipos de calambres tiene diferencias fisiológicas, un calambre es un calambre”, explicó Ondo.

Cómo parar un calambre
“Cuando un calambre se manifiesta, lo que hay que hacer para deshacernos del dolor, es estirar el músculo en la dirección contraria del calambre. Esto ayuda a romper la contracción, parando el calambre. Esta es la manera más efectiva de parar un calambre”, comentó el neurólogo.

De acuerdo con el especialista del Hospital Houston Methodist, estas son las mejores maneras de prevenir los calambres:

• Realizar estiramientos dinámicos para calendar los músculos antes de hacer ejercicio
• Realizar estiramientos de los músculos después de hacer ejercicio y antes de acostarse
• Tomar suficiente agua
• Si estás bajo en electrolitos, tomar una bebida deportiva en lugar de agua

¿Cuándo acudir al médico?
“Si los calambres están acompañados de dolor, debilidad y reducción del tamaño del músculo, es entonces importante acudir al neurólogo para una revisión. Aunque es muy raro, pero es necesario descartar ciertas condiciones neurológicas en estos casos”, finalizó.

El Hospital Houston Methodist cuenta con una reconocida área de Wellness donde se realizan estudios y check-ups de primer nivel. De esta forma se obtiene un panorama completo e integral del estado físico y de salud de cada individuo y se puede construir, a través de un grupo multidisciplinario de expertos, un programa preciso y personalizado de salud a futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí