Autoconocimiento, clave para prevenir cáncer en mujeres

0
20

Ciudad de México, 19 de marzo de 2020.- El pasado 8 de marzo se conmemoró el Día Internacional de la Mujer y en esa fecha tan importante, Anuj Suri, médico gineco-oncólogo del Hospital Houston Methodist, nos recuerda la importancia del cuidado, atención y detección temprana de los tipos de cáncer más comunes en la mujer que son: cuello uterino, ovario y mama.

De acuerdo con la Secretaría de Salud de México, en nuestro país desde 2006, el cáncer de cuello uterino es la segunda causa de muerte por cáncer en la mujer. Anualmente, se estima una prevalencia de 13,960 casos en mujeres, con una incidencia de 23.3 casos por cada 100,000 mujeres. En el 2013, se registraron 3,784 defunciones en mujeres con una tasa de 7.0 defunciones por 100,000 mujeres.

“Algunos de los síntomas del cáncer de cuello uterino pueden ser sangrado anormal de la vagina, sangrado anormal después de tener relaciones sexuales, dolor pélvico que acompaña al sangrado y flujo anormal, entre otros”, comentó.

Respecto al tratamiento, explicó que éste “depende de la etapa del cáncer de cuello uterino, el pronóstico mejora si se trata de un tumor pequeño de menos de 2 – 3 centímetros o de cáncer de cuello uterino en etapa temprana. En ese momento, se puede tratar mediante cirugía que incluye histerectomía simple o histerectomía radical”.

Agregó que “para tumores más grandes o tumores que miden más de 2 – 3 centímetros o que están en una fase más avanzada como etapa II, III o IV, generalmente tratamos a esos pacientes con la combinación de radiación con quimioterapia. En una etapa temprana, podemos tratar los tumores con cirugía, pero más grandes y en etapa avanzada generalmente sólo es con radiación y quimioterapia”.

Agregó que la supervivencia de las pacientes que presentan este tipo de cáncer “depende de la etapa del tumor. Para los tumores en etapa I, la supervivencia es bastante alta del 85 al 90%, tal vez más alta, y la supervivencia disminuye del 10 al 15% en la etapa 4”.

Sobre las recomendaciones para la detección temprana, Suri explicó que es recomendable que “las pacientes acudan a revisión ginecológica de forma anual para realizarse la prueba de Papanicolaou, que es la prueba de detección del cáncer de cuello uterino. También es muy importante que las niñas se vacunen contra el virus que causa el cáncer de cuello uterino para ayudar a disminuir la incidencia en el futuro”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 5 =