Vive México una República carcomida

0
191

San Francisco de Campeche, Campeche, 14 de febrero de 2021.- Hoy, en la 4T, todo parece indicar que su democracia está podrida, que la Secretaria de la Función Pública (en entredicho su función), tal parece empezó a dedicarse a quitarle “piedritas” en el camino a candidatos del Partido de Regeneración Nacional (Morena), al escarbar denuncias (sin viables fundamentos) en contra de ex funcionarios públicos y hacerlas públicas en comunicados de prensa, con la clara intención de perjudicar las aspiraciones políticas de otros personajes que no sean morenistas o afines a partidos satélites o, en otro caso, reprobados por el presidente.

Sin embargo, ante estas reflexiones o premisas, hay luchadores sociales que aceptan los retos y se atreven a buscar la aceptación de la población, de los electores, para las próximas votaciones de junio, principalmente para las gubernaturas en disputa.

Tal es el caso del doctor en Economía Agrícola, Cruz Alberto Uc Hernández, quien inició una precampaña en localidades de Campeche, acompañado y haciendo participe de sus propuestas o proyectos a gente del campo y de la ciudad.

Recientemente, en Pomuch, con la presencia de líderes de productores de todo el estado y con liderazgos de toda la zona norte de la entidad, Uc Hernández anunció su registro a la precandidatura por la gubernatura de Campeche por el Partido Fuerza por México (PFM), luego de una plática con el dirigente nacional, Gerardo islas Maldonado. Esto, ante la poca claridad del Partido Encuentro Social (PES).

En Pomuch, Uc Hernández tomó la protesta a Alberto Yam Tuz, como coordinador estatal del naciente Movimiento Fuerza Campesina, quien está al frente de siete proyectos de financiamiento y de apoyos que se estarán gestionando con la ayuda de diputados y senadores afines a este gran movimiento para que, en este mismo ciclo productivo, se estén dando resultados.

En Pomuch, antes, hubo una reunión presencial con la participación de representantes de Hopelchén, Tenabo, Hecelchakán y Dzitbalché y, de manera virtual, con Calakmul, Palizada, Escárcega y Carmen, con el compromiso de sacar cuatro proyectos de alto impacto que sustentan el maíz, la palma de aceite y otras oleaginosas; ganadería de leche y carne, arroz, agroforestería, frutas tropicales y hortalizas.

Uc Hernández, presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la República Mexicana, informó que recorrerá todo el estado “porque es necesario que la población campechana sepa que hemos decidido participar en este gran esfuerzo por lograr la gubernatura y no para cumplir un capricho particular, sino para beneficiar realmente a todas las mujeres y los hombres que desde hace muchísimos años, estamos esperando que surjan verdaderos liderazgos del pueblo para que sea el pueblo el que ponga a sus gobernantes. Que no les quepa la menor duda que este movimiento que, estamos encabezando a nivel estatal, nos va a permitir lograr la gubernatura del estado y varios ayuntamientos”, consideró.

El agrónomo afirmó que tiene todo el deseo de querer servir a todos los campechanos, sin excepción. “Estamos en contacto con el delegado del PFM en Campeche, Manuel Abreu, con quien platicamos bastante sobre las motivaciones que tenemos para buscar legítimamente el poder público aquí. Vamos por una forma diferente de gobernar. Hacer un cambio generacional en la política local que, actualmente, se encuentra alejada de la gente, porque nos queda muy claro que las coaliciones como se han estado resolviendo las candidaturas no lo compartimos”, señaló.
Expuso que ante estas razones y ante tanta exclusión de bastantes cuadros políticos valiosos en el estado, por los parte de los partidos tradicionales y ante una oferta programática, como la tiene el PFM, coincidimos en que la única forma en que podemos avanzar en este estado es fomentando una economía social y, como agrónomo, seguir fomentando una economía social de mercado, que basa sus principios en que el gobierno tiene que participar en la agenda pública en aquellos temas que sean necesariamente de interés colectivo.

Asimismo, buscar un equilibrio entre lo que los empresarios vienen haciendo, pero sin monopolios y que no sean ellos los que pongan el precio al producto en perjuicio de toda la sociedad, “porque en la medida en que los empresarios no estén cumpliendo esa función social por su prevalencia en el mercado sí es necesaria la participación del estado, precisó.

Mencionó que así como la organización de la sociedad civil genera una influencia en la agenda del gobierno, tiene que participar en forma organizada para que, tanto los productores como los microempresarios, los ambulantes y gremios de boleros (aseadores de calzado), entre otros, puedan defender sus derechos y el Estado tendrá que responder de la misma manera, para que ese interés social se convierta de las mejores políticas públicas para Campeche.
El luchador social y agrarista resiste: “Esto apenas empieza y vamos por más. Ni me aflijo, ni me aflojan. ¿Y, por qué no? ¡Estamos porque podemos y lo vamos a lograr!”, sentenció.

La democracia podrida
Se afirma que un rasgo común de las sociedades actuales es la desconfianza respecto a los liderazgos. Que la democracia ha fracasado, que la libertad se ha pervertido en favor de la élite económica y política. Inclusive, que en los foros políticos, en los medios de comunicación, también, en las reuniones sociales, la democracia se plantea como un concepto, una institución a la que no se puede manchar y criticar, de la que no se puede dudar. Porque, a cualquiera que abunde en alguna de estas acciones con cierta persistencia se le termina considerando un peligro para el sistema, un amigo del autoritarismo, del totalitarismo más peligroso.

Da Jandra, (1951), escritor y filósofo, nacido en Chiapas, opina acerca de la denominada “cuarta transformación” (cultura@eluniversal.com.mx), “no son lo mismo los deseos y las intenciones que los hechos. La ciudadanía está cansada de retóricas vacías y de mentiras”. Dice Da Jandra: “Si no cambias, te estancas, y lo que se estanca, se pudre. La nuestra es una democracia podrida”.

Por su parte, el Instituto Juan de Mariana (https://juandemariana.org/) considera que la putrefacción de la democracia limita, reduce e, incluso, elimina las ideas que nos permiten ejercer nuestra libertad, nuestra individualidad, no pocas veces apoyada en una falsa sensación de seguridad o en alguna ideología que funciona como moral universal, generándose de esta manera algunos de los regímenes autoritarios más duraderos. Además, manifiesta: “La democracia no es un sistema perfecto, pero sí es fuente de legitimidad y si no se permanece atento a su evolución, puede derivar en una dictadura perfectamente legítima”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cuatro + doce =