Urge organización para la producción, advierte Cioac-Jdld

0
33

Ciudad de México a 15 de marzo 2019.- José Dolores López Barrios, secretario general de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos “José Dolores López Domínguez”, (Cioac-Jdld) informó que en estos primeros 100 días de gobierno, el ejecutivo federal sigue sin definir el rostro del nuevo modelo que sustituirá al neoliberalismo en el campo y lamentó que, aunque ya están definidas las reglas de operación de los programas de precios de garantías, desarrollo rural, crédito a la palabra, producción para el bienestar y otros programas asociados al extensionismo y fertilizantes, el gobierno no está considerando a las organizaciones campesinas para resolver el problema del campo y, en su lugar, se dedique a satanizar la labor de aquellas que, por años, no han estado al servicio de un clientelismo.

Informó que a pesar de los cambios registrados en estos primeros 100 días, el modelo para el medio rural tendrá que sostenerse sobre la base de una amplia y profunda participación de la sociedad civil, organizaciones campesinas, indígenas, jornaleros, mujeres, jóvenes y sociedades rurales, si en verdad se desea cumplir con las metas de autosuficiencia alimentaria.

Aseguró que, hasta ahora, la gran debilidad del gobierno de la cuarta transformación es la distancia que ha establecido con el conjunto de la sociedad civil, dando un trato generalizado, sin un análisis detallado de las diferentes funciones que estas realizan.

Indicó que hay olvido o se deja de lado las leyes que en México, empezando con la Constitución, amparan la participación de las organizaciones, que considera de interés público a la organización para la producción.

Recordó que instituciones como la Organización de las Naciones Unidas, ONU, establece que los campesinos e indígenas tienen derecho a organizarse y a contar con los recursos, que son otorgados por el Estado y diseñar la producción agrícola conjuntamente con el gobierno.

Por lo que al dejar afuera a las organizaciones campesinas se corre el riesgo de que las demandas no puedan de cumplirse y que los recursos destinados para la producción no sean utilizados eficientemente y no se tengan los resultados esperados.

Recordó que durante el modelo neoliberal a la pequeña unidad de producción se le marginó. De ahí que en el actual proceso de construcción, el gobierno federal tendrá como reto, conjuntamente con los agentes rurales, asociaciones, organizaciones, jóvenes, mujeres, indígenas, migrantes, impulsar la producción agropecuaria, acabar con la pobreza extrema y lograr la autosuficiencia alimentaria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 10 =