Universitarios piden diálogo con Claudia Sheinbaum

0
96

Como un caso urgente, 100 estudiantes de diferentes entidades del país, de la Unam, UAM e IPN, demandaron una entrevista-diálogo con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, para exponerle directamente la difícil situación en que se encuentra la Casa Nacional del Estudiante “Calmécac”, ubicada en la alcaldía Cuauhtémoc, inmueble que ocupan como su albergue.

Este alojamiento representa una posibilidad para seguir formándose profesionalmente y continuar con sus estudios, subrayó Oralba Martínez Ocaña, encargada de la Casa “Calmécac”.

Explicó que la mayoría de los moradores proviene de los distintos estados del interior de la República y en este lugar encuentran una posibilidad para no ver truncados sus estudios, debido a que los gastos del alquiler de un departamento en la Ciudad de México son muy altos, por lo que dicho albergue representa una posibilidad para que ellos puedan seguir formándose profesionalmente.

En entrevista, Martínez Ocaña expuso que luego de muchas reuniones en mesas de trabajo sostenidas con diversos funcionarios de varias dependencias del gobierno local y de la alcaldía de Cuauhtémoc, como Rubén Romero, con líderes de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (Fnerrr) solicitando el cumplimiento de las demandas primordiales para que los universitarios, moradores de dicho albergue estudiantil, puedan continuar con sus estudios dignamente, han visto que no hay avances significativos en las distintas mesas de diálogo pues han sido muy lentas y con pocos resultados.

“Hasta ahora no ha habido una respuesta concreta, nos hemos reunido con cada dependencia a la que le compete cada petición, hemos entregado los documentos que nos han pedido, pero ninguna demanda ha sido resuelta; siguen diciéndonos que “lo están revisando”, ni siquiera hay indicios de que habrá solución”, acusó.

Oralba Martínez declaró que en días próximos esperan sostener un diálogo con Sheinbaum Pardo para plantearle directamente cuáles son las necesidades de los moradores de dicha casa estudiantil. Las principales peticiones fueron rechazadas, ya que los funcionarios representantes de las distintas dependencias gubernamentales se declararon incompetentes para solucionarlas.

Entre estas, están: condonación de servicios de agua, luz y predial, material cultural, libros, una biblioteca y subsidio alimenticio. Sin embargo, “hasta ahora no ha habido una respuesta concreta”, insistió.

Amparados en los artículos Tercero y Octavo Constitucional, los estudiantes se ven en la necesidad de tocar las puertas gubernamentales para que se cumpla con el mandato de ley y coadyuven en el mejoramiento de la educación del país.

En ese tenor, los universitarios, acompañados de los líderes de la Fnerrr, a cuya organización a cuya está afiliada la casa estudiantil, esperan plantearle a Sheinbaum todas sus demandas para que sea ella directamente la que autorice la condonación de los servicios básicos de este inmueble y de los estudiosos.

De este modo, la vida de los jóvenes que viven en este espacio será más digna pues de acuerdo a sus declaraciones, los costos son elevados y, “aunque la casa sí nos ayuda mucho, sobre todo con la alimentación, seguimos estando muy limitados para continuar pagando los elevados costos y tarifas de los servicios”, indicaron.

Oralba Martínez Ocaña, a nombre de los universitarios, pidió se busquen o se implementen los mecanismos adecuados para que puedan olvidarse del pago de estos servicios o en todo caso, considerar una cantidad moderada de acuerdo con sus posibilidades, ya que actualmente, los montos son exorbitantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − diez =