Ráfaga: Los 500 médicos cubanos, ¿Tienen título profesional?

0
30

Jorge Herrera Valenzuela
Twitter / Facebook

Apoyemos al personal médico descalificado en Palacio Nacional

¡Claro! el poder presidencial en México es infalible.

Ciudad de México, 18 de mayo de 2022.- El presidente de México jamás se equivoca. Nadie debe contradecirlo ni poner en duda su palabra. Nunca llega tarde, siempre se presenta a la hora exacta. El autoritarismo, el populismo, la dictadura, el empoderamiento, el nepotismo, el compadrazgo y el amiguismo son eliminados en un imperante sistema democrático.

Por desempeñarse fuera de las normas, escritas y no escritas, hay tres personajes que entraron al libro negro de la historia: Antonio López de Santa Anna, Porfirio Díaz y Victoriano Huerta. Dos más no se escapan del severo juicio popular: Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, por antirrevolucionarios y criminales. El veracruzano jugó a ser presidente, mientras el oaxaqueño cayó por dictador, el jalisciense fue usurpador y traidor. Los sonorenses modificaron la Constitución Política, borrando “la no reelección presidencial”.

Bueno, se preguntará, estimado visitante de esta página digital, ¿qué tiene que ver el título del comentario con los dos párrafos anteriores? A lo mejor nada, pero también tengo derecho a una ocurrencia.

La misma cantaleta: son conservadores
La realidad es que hoy el País se sacude con ocurrencias que salen de Palacio Nacional y a todas tienen una justificación que no satisface y flotan las interrogantes, como es el caso de la contratación de 500 cubanos que nos dicen son “médicos especialistas”, sin especificar si tienen título profesional, cédula profesional y cuál es el campo que dominan.

El presidente de México en su programa televisivo del pasado lunes 16, calificó a los médicos mexicanos de corruptos, conservadores y egoístas, producto del neoliberalismo. Aseguró que a los galenos nacionales “no les gusta ir a trabajar en hospitales en zonas más pobres, más apartadas”.

Para no perder la costumbre de lanzar cargos, sin pruebas, también afirmó que “a los médicos conservadores y a sus patrocinadores no les gusta la gratitud de la salud, porque consideran que es un privilegio”.

Sin venir al caso atacó a la Unam, por enésima ocasión, porque en la pandemia mandó a su casa a los estudiantes de Medicina. Inmediatamente, contestaron los catedráticos de la Facultad de Medicina: los estudiantes carecen de toda experiencia y “no son carne de cañón”

¿Cuánto cuestan y quién gana?
Independiente del convenio que suscribieron los dos presidentes, necesitamos saber el contenido de ese documento. Surgen las siguientes preguntas:

• ¿Cuánto ganará cada médico cubano, mensualmente o por toda su estancia?
• ¿Los honorarios se pagarán en México o el presidente cubano les entregará un minisalario?
• ¿Cuál es la cantidad global convenida entre los dos presidentes?
• ¿Cuánto tiempo estarán los médicos cubanos en México?
• Además del salario profesional, ¿cuáles prerrogativas les otorgarán?
• ¿La manutención y el hospedaje, quién los paga?
• ¿Cuál es la misión concreta que realizarán en La Región Montaña del Estado de Guerrero?
• ¿Los 500 partirán hacia esa región geográfica o se les comisionará a otras poblaciones?

¿No hay médicos mexicanos?
Esas ocho interrogantes difícilmente tendrán respuesta, pues el inquilino del “modestito departamento” de Palacio Nacional está preocupado por las elecciones del domingo 5 de junio en seis cambios de gobernador. El dueño de Morena no el supuesto presidente nacional, tiene asegurada la gubernatura de Quintana Roo, porque el Cartel Jalisco Nueva Generación atiza duro en favor de la morenista Mara Lezama.

El presidente de México después de visitar “los países chiquitos” y estar con los de la dictadura castrista, se vio en la urgencia de traer médicos especializados de la Isla, “porque en México no los hay”.

Es triste que no le informen al tabasqueño que miles de médicos que expusieron su vida durante la pandemia, fueron despedidos y ni las gracias les dieron. Hay 52,000 médicos mexicanos desempleados.

Tampoco hicieron de su conocimiento de los miles que murieron junto con enfermeras, enfermeros, camilleros, personal auxiliar y administrativo y eso que se levanta a las 5 de la mañana, una hora después se reúne con el Gabinete de Seguridad y en todo momento dice que “él todo lo sabe, de todo está informado y no oculta datos”. Reconoce que muchos de sus colaboradores no le informan de lo que hacen, como lo de la verificación vehicular que ya suspendió.

¿Intervendrá don Adán Augusto?
Conviene hacer otras tres preguntas, sin ánimo de molestar:

• ¿El titular de la Secretaría de Salud (SSA) intervendrá o será otro trabajito para el presidenciable Adán Augusto, atareado con lo del espacio aéreo mexicano que le tocaba al secretario de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes?
• ¿De qué ramo presupuestal saldrá la millonaria suma que se entregará, directamente, al presidente de Cuba? Eso acordaron los mandatarios, desconozco si hubo documento firmado o todo fue a palabra. Obvio el dinero es del pago de los contribuyentes.
• ¿El frustrado Insabi, el politizado Issste o del acogedor de extranjeros Imss, aportarán su cuota?

Es un hecho, sujeto a comprobación que, en la actualidad, tanto a los burócratas y familiares que acuden al Issste les dan la receta “y usted compre las medicinas, porque aquí no hay”. Hubo un caso en Querétaro, pero el interesado pidió silencio.

Me consta que en la Clínica 10 del Imss a un paciente también así lo despacharon con palabras más, palabras menos, “porque no están (las medicinas) en nuestro cuadro”.

Médicos o activistas
En la calle y en los sitios de reunión cafetera para intercambiar opiniones, surgió el comentario ¿a qué van los cubanos a La Montaña? No se sabe qué programa desarrollarán y si una vez que termine su adoctrinamiento, perdón, su asistencia social, irán a los abandonados municipios oaxaqueños o permanecerán en las tierras guerrerenses.

No faltan los mal pensados que afirman “esos son activistas, no médicos”. Otros más aseguran que cuando un médico mexicano va a ejercer en el extranjero, aunque lleve títulos, cédulas, medallas y diplomas, tiene que cubrir muchos requisitos. En el caso que nos ocupa se desconoce su especialidad y no hay información sobre las enfermedades que van a atender. Equipo, medicinas y mobiliario lo pondrá el gobierno federal o el estatal, es otra interrogante.

Finalmente, las protestas de las asociaciones médicas, colegios de especialización y los de instituciones médicas, tienen la misma respuesta presidencial que se ha dado a la lucha contra los feminicidios, a las demandas de los choferes traileros que son asaltados y asesinados, a los que exigen cese la violencia. El tabasqueño, en el caso de os médicos, llamó retrógradas a los dirigentes de esas instituciones.

Las víctimas no eran seres humanos.
Debemos de entender y aceptar calladitos, que a los narcos se les trata con “abrazos no balazos” y los integrantes de las bandas criminales merecen respeto, porque “también son seres humanos”. Por eso, el presidente de México reitera que no le importa que se rían de su frase hacia los narcos y tiene que proteger a los delincuentes.

Ya se rebasó la cifra de 120,000 homicidios dolosos, en este sexenio. Ni modo de culpar a los gobiernos de 50 años para acá y al neoliberalismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí