¿Por qué la democracia mejora la economía de un país?

0
89

ShareAmerica

Washington, D. C., 10 de marzo de 2023.- Una de las razones por las cuales la democracia tiene éxito, afirma el presidente Biden, es que desencadena el potencial humano.

Las democracias, dice el economista Daron Acemoglu, dedican más gasto a la educación y al cuidado de la salud. Cuando los segmentos más pobres de la sociedad logran acceso a la atención de la salud y a la educación, agrega, es mucho más posible que esos segmentos alcancen su potencial y contribuyan a las economías locales.

Las economías crecieron en los países que establecieron gobiernos democráticos en los 70 años transcurridos (PDF, 516KB), de acuerdo a Acemoglu, un profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y coautor del análisis de 184 países entre 1960 y 2010. El informe indica que, en promedio, países como Portugal y Corea del Sur tuvieron un aumento del 20% en su producto bruto interno per cápita a las dos décadas de su democratización.

Luego de transicionar a la democracia Portugal y Corea del Sur aplicaron varias reformas, como la ampliación de la atención sanitaria y la educación, según revela el análisis (PDF, 404KB). La recientemente democrática Corea del Sur dejó de reprimir a los sindicatos. “La democracia en acción”, dijo Biden, es cuando un trabajador puede integrarse a un sindicato. La lucha por mejores salarios, mejores beneficios y por mejores centros de trabajo seguros y saludables resultan en victorias para todos los trabajadores y eleva los niveles de vida.

En otros lugares, como Polonia, la República Checa y los estados del Báltico iniciaron una serie de reformas democráticas en la década de 1990 luego del colapso del comunismo. Establecieron sistemas legales eficaces y se integraron a la Unión Europea, dos de varias medidas que incrementaron sus productos brutos internos per cápita, dijo William Tompson, director de la división de Eurasia en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

“El atractivo magnético de estas instituciones occidentales fue un incentivo para poner orden en sus países”, dijo Tompson, al indicar que el PIB de Polonia en 2021 se había más que triplicado en dólares reales en relación a su cantidad en 1990.

Libertad para innovar
Las sociedades democráticas protegen el derecho de la gente a expresar sus criterios, defienden el Estado de derecho, hacen cumplir los reglamentos predecibles para gobernar, realizan elecciones competitivas y apoyan a los medios informativos independientes, dijo Darrell West, vicepresidente de Estudios de Gobernabilidad en el Instituto Brookings.

La libertad de expresión en las democracias fomenta la creatividad y la innovación, dijo West, señalando al Valle del Silicio. “En Estados Unidos hay un ambiente que le permite a la gente desafiar a la autoridad, plantear ideas no convencionales, experimentar básicamente de una manera que con frecuencia no es posible en sociedades autoritarias”, añade.

La libertad de expresión favorece el sistema de educación superior en Estados Unidos y su consecuente fuerza económica, dijo West. Las universidades figuran en general entre los principales empleadores locales, impulsando las economías locales. Es más, muchas patentes, siendo las más notables las de los chips de computadora, surgen en las universidades e impulsan las ideas para hacer negocios.

Democracia, históricamente
La palabra “democracia” se origina en dos palabras del griego, que significan pueblo (demos) y mandato (kratos). La primera democracia conocida fue en Atenas, una forma de gobierno que los antiguos griegos establecieron alrededor del siglo V a. C.

Alexis de Tocqueville, el filósofo político francés que a principios de la década de 1800 escribió la obra “La democracia en América”, observó que aún entonces la variedad de organizaciones en este país estaba en la base del éxito del país. “Consideraba que nuestra vibrante sociedad civil era una fuerza para Estados Unidos”, dijo West.

Hay una relación entre la libertad política y el éxito económico, de acuerdo con Acemoglu, del MIT. Se combinan para crear una vibración que Tocqueville ya vislumbró hace dos siglos.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí