Población rural, anclada a la pobreza con la 4T

0
121

Ciudad de México, 18 de enero de 2021.- El campo no aguanta más. Van dos años catastróficos. La Cuarta Transformación (4T) desmantela políticas públicas e instituciones, agravando la crisis agroalimentaria de México. Hoy, el campo en todo el país ha sufrido verdaderos atropellos a partir de que entró el gobierno de Morena. Además, se vive una mezquina política del gobierno del cambio para el agro.

Álvaro López Ríos, secretario general de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (Unta), al dar a conocer la realización de su Consejo Nacional de Dirigentes los próximos días 28 y 29, aseguró que se arranca un nuevo año con los mismos y nuevos problemas en el marco de una triple crisis: económica, sanitaria y de inseguridad.

Afirmó que en el 2021 se tendrá la más grande jornada electoral en la historia de México; las fuerzas políticas se preparan para contender en un marco de crispación política y social, agravada por un gobierno torpe e incapaz que sólo vela por sus incondicionales y conduce al país a la mayor división en su historia reciente.

Acusó que en materia de presupuesto rural esperaban mayores recursos y ha sucedido lo contrario, pues aprovechando la mayoría de legisladores que tiene el gobierno en ambas Cámaras, “han recortado de manera criminal el presupuesto al campo”.

Es más, subrayó López Ríos, las causas estructurales que provocan injusticia y desigualdad se mantienen; el modelo capitalista explotador se conserva intacto; el estado y el gobierno siguen al servicio del gran capital nacional y extranjero. Entonces, cuestiona: ¿Cuál cambió? ¿Cuál transformación?, es más de lo mismo, es la misma gata, sólo que morada.

Dijo que en 2 años de gobierno de la mal llamada 4T sólo hemos padecido una agresiva y feroz campaña de calumnias y difamación, encabezada por el propio presidente de México.

La Unta, nuestra organización- agregó-, es una fuerza social con una presencia histórica en el campo de México; además, hemos sido actores fundamentales en la lucha contra el olvido y la marginación de los indígenas y campesino pobres, contribuimos al reparto y la justicia agraria, enfrentamos a los caciques y latifundistas que dominaban violentamente en el medio rural.

También, resaltó, “fuimos transitando de una organización agraria a una productiva en el marco de 2 reformas anticampesina y antinacionales: la reforma al 27 constitucional que permite la destrucción de la propiedad social y el Tratado de Libre Comercio, hoy, T-MEC que nos condena a la dependencia alimentaria y a la pérdida de soberanía”, sentenció.

Expuso que el actual gobierno, que llegó con amplio respaldo popular y la promesa de revertir y derogar las reformas estructurales neoliberales, en 2 años no ha incumplido. “Si no quitamos el control y tenemos legisladores propios, seguiremos padeciendo el uso clientelar y faccioso del gasto público, se seguirá invirtiendo en ocurrencias y en obras faraónicas de dudosa utilidad pública y social”, advirtió.

López Ríos refirió que “es necesario que nos reunamos en Consejo Nacional de Dirigentes para abordar estos y otros temas de nuestra agenda de trabajo y lucha 2021, por tal razón convocó a todos los dirigentes para el próximo 28 y 29 de enero”, apuntó.

Severa crisis económica en el campo, dice la CNC
Alfredo Ismael Hernández Deras, presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), ha afirmado en varias ocasiones que existe una severa crisis económica en el campo ante la reducción del presupuesto del gobierno de la 4T. Aseguró que las mujeres y los hombres rurales en todo el país han vivido un verdadero calvario. Esto, precisó, porque las dependencias que atienden a los campesinos, fundamentalmente la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) “no entregan los recursos suficientes al campo”.

El diputado federal priista también ha expresado que el campo en el país ha sufrido verdaderos atropellos a partir de que entro al gobierno Morena y que hoy, los proyectos para este sector se han reducido y, en algunos casos, casi anulado, por lo que se ha visto afectada la producción agrícola.

Dijo que ante la reducción del presupuesto que hizo López Obrador para este sector, la estrategia es tener el apoyo de los diputados para que el año próximo se otorguen más recursos y que la Secretaria de Agricultura vuelva a tener el control del campo.

Aseveró que la Secretaria de Agricultura (Sader) no entrega los recursos suficientes al campo, ya que de un peso que los campesinos podían tener para proyectos para sus cultivos, impulso productivo en la agricultura y en la ganadería, acuicultura, en la pesca y en la silvicultura, solo se cuenta con 48 centavos, más del 50 por ciento se pierde y esto es una verdadera catástrofe”, protestó.

“En este tiempo el campesino tiene dos enemigos; primero, el cambio climático, aunado a que ya no hay seguros para la producción, ni para las situaciones catastróficas, ni para la comercialización, ni mucho menos para la fluctuación de los precios a nivel internacional. Además de que, en este momento ya no hay subsidios para producir alimentos, ni proteína a través de la actividad ganadera, la pesca y acuacultura.

Por si fuera poco, enfatizó, “el crédito de un promedio del 7 y el 8 por ciento anual de intereses que pagaban antes los campesinos y que, por cierto no alcanzaba ni al 10 por ciento las unidades productivas del país, aun así era un aliciente para un 10 por ciento de los productores a quienes hoy en día se les cobran intereses anuales de entre el 16 y el 18 por ciento”, indicó.

Advirtió que con estas reducciones también se vio afectado el fondo que se compartía con los estados, recurso que normalmente de un peso se convertía en 4. “Este peso era a cambio de que no solo aportara un peso el productor, sino también el gobierno estatal, federal y municipal; sin embargo, ahora ya no se tiene y ha sido un gran impacto negativo a lo largo y ancho del país”, dijo.

Políticas para el campo, mezquina: Ugocp
En el mismo sentido, el secretario general de la Unión General Obrera, Campesina y Popular (Ugocp), Luis Gómez Garay, ha opinado que la política de la 4T para el campo es mezquina y ha advertido que en este año habrá más pobres. Lamentó que la estructura de apoyos al agro quedó desmantelada pues dijo, es un gobierno con una extraordinaria miopía que no permite avizorar mayor desarrollo para los que trabajan la tierra porque no lo traen en su agenda, de tal suerte que seguirán en el olvido.

Agregó que, todos los programas gubernamentales están anclados a los temas electorales. Hay programas considerados importantes como Fertilizantes y Producción para el Bienestar, Precios de Garantía y Fomento a la Agricultura, así como Sembrando Vida que, se concentrarán en una sola vertiente electoral. Gómez Garay aseguró que con esa política fallida la población rural está anclada a la pobreza, a través de los programas federales, lo que es una lástima.

«No esperamos nada del gobierno federal; es un gobierno con una extraordinaria miopía que no permite avizorar mayor desarrollo para el campo porque no lo traen en su agenda de tal suerte que seguirá en el olvido», puntualizó.

Aseguró que todos los programas gubernamentales están anclados a los temas electorales, «porque está claro que la Cuarta Transformación ni es una panacea, ni es diferente a lo peor de los anteriores gobiernos, tienen rasgos que se asemejan mucho a su origen, a su génesis, que es el tema de la manipulación electoral».

Gómez Garay auguró que para este año se consideran aumentos, con tinte electoral, programas considerados importantes: Fertilizantes y Producción para el Bienestar, Precios de Garantía y Fomento a la Agricultura, así como Sembrando Vida que se concentrará en una sola vertiente. Con respecto a este último programa, precisó que el Órgano Interno de Control de la Secretaría del Bienestar reportó, desde 2019, irregularidades por 402.2 millones de pesos y según se entregan apoyos a campesinos de 20 estados para que siembren árboles frutales y maderables.

Inclusive, no concibió porqué el programa de Crédito Ganadero a la Palabra se eliminó para este año, dejando sin atención al sector pecuario; además de que, durante el 2020 no se operó el programa aún con presupuesto asignado. Gómez Garay, de plano, reprobó que con esa política fallida de la 4T, la población rural está anclada a la pobreza, con los programas federales, lo que es una verdadera lástima.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

3 − tres =