Marina Mercante, derrotada por la 4T

0
217

Ciudad de México, 8 de junio de 2021.- A inicios de 2016, el Frente Unido de Marinos Mercantes se manifestó en contra de la iniciativa, enviada al Senado de la República por el entonces presidente Enrique Peña Nieto, acerca de transferir funciones de las Capitanías de Puerto a la Secretaría de Marina (Semar) y pidieron a los diputados y senadores no tomar decisiones unilaterales sin la participación de los expertos en la materia y, a pesar de que alertaron que, de aprobarse esta iniciativa, «prácticamente desaparecería la profesión de los marinos mercantes», se le dio el visto bueno.

Después, a finales de 2020, pese a la oposición de diferentes organismos gremiales y sindicales de la Marina Mercante, especialistas, académicos, abogados, politólogos y legisladores en ambas Cámaras, para evitar el traspaso de funciones referentes a puertos, marina mercante y educación náutica de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a la Semar, con un total de 100 votos, de los cuales 70 fueron a favor, 26 en contra y 4 abstenciones, el pleno del Senado de la República aprobó, en lo general, el dictamen con Proyecto de Reformas a las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal, de Navegación y Comercio Marítimos y de Puertos. Tampoco les hicieron caso.

El pasado 1 de junio, durante la ceremonia para conmemorar el “Día de la Marina Nacional”, el presidente López Obrador fue concluyente al testificar que la Secretaría de Marina-Armada de México asume las administraciones de los puertos y de la Marina Mercante porque, es la institución más preparada para defender la soberanía desde las costas y mares de México y garantiza poder enfrentar las amenazas de contrabando e introducción de droga a través de los puertos del Golfo de México y del Pacífico.

Pero lo más categórico fue la afirmación del jefe de los navales, Rafael Ojeda, en el sentido de que, “los puertos serán administrados por personal profesional y honesto”, lo que significaría que antes no había profesionalismo y honestidad por parte de quienes los administraban, Ahora, con la entrega total en forma oficial de las terminales marítimas de México a la Marina, su titular aseguró que no se militarizan como tampoco las escuelas náuticas.

El presidente, al parecer, reconoció: “nosotros tomamos la decisión de que la administración y operación de los puertos de México quedará a cargo de la Secretaría de Marina”.

Ojeda, al querer suavizar sus palabras en esa ceremonia que se llevó a cabo en Veracruz, dijo que los marinos náuticos y navales son personas profesionales y altamente preparadas para enfrentar estas tareas. “No somos improvisados”, afirmó. Pero, advirtió que habrá cambios sustentables para fortalecer la educación náutica.

En fin, aunque lo nieguen, sí se militarizan los puertos, como ya se hizo con las Capitanías de Puerto y con las Administraciones Portuarias Integrales (APIs), estas últimas, en julio de 2020 con un decreto del presidente López. Los marinos mercantes que, desde hace más de 6 años iniciaron una lucha sorda contra la militarización de la marina mercante, enmudecieron.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

nueve + diecisiete =