Gobernador Cuitláhuac García se apoderaría del Acuario del Puerto de Veracruz

0
213

Ciudad de México, 19 de mayo de 2022.- Doloroso, lastimoso y hasta infame, es lo que el gobernador de Veracruz, entidad del oriente sobre las riberas del Golfo de México, Cuitláhuac García, quiere hacer con el Acuario del Puerto de Veracruz.

Muy deplorable, porque se trata de una ofensa no solo a los veracruzanos, sino es para todos los mexicanos que, en alguna ocasión, durante su visita al puerto jarocho, acudieron a este hermoso Acuario en compañía de la familia.

Triste, porque este santuario acuático en manos del gobierno de Cuitláhuac García sería dentro de poco tiempo, hasta imposible su acceso para la gente de escasos recursos.

Vil, porque los gobiernos de la “Cuatrote” se han dedicado a adueñarse, a cualquier precio y violentando la Ley, de las empresas que, además de ofrecer diversión y entretenimiento –en este caso-, son muy bien administradas.

Por medio de una solicitud en Change.org., se pide la solidaridad del pueblo de México y firmar para que no pase a manos del gobierno de García la administración de este famoso lugar.

El Acuario de Veracruz se inauguró el 13 de noviembre de 1992 durante la administración del gobernador interino Dante Delgado y, hasta la fecha, ha funcionado sin corrupción al grado de convertirse en modelo de buena administración.

Es, prácticamente, una visita obligada del turismo nacional e internacional cuando se viaja al puerto veracruzano, ya que es el Acuario más importante de México y uno de los más bellos del mundo.

Este recinto marino ha sido administrado por un Patronato, conformado por miembros del sector privado y solo el gobierno estatal es parte, pero de esta sociedad de manera honorífica. Es decir, el gobierno federal y estatal no intervenía.

Ahora, al enterarse Cuitláhuac García de los ingresos que genera el Acuario, sin llegar un centavo a los bolsillos de funcionarios, se inventaron irregularidades en su funcionar. Prácticamente, los ingresos se dedicaban para su mantenimiento y autofinanciamiento a fin de no depender del gobierno.

Sin embargo, el gobernador de Veracruz inventó una infracción sanitaria y con lujo de prepotencia, se dio el atraco. Envió a sus sabuesos, al mando de Sergio Rodríguez, titular de la Procuraduría del Medio Ambiente, a clausurar el local.

Hasta el momento, salvo que intervenga una honesta y seria autoridad, el control del Acuario está en manos de Cuitláhuac, quien tal parece, ya se frota las manos para disponer de los millones de pesos que genera este centro acuático turístico que recibe la visita al año de más de 800 mil personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí