EE. UU. apoya a países afectados por la crisis alimentaria creada por Putin

0
27

ShareAmerica

Washington, D. C, 16 de mayo de 2022.- La guerra de Rusia en Ucrania ha provocado la huida de más de 5.7 millones de refugiados a los países vecinos, mientras que se calcula que hay 7.7 millones de desplazados internos en el país, según la ONU.

Una de las principales consecuencias de esta guerra es que, mientras el presidente ruso Vladimir Putin destruye granjas en Ucrania, personas de todo el mundo pasan hambre. Entre los más afectados se encuentran países de África y Oriente Medio que ya sufrían escasez de alimentos antes de la guerra contra Ucrania.

Estados Unidos anunció el 24 de marzo que está dispuesto a proporcionar más de 1,000 millones de dólares en asistencia humanitaria para Ucrania y los países que acogen a los refugiados. La ayuda estadounidense también apoya los esfuerzos para reducir el sufrimiento de la escasez de alimentos agravada por la guerra de Putin.

Los daños a la agricultura de Ucrania, que produce el 10% del trigo y el 15% del suministro mundial de maíz, están disparando los precios mundiales de los alimentos.

Desde el comienzo de la crisis en febrero Estados Unidos ha anunciado planes para proporcionar:

• Más de 670 millones de dólares en ayuda alimentaria a los países necesitados como consecuencia de la guerra de Putin contra Ucrania, entre ellos Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán y Sudán del Sur en el este de África, así como a Yemen.
• Más de 311 millones de dólares en ayuda de emergencia para la región de la cuenca del lago Chad y el Sáhel, donde el secretario general de la ONU, António Guterres, dice que los precios de los alimentos, impulsados por la guerra contra Ucrania, amenazan con empeorar el sufrimiento de millones de personas. La ayuda de Estados Unidos apoyará a 3.8 millones de personas e incluye arroz, cereales, aceite vegetal y alimentos especializados para el tratamiento de la desnutrición aguda.
• Casi 64 millones de dólares, a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, para alimentar a más de 740,000 personas en el Líbano, puesto que ese programa depende en gran medida del trigo importado de Ucrania.

“La decisión de Putin de librar una guerra insensata y brutal contra un vecino pacífico está provocando una asombrosa crisis alimentaria mundial”, dijo el 27 de abril la administradora de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), Samantha Power, al anunciar la asistencia a los países africanos. Esta aportación “nos ayudará a responder a las necesidades sin precedentes en países de todo el mundo que se enfrentan a una inseguridad alimentaria histórica”.

Las fuerzas rusas en Ucrania han destruido granjas, han bloqueado rutas comerciales en el mar Negro y han atacado infraestructuras que son fundamentales para el comercio.

El Fondo Monetario Internacional afirma que la guerra de Putin en Ucrania ha provocado un aumento de los precios de los alimentos en el África subsahariana, amenazando la recuperación económica de la región. “La guerra en Ucrania ha desencadenado un fuerte aumento de los precios de la energía y los alimentos que podría socavar la seguridad alimentaria en la región, elevar las tasas de pobreza, empeorar la desigualdad de ingresos y, posiblemente, dar lugar a disturbios sociales”, afirma el FMI al presentar sus perspectivas económicas regionales para el África subsahariana.

El grupo de observación de derechos humanos “Human Rights Watch” (HRW) afirma en un informe del 28 de abril que muchas naciones africanas que dependen de Ucrania para el trigo, los fertilizantes o los aceites vegetales están sufriendo escasez como resultado del ataque militar ruso a Ucrania.

“El aumento de los precios está agravando la difícil situación de millones de personas sumidas en la pobreza por la pandemia de Covid-19, lo que exige una acción urgente por parte de los gobiernos y la comunidad internacional”, afirma la investigadora de HRW, Lena Simet, en el informe “Ucrania/Rusia: Mientras la guerra continúa, se avecina una crisis alimentaria en África”.

La ayuda estadounidense recientemente anunciada se suma a los cientos de millones de ayuda humanitaria que Estados Unidos ha proporcionado para ayudar a las personas que sufren la guerra y la sequía en el Cuerno de África y Yemen. Una cumbre de la ONU el 18 de mayo recaudará fondos adicionales para que el PMA ayude a los países que sufren escasez de alimentos.

Las agencias del gobierno de Estados Unidos “están comprometidas a trabajar muy de cerca para aprovechar todos los recursos disponibles para mitigar los peores impactos de esta crisis de seguridad alimentaria”, indicó Usaid en un anuncio del 27 de abril sobre la financiación para los países del este de África y Yemen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí