Después de 12 años, Napoleón Gómez quiere utilizar huelgas inexistentes para sacar provecho personal

0
22

Carlos Pavón Campos, secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico “Frente”, acusó que las extintas huelgas de Cananea, Sombrerete y Taxco, que dejaron a cientos de trabajadores en el desempleo, fueron utilizadas por Napoleón Gómez Urrutia para su beneficio personal.

El también diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), alertó sobre un intento de Gómez Urrutia por reeditar esas huelgas, que en su momento ocasionaron graves pérdidas económicas para la economía del país y dejaron sin sustento durante cerca de 12 años a cientos de familias.

“Por lo menos intentará, como siempre lo ha hecho, sacar algo a las empresas. En este caso, ha prometido salarios caídos a los mineros, y es que Napoleón presentó en el Senado una propuesta de Reforma a la Ley Federal del Trabajo en torno a este tema. Gómez Urrutia juega de la manera más cruel con los trabajadores. Por ejemplo, a los de Cananea, los pocos que quedan, les dice que se les pagarán salarios caídos cuando sabemos que la huelga en esa mina ya fue declarada inexistente por las autoridades laborales”, apuntó Pavón Campos

Agregó que, en Sombrerete, Zacatecas, que depende casi exclusivamente de la minería, y en donde cientos de trabajadores, perfectamente reagrupados en otro sindicato, decidieron reabrir la mina, Napoleón Gómez ya interpuso un amparo para evitar la reapertura. “Tal parece que su intención es que no haya empleos en la zona”.

El también presidente de la Unión Nacional de Sindicatos Minero-Metalúrgicos y Metal-Mecánicos de México (Unasim) no descartó que Napoleón Gómez Urrutia, como senador intente otras artimañas en el caso de Cananea, a pesar de que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje declaró en 2010 terminadas las relaciones laborales entre Mexicana de Cananea y el sindicato que encabeza, resolución que fue revalidada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (Scjn).

“Conocemos a este personaje; un primer aviso es el anuncio de algunos grupos afines a Napoleón, quienes en noviembre del año pasado anunciaron su intento de tomar desde el primer minuto del primero de diciembre (con motivo del cambio de gobierno federal) las instalaciones de la mina Buenavista del Cobre, en Cananea”, sostuvo Pavón Campos.

“Son señales que, si no las tomamos en serio, pueden hundir aún más la economía nacional, en momentos que sigue pendiendo la amenaza de aranceles por parte de Donald Trump, no podemos reabrir otro brote que genere desconfianza entre los inversores”, expuso el diputado priista al agregar que las medidas de Napoleón Gómez Urrutia parecen más una sed de venganza en contra de algunas empresas mineras.

Recordó que aquellas huelgas pudieron solucionarse inmediatamente; sin embargo, desde Canadá era Napoleón Gómez quien echaba abajo cualquier intento de acuerdo.

Agregó que en aquel entonces, algunos compañeros de Cananea gestionaron acercamientos con diputados y senadores, incluso con la Secretaría del Trabajo se acordó pagarles a los trabajadores los salarios caídos (a causa de la huelga) y respetar las prestaciones, además de que se

solucionaron todos los puntos en materia de seguridad, que era el principal motivo por el que Napo llevó a la huelga a aquellas tres minas.

Recordó que, en el caso de Cananea, al día siguiente de las huelgas, la empresa se allanó, una medida que significa el reconocimiento de algunas anomalías y que por ley deben ser inmediatamente solucionadas.

“Todo iba por buen camino, incluso hubo una reunión, encabezada en aquel momento por el titular de la Stps, Javier Lozano Alarcón, y en la que asistieron funcionarios del sindicato y abogados de la empresa. Ya había acuerdo, faltaba solamente el visto bueno de Gómez Urrutia. Y, con una llamada echó abajo todo, pues empezó a exigir cien millones de dólares por supuesto daño moral y el levantamiento de las órdenes de aprehensión para él y su familia. Para los trabajadores, absolutamente nada”, sostuvo Pavón Campos.

Lamentó que Napoleón Gómez siga utilizando las amenazas de huelga en momentos en que México necesita más que nunca la mano de inversores y la creación de empleos. “A Napoleón le falta algo que nunca tendrá: sensibilidad laboral, por la sencilla razón de que nunca ha sido minero, no sabe lo que es estar doce años sin una fuente de ingresos, no sabe lo que es pisar una mina”, fustigó Pavón Campos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 6 =