30.8 C
Mexico
Saturday, October 1, 2022

De la Ciudad

- Anuncio -

Prerrogativas millonarias y Reforma Política del DF

¿Para qué tanto asesor en ALDF?

Ahora que desaparezca –de nombre- la Asamblea Legislativa del Distrito Federal -2018-, ocupará su lugar el Congreso Constituyente, gracias a la multicitada y vapuleada Reforma Política, que hasta en estos momentos nadie sabe para qué sirve, para qué servirá y en qué beneficiará a los capitalinos.

Pero, ya siendo ciudadanos de primera, todavía no sabemos a qué tenemos derecho y a qué no. Los “sabios” –bueno, al menos, se salva Cuauhtémoc Cárdenas-, empezarán a redactar el proyecto de una nueva Constitución, que millones de capitalinos esperamos no sea como el Reglamento de Tránsito, que está para llorar.

En tanto se define cómo seremos ciudadanos de primera, hoy, en la Asamblea siguen repartiéndose los millones de pesos, como antaño con Manuel Granados. En diciembre de 2015, los asambleístas, los 66 –incluyendo los de Morena-, recibieron la no despreciable suma de 7 millones 920 mil pesos en total, algo así como 120 mil pesos, cada uno, para organizar posadas, cenas navideñas y dar regalos, lo más sonado: el Día de Reyes, pero, ¡no estuvieron obligados a informar cómo usaron ese dinero público!

Esto, gracias a que la partida presupuestal carece de reglas de operación que definan el tipo de obsequios que pueden comprar, el precio y la cantidad, así como el padrón de beneficiarios. La desfachatez no tiene precio. El legislador panista Miguel Ángel Abadía se atrevió a reconocer que “sólo debemos comprobar que se gastaron los 120 mil pesos”. ¡Vaya cinismo!

Quien los saco a balcón fue la diputada de Morena Citlalli Hernández –acérrima enemiga de la diputada Elizabeth Mateos, del PRD-. Ella, sin pelos en la lengua aseguró que en diciembre (2015), recibió un cheque por la cantidad de 120 mil pesos. “Todos lo recibieron”, afirmó en una entrevista la diputada pejista.

Pero, se justificó (¿?) al decir que los de su partido ocuparon ese dinero para otras causas más provechosas (¿?). Dizque le dieron otro toque al dinero. Así como el diputado Mauricio Toledo, que regaló a los niños en Día de Reyes ¡licuadoras!

¡Ah!, pero el diputado -“Mesías” de la Asamblea-, Leonel Luna, como siempre, justifica lo que hacen sus “muchachitas” y “muchachitos”. Aseguró que el apoyo “millonario” para los diputados se entregó por medio de las prerrogativas que se obtienen de los impuestos de los ciudadanos.

Prerrogativas y corrupción

O sea, que hubo un apoyo a través de las prerrogativas para posadas, para cenas navideñas, juguetes, licuadoras para Día de Reyes, en fin, más para la imagen del legislador a costillas del erario público. ¡Así quién no!

Pero, ¿sabe que es una prerrogativa? Bueno, pues es, según como se quiera entender y utilizar. Por ejemplo, se define como un privilegio, regalía o exención que se concede a alguien por su situación o cargo. O también, la definen como una facultad que tiene una autoridad o alguno de los poderes supremos del Estado.

Entonces, con este privilegio, Adrían Ruvalcaba, del PRI, echó la casa por la ventana. Regaló más de mil juguetes en la Delegación Álvaro Obregón, concretamente en la zona de Jalalpa. Además, ofreció a los padres de familia que acompañaron a sus hijos, chocolate y Rosca de Reyes. Y, eso no es todo, en todas las fiestas de “Reyes”, hubo contratación de espectáculos como payasos y renta de inflables.

Su compañero de partido, Luis Gerardo Quijano, no se quedó atrás, en gastos. No se diga a los panistas –otra de las mancuernas de los perredistas-, como Miguel Abadía, Margarita Martínez Fisher y Lourdes Valdez, que tampoco se midieron en festejos y regalos. ¿Mucho gasto? Al fin que no era dinero suyo.

Y, sabe qué dijo el presidente del PRD-DF y diputado local, Raúl Flores, pues justificó la asignación de la partida presupuestal y aseguró que para eliminarla tendría que haber un consenso de todas las bancadas parlamentarias. ¡Qué fácil!

Se atrevió el perredista a decir que puede verse como un gasto inútil, pero “es bien cierto que hay una gran cantidad de gente que no puede acceder a estas tradiciones y también se usa con esta idea. Así entiendo que nació este tema de fortalecer las festividades. Al final, es una derrama económica, sé que puede ser controversial, pero eso es lo que tendría que darse, una discusión en ese sentido”. (¿?)

Aun así, el asambleísta Raúl Flores dijo que sería sano transparentar el destino de los recursos que fueron ocupados para la compra de juguetes, Rosca de Reyes y demás. ¿Palabras al aire?
También, la dirigente del PRI-DF y asambleísta, Mariana Moguel, se pronunció porque los recursos que se otorgaron para bicicletas, pelotas, juguetes, muñecas, figuras de acción y Roscas de Reyes, entre otros gastos más, deben transparentarse. “A lo único que están comprometidos los legisladores es a comprobar en qué gastaron”, dijo.

La diputada de Morena, Citlalli Hernández, entregó libros, juguetes, bicicletas y regaló rebanadas de rosca a niños de la Agrícola Oriental en la Delegación Iztacalco. Se justificó aclarando que “el evento tuvo el propósito de regresar a los ciudadanos parte de lo que ellos pagan con sus impuestos”.

Los delegados también se lucieron con dinero ajeno.

Lo más sonado, fue en la Cuauhtémoc (Morena), tras entregar copia de credencial de elector, padres de familia y niños recibieron un obsequio en la explanada delegacional. El delegado Ricardo Monreal encabezó la entrega de 3 mil juguetes.

Una vecina sacó a balcón a Monreal al declarar a la prensa que una coordinadora de la zona avisó que ese día -6 de enero- se entregarían juguetes y debían llevar una copia de credencial para votar por cada niño que llevarán.

En la Venustiano Carranza (PRD) se regalaron 13 mil 264 juguetes a igual número de niños de la demarcación. Para estos fines se autorizó un presupuesto de un millón 999 mil 666 pesos, se informó en su Gaceta Oficial.

Así, en otras demarcaciones fue la misma cantaleta: derroche de dinero público. No hay diferencia, PRD, Morena, PRI, PAN. Todos festejaron las fiestas de fin de año y Día de Reyes, a costa de la prerrogativa.

¿Para qué tanto asesor en ALDF?

Pese a la austeridad que se pregona en la Asamblea, se autorizó aumentar más del doble a sus asesores: la cifra pasó de 252 a 617. Esto, de acuerdo con un informe de la misma Asamblea. Los nueve partidos políticos cuentan con 365 asesores más que en la pasada VI Legislatura.

No hay documento que especifique el gasto por esta cantidad de ¿”aviadores”?, aunque, alguien por ahí hizo cuentas y se estipula que le cuesta al erario la “mínima” cantidad de 2 millones 312 mil 145 pesos mensuales. Según el tabulador de honorarios, el asesor que más gana llega hasta los 105 mil 360 al mes.

En una nota informativa, de un medio nacional, se especifica que los partidos que más asesores tienen son: Morena con 192; PRD con 172; PRI con 105 y Encuentro Social con 26. ¿Dónde quedó la austeridad?

Por cierto, en la Sala de Prensa de la ALDF todo sigue igual. Insistimos, se necesita un profesional de la Comunicación y de Relaciones Públicas. No improvisados o improvisadas. Desafortunadamente, no sólo en la ALDF existe un desagradable ambiente. Como profesionistas de la información, pedimos o pido respeto. Es mucho pedir, ¿señor Leonel Luna?

Más sobre Reforma Política, en la próxima entrega.
Correo: pumageneracion_1979@yahoo.com.mx

Acerca de Guillermo Pimentel Balderas
Ejerce el periodismo desde hace más de 36 años. Estudió Periodismo y Comunicación Colectiva en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Trabajó en varios medios impresos como reportero y, como Jefe de Prensa en dependencias e instituciones del Gobierno Federal. Es asesor de Prensa de organizaciones sociales y campesinas. Además, reportero y columnista en varios medios informativos.

- Anuncio -

Últimas Noticias

- Anuncio -

Artículos Relacionados

- Anuncio -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí