(Codics).- Más de 30 organizaciones sociales advirtieron que, ante la negativa a la participación ciudadana, la Constitución de la Ciudad de México será un «Frankenstein» que obligará, a partir de enero, a la «insurgencia ciudadana», pues la Asamblea Constituyente está secuestrada por los partidos políticos quienes buscan dividendos electorales rumbo al 2018.

Diferentes liderazgos del movimiento social, representado por el Frente Amplio Social Unitario (Fasu), Efecto Útil y Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (Comda), entre otros, señalaron que a pesar de tener interpuesto un amparo ante el Juzgado Décimo de Distrito en materia Administrativa por el derecho a la participación, es evidente que los constituyentes y partidos políticos se han apoderado de la Constitución como si fuera un «asunto privado».

Por lo anterior, Pilar Berrios, Cuauhtémoc Rueda Luna, Jaime García, Raúl Rueda Pérez y Edgar Avilés, anunciaron una serie de movilizaciones ciudadanas para los días 20, 26 y 30 de enero en la Ciudad de México.

Aclararon que de darse la «insurgencia ciudadana se prevé el cierre de, por lo menos, 30 puntos clave de la Ciudad de México en protesta por la falta de legitimadas, democracia y respeto a los derechos humanos de la Constitución que saldrá de manera exprés por intereses políticos.

Integrantes de otras agrupaciones como Asamblea de Pedregales Coyoacán, Asamblea de Vecinos Parque Reforma Social, Asociación en Defensa de Roma Condesa y Centro de Apoyo a la Organización Comunitaria, A.C., sostuvieron que la Asamblea Constituyente nunca ha garantizado la legalidad al haber violentado los procedimientos para aceptar propuestas ciudadanas.

Asimismo, otros grupos como Centro de Derechos Humanos «Fray Francisco de Vitoria, O.P.», A.C. y Centro de Estudios Sociales y Culturales Antonio de Montesinos, A.C., entre otros, insistieron en que no se ha respetado el derecho a la participación “en función de campañas electorales por lo que están elaborando documentos exprés acordes a los tiempos electorales”.

Pilar Berrios, miembro del Fasu, en donde se aglutina la Unión Nacional de Trabajadores, sostuvo que las supuestas audiencias terminan en ser trámites engorrosos donde las propuestas no son consideradas.

Tal es el caso, mencionó Edgar Avilés, que de las 18 comisiones que se crearon, sólo 3 hicieron audiencias públicas con ciudadanos a quienes les recibieron sus propuestas por lo que “no existe parlamento abierto pues existe control político rumbo al 2018.

Comentó que los constituyentes presentaron 97 iniciativas para conformar la Constitución de la Ciudad de México mientras que la ciudadanía presentó 118, pero únicamente se llevaron a cabo, para el análisis, 118 audiencias públicas y 7 sesiones de trabajo.

Insistieron en que de no ser tomada en cuenta la ciudadanía, tendremos un «Frankenstein», demandaron la creación de un parlamento ciudadano y advirtieron que habrá monitoreo constante del voto diferenciado de los constituyentes rumbo al 2018.

Asimismo, las organizaciones sociales de la Ciudad de México denunciaron que en la Asamblea Constituyente no se ha garantizado el derecho humano a la participación ni la transparencia de los trabajos como parte del Parlamento Abierto.

Sostuvieron que “es evidente que el vacío de legitimidad ha sido provocado por la Mesa Directiva de la Asamblea Constituyente, las Juntas Directivas de las Comisiones y quienes han coordinado a los grupos parlamentarios”.

Lo anterior, puesto que no han respetado el derecho a la participación y están permitiendo que los próximos tiempos electorales condicionen a una aprobación de la Constitución sin una adecuada discusión, agregaron.

Existen propuestas presentadas en los términos de los procedimientos previamente establecidos en la Asamblea Constituyente que no fueron consideradas para los dictámenes ni se convocó a quienes las presentaron para exponerlas.

También que hay prisa para concluir los trabajos de la Asamblea Constituyente que impide tener una discusión seria y plenamente democrática.

Ante esta falta de legitimidad hicieron un llamado a los constituyentes a velar por la legitimidad de la Constitución Política de la Ciudad de México, a hacer respetar el derecho a la participación y a no supeditar su discusión a los tiempos electorales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − nueve =