Cgtn: Educación, factor clave detrás de la campaña anticorrupción de China

0
11

Pekín, 6 de junio de 2021 /PRNewswire/.- China ha alcanzado logros notables en la lucha contra la corrupción desde el 18.° Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCC), celebrado en 2012. Se han tomado una serie de medidas para garantizar que los funcionarios «no se atrevan a ser, no puedan ser y no quieran ser corruptos». Además de castigar a los funcionarios corruptos y establecer sistemas para prevenir la corrupción, China ha hecho hincapié en el papel de la educación en su campaña anticorrupción.

«Para gobernar al Partido de manera integral y con estricta disciplina debemos enfocarnos no solo en estandarizar las sanciones, sino también en mantener la disciplina al pie de la letra», afirmó Xi Jinping, secretario general del Comité Central del PCC, durante la sexta sesión plenaria de la 18.ª Comisión Central de Inspección Disciplinaria (Ccid) del PCC en enero de 2016.

«Lo que es más importante, necesitamos guiar a las personas para que se desempeñen mejor y desarrollen a pleno el papel rector de los ideales, las creencias y la moral», agregó Jinping, quien también es presidente de China, citó un poema del pensador chino Gong Zizhen (1792-1841) para recalcar el mensaje: «Si no conquistas el ego, serás conquistado por el ego y no lograrás nada».

Aspiración original
Para ayudar a los funcionarios del PCC a conquistarse a sí mismos y lograr que «no quieran ser corruptos», los líderes del PCC los han instado en diversas ocasiones a permanecer fieles a la aspiración original y a la misión fundacional del PCC: buscar la felicidad para el pueblo chino y la revitalización de la nación china. En junio de 2019, se lanzó una campaña educativa a nivel nacional bajo el lema «permanecer fieles a nuestra misión fundacional» para reforzar el mensaje entre los 90 millones de miembros del PCC.

En una entrevista reciente con Cgtn, Alessandro Teixeira, economista brasileño y profesor de política pública de la Universidad de Tsinghua, destacó la importancia de la educación en la lucha contra la corrupción. Explicó que las sanciones y la disuasión no son suficientes para prevenir la corrupción. «Creo que se necesita un proceso educativo al respecto», expresó. «Resulta necesario educar a la sociedad».

«Creo que eso es lo que los chinos han estado tratando de hacer: tener educación en el campo moral, no solo para los funcionarios del Partido, sino para todo el pueblo», agregó.

Mayor conciencia pública
Desde el 18.° Congreso Nacional del PCC, los líderes del Partido enfatizaron una serie de conceptos populares relacionados con la lucha contra la corrupción, lo que indica su determinación de abordar este problema profundamente arraigado y fomentar un consenso social contra la corrupción.

«Se necesita de un buen herrero para hacer un buen acero», afirmó Jinping, citando un popular adagio chino, para explicar la importancia de fortalecer al Partido cuando se reunió con la prensa el 15 de noviembre de 2012, luego de ser elegido secretario general del Comité Central del PCC. Esto significa que solo actuando de manera honorable se puede esperar que otros también lo hagan. Este adagio se convirtió en un eslogan emblemático para instar a los funcionarios del Partido a que mantengan la integridad.

Otros conceptos anticorrupción incluyen abordar «las cuatro formas de decadencia» (formalismo, burocratismo, hedonismo y extravagancia); tomar medidas decisivas para mejorar la conducta de los funcionarios del Partido y del Gobierno (conocida como la «decisión de ocho puntos» del Comité Central del PCC); atacar a los «tigres» (funcionarios corruptos de alto rango) y aplastar a las «moscas» (funcionarios corruptos de bajo rango) al mismo tiempo y adoptar una postura de tolerancia cero contra la corrupción.

Estos conceptos, junto con los informes de los medios de comunicación sobre las investigaciones anticorrupción, han hecho que el público en gran medida tome conciencia del problema.

Fórmula de tres frentes
La educación es un aspecto importante de la fórmula de tres frentes de China para combatir la corrupción, a la par con las sanciones estrictas y el fortalecimiento del sistema.

En 2020, los órganos de inspección y supervisión disciplinaria de todo el país investigaron unos 618,000 casos de corrupción, lo que llevó a que 604,000 personas fueran sancionadas, según un informe del principal organismo anticorrupción de China.

China también ha estado fortaleciendo los sistemas destinados a la lucha contra la corrupción para «limitar el ejercicio del poder en una jaula institucional».

Una medida clave fue la reforma del sistema nacional de supervisión, en el que se establecieron comisiones de supervisión a nivel nacional, provincial, municipal y de los condados. Las comisiones pueden supervisar a todas las personas que trabajan en el sector público y ejercen el poder público, incluidas las que no son miembros del PCC y las que no trabajan en el Gobierno.

Todos estos esfuerzos han asegurado una victoria radical contra la corrupción. Junto con la cooperación internacional, más medidas en educación y la investigación en términos de la naturaleza de la corrupción gradualmente están convirtiendo a China en uno de los países líderes en la lucha contra la corrupción, afirmó Teixeira.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

9 + 20 =