Ciudad de México, 26 de marzo de 2020.- En estos tiempos de pandemia es urgente y necesario que se establezcan políticas públicas integrales para salvaguardar la producción de alimentos y la economía campesina.

Por lo tanto, pequeños y medianos productores excedentarios de todo el país demandaron al Gobierno de la 4T (Cuarta Transformación) una nueva política de comercialización, una mesa de diálogo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), aplicación de «Ley antimonopolios» y no a la importación de productos dumping.

Asimismo, consideraron indispensable que México inicie conversaciones con pequeños y medianos productores de maíz de Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Chihuahua y Veracruz, entre otros, que tienen producción de alta calidad y excedentaria, para generar mecanismos de apoyo como los que se establecieron en Sinaloa, Sonora y Tamaulipas.

Por medio de un comunicado la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (Anec), recordó que muchos de estos productores de maíz, de estas cinco entidades, tienen entre 5 y 30 hectáreas, muchos de ellos son de temporal y están comprometidos con incorporar prácticas agroecológicas y sustentables y que no son sujetos de apoyo del programa Precios de Garantía.

“Por lo tanto, propone lo siguiente:

1. Es urgente que Sader-Segalmex establezcan una nueva política de comercialización en beneficio de pequeños y medianos productores excedentarios de todo el país.
2. Urge que se establezca una mesa de diálogo entre la Sader-Segalmex con pequeños y medianos productores de maíz de todo el país de cara a la comercialización del ciclo agrícola Primavera/Verano 2020, en la que se defina un precio mínimo.
3. Aplicación de «Ley antimonopolios».
4. No a la importación de productos dumping”

Apunta que México, a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) presentó el “Programa de Apoyo a la Soberanía Alimentaria (Maíz)” que consiste en lo siguiente: Apoyar a medianos productores de maíz de Sinaloa, Sonora y Tamaulipas, alcanzar un precio de 4,150 pesos por tonelada, pagando el diferencial de lo que el mercado pague. Además, pretende beneficiar a alrededor de 20 ml productores con hasta 50 hectáreas de riego y 600 toneladas cada uno y, se estima cubrir 5.5 millones de toneladas de maíz blanco.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 − 2 =