Ráfaga: Intensa actividad cultural en México

0
20

Jorge Herrera Valenzuela
Twitter / Facebook

Ciudad de México, 15 de mayo de 2024.- Instituciones privadas, universidades y sociedades, junto con amantes de la historia desde la época precolonial hasta el presente, trabajan, contrarrestando la política gubernamental de restarles el apoyo a profesores, estudiantes, investigadores y científicos.

Nos encontramos en una etapa difícil para la promocional cultural. Este comentarista periodístico recabó información en varios puntos de la Ciudad de México, enterado, además, de los programas universitarios y de particulares en el interior de la República.

El diarismo impreso nos entrega testimonios de las inquietudes del medio intelectual, reflejadas en secciones especiales para la cultura. Hay mucho que comentar respecto a la recopilación de la cinematografía, realizada por la Fundación Carmen Toscano.

Los temas los abordaré más adelante, así como espero de Ustedes, respetables visitantes de esta página digital, sugerencias, comentarios y críticas que merezcan la difusión.

Convivencia por zoom
La modernidad en la comunicación permite, al borrar barreras geográficas, establecer diálogo entre las personas. En recientes años, “gracias a la pandemia”, se abrieron los caminos modificadores de usos y costumbres en la vida de millones de seres humanos.

Las computadoras y los teléfonos celulares unen a las personas, sin importar la distancia geográfica en que se encuentren. Para las nuevas generaciones tiene vital importancia la cibernética. Los adultos de la Tercera Edad también resultaron beneficiados, aunque tienen dificultades para la operación de los aparatos.

Bien. Comenzaré por comentarles que el doctor en historia y hombre de academia, Oscar González Azuela, decidió iniciar unos cursos en la Universidad de la Tercera. Después de breve temporada, cambió de rumbo.

Obtuvo una respuesta positiva de mujeres y de hombres interesados en saber más de la Historia Patria. Posteriormente, la demanda aumentó y se integró el programa semanal, con cinco grupos diferentes.

Cada día el grupo tiene diferente nombre, acordado por los alumnos y el maestro. Tlaloques, lunes. Martes, Navegantes. Alquimistas, miércoles. Jueves, Atlantes y Centinelas, viernes.

El Maestro González Azuela programó impartirlas de lunes a viernes, por zoom, de las 10:30 a las 12:00 horas; los jueves es de 9:00 a 10:30 horas por tener enlace con intelectuales de España, cronistas y escritores.

En este mes principió el cuatrimestre, el pasado 29 de abril (termina en agosto) y se abordará el tema del Porfiriato desde 1876, cuando por primera vez el oaxaqueño es presidente de la República, al no reconocer la reelección de Sebastián Lerdo de Tejada y también se autonombra presidente José María Iglesias, por ser ministro presidente de la Suprema Corte.

Ese ciclo de conferencias culminará con la renuncia de Porfirio Díaz, su autodestierro y el final de sus días en París, en 1915.

Los martes las conferencias junto con tiempo para preguntas y respuestas, tratarán lo relativo a la primera parte de la Revolución Mexicana. Desde el inicio de la intervención de Francisco I. Madero, el Plan de San Luis, el estallamiento del Movimiento Armado, la rebelión de los generales que origina La Decena Trágica y terminará antes de la Batalla de Celaya.

Muy interesante es el diálogo que se provoca los miércoles, tanto el doctor González Azuela como un nutrido grupo de damas y de caballeros porque abordan El México Contemporáneo. Opinan del proceso electoral y de la política presidencial intervencionista.

La lectura de las opiniones de diferentes columnistas es una sección para estar de acuerdo o no con lo que escriben Rafael Cardona, Enrique Krauze, Pablo Hiriart, Raymundo Riva Palacio y “Astillero”, Jesús Silva Herzog Márquez, entre otros.

Para los jueves el enlace es a partir de las 9 de la mañana, porque participan cronistas, escritores e historiadores de España, tocando temas que refieren las relaciones culturales y se hacen recorridos virtuales por poblaciones de ambos países.

En esas sesiones internacionales por México están Silvia Arredondo, Susana Avilés, María del Carmen de Valdés, María Guadalupe Cobos, María Elena Mancha, Irma Cristina Gómez Pruneda, Lourdes Medellín y Laura Cruz Remes, con ellas alternan José Luis Aragón Panes, cronista de Chiclana de la Frontera y Cádiz, así como el presidente honorario de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales, Antonio Luis Galiano Pérez.

La semana cultural del incansable profesor González Azuela se cierra, los viernes, cuando se habla del interesantísimo México Prehispánico. Conocemos las zonas arqueológicas de nuestro territorio, fuera de las tradicionales e internacionalmente conocidas.

Las pláticas son ilustradas con fotografías, grabados e ilustraciones relacionadas con el tema que se está tratando. También se organizan visitas a lugares. La más reciente fue a Tlatelolco, que, desgraciadamente, es un referente de hechos violentos. Nos cuentan de los personajes que estuvieron recluidos en la prisión militar, como Pancho Villa que se fugó de ella.

Slim, promotor cultural
El Centro de Estudios de Historia de México Fundación Carlos Slim, Cehm, es una institución que desarrolla una constante promoción de conferencias, a las que hay tanto con asistencia personal como por la vía del zoom. Agradezco a la señorita Susana Morales Feregrino su disponibilidad para mantenerme informado de la programación.

Ayer martes fue la presentación del libro “Monjas Benditas Entre la Tragedia y el Éxtasis”, cuya autoría es del doctor Manuel Ramos Medina, director del mencionado Centro, y la doctora Nora Ricalde Alarcón. Intervinieron además de ellos, la doctora Karen Mejía Torres y el doctor Raymundo Martínez García. Moderó la doctora Ana Rita Valero de García Lascuráin.

El evento tuvo lugar en el local del Cehm, con asistencia personal, ubicado en Plaza Federico Gamboa, 1, en Coyoacán. Frente a la Iglesia de Chimalistac.

Los miércoles, a las 12 horas, vía zoom, está programado un ciclo de conferencias en que se hablará de Hospitales, Hospicios y Conventos de Nueva España.

Hoy, Alan Rojas hizo una detallada narración de la historia del Hospicio de Santo Tomás de Villanueva. Construcción del Siglo XVIII, a unos metros de la Iglesia de San Hipólito, donde se venera cada mes a San Judas Tadeo.

La crónica señala que en un principio ahí estuvo una hospedería. En el siglo pasado fue conocido como el Hotel de Cortés y desde el 25 de octubre de 2020 es la sede del Museo Kaluz, ubicado en la Avenida Hidalgo y Prolongación de Paseo de la Reforma, frente a la Alameda Central, Centro Histórico, Ciudad de México.

Si Usted está interesado en las actividades del Cehm, diríjase al correo electrónico sm.archivo@cehm.org.mx

Recordando a los frailes
La Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, presidida por el sociólogo y académico Hugo Castro Aranda, dedicó el lunes y el martes de esta semana para organizar unas conferencias y recordar la llegada, hace 500 años, de los frailes franciscanos.

Ahí, en Justo Sierra 19, Centro Histórico, se nos dijo que los frailes fueron enviados a petición de Hernán Cortés, para evangelizar a los nativos de México Tenochtitlán y a los demás territorios de nuestro País.

Del grupo de los 12 misioneros, llamados apóstoles, los más conocidos fueron: Pedro de Gante, Bartolomé de las Casas, Vasco de Quiroga (Tata Vasco), Toribio de Benavente (Motolinía), Juan Pérez de Marchena y Diego de Deza, de estos dos últimos y los dos primeros citados, hubo estatuas en el basamento donde, por siglos, estuvo la estatua de Cristóbal Colón, en Paseo de la Reforma, en el D.F.

En una de sus clases, el maestro y doctor en historia Oscar González Azuela nos ilustró con la exposición de la obra realizada por Fray Bartolomé de las Casas, el defensor número uno de los indígenas. Por mi parte, comento que Fray Pedro de Gante fue el primero en enseñar español o castellano a nuestros ancestros.

Bicentenario de la Novena
Los millones de amantes de la música clásica y admiradores de la extensa obra del alemán Ludwig van Beethoven, no podían pasar por alto el 7 de mayo de 1824.

En esa fecha se escuchó, por primera vez, bajo su dirección la Novena Sinfonía, también conocida como La Coral, en el Teatro de la Corte Imperial de Viena (KÄmtmetorther), abarrotado como lo estuvo nuestro Auditorio Nacional, la noche del pasado martes 7.

El homenaje al compositor alemán al cumplirse 200 años de su compromiso con la Sociedad Filarmónica de Londres, quien le solicitó lo que sería la última sinfonía que produjo el maestro acostumbrado a “apoyar su oreja sobre la tapa del piano para sentir la vibración, mientras con su mano derecha recorría las teclas”.

Beethoven decidió vivir en Viena, sin abandonar totalmente su natal Alemania. Era “sordo de carácter irremediable”, según biógrafos. Totalmente perdió el sentido del oído y el día del estreno el público se entregó a él, de pie los cientos de personas lo aplaudían. Uno de sus músicos le hiso señales y el maestro volteó y percibió “algo” por los movimientos de las manos. Obvio no escuchó que lo vitoreaban a gritos.

Este año hubo eventos similares en varias ciudades de Europa, desde luego en Alemania, en París, Milán, Viena.

Mis corresponsales me informaron que en el Auditorio Nacional no quedó un asiento vacío. La ejecución de la Novena Sinfonía estuvo a cargo de los integrantes de la Orquesta Sinfónica de México, cuyo origen data de 1926 y aparece como impulsora la destacada amante del arte musical, Antonieta Rivas Mercado y el primero que la dirigió fue el recordado maestro Carlos Chávez.

El prietito en el arroz: a los empleados del Auditorio Nacional se les olvidó la alta temperatura que sufrimos y no prendieron el aire acondicionado.

Dato curioso. El día del estreno, Beethoven era lo que decimos “un manojo de nervios” y escribieron sus biógrafos que se tranquilizó al darse tiempo para que le arreglaran su abundante cabellera. Cosa de un genio.

Impresionante exposición
En el Palacio de Minería, allá por la antigua Calle Tacuba, frente al Museo Nacional del Arte, el pasado sábado fue inaugurada una extraordinaria Exposición Fotográfica titulada “Amor”.

El autor es David LaChapelle, que me dijeron es un “fotógrafo hiperrealista y productor director de videos especiales con Amy Winehouse, Madonna y Blink 182, entre otros.

Me platicó el ingeniero Edmundo Navas Hernández, asistente a la premier, que la exposición estará abierta, al público, hasta el mes de julio y en ella podrán apreciarse las magníficas impresiones como lo son las tituladas “Holy War” y “Rape of Africa.

Ambas fotografías, a color y ampliadas, son “críticas a las acciones bélicas e intervencionistas de Países Occidentales a Países Subdesarrollados”.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí