Círculos concéntricos del mundo global

0
579

Otra vez, mañana miércoles 3 de este mes, al igual que hace poco más de 20 años cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), organizaciones político sociales le echarán montón al nuevo tratado de este tipo, que ahora será con los países de la Cuenca del Pacífico.

Se trata del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) que México firmará con más de otra docena de naciones que bordean al Pacífico.

La firma será el jueves 4, en Nueva Zelanda, pero como entre este país asiático y México existen 24 horas de diferencia, aquí será miércoles 3.

La convocante a esta manifestación frente a la Embajada de Nueva Zelanda es un grupo de organizaciones sociales y ciudadanos de a pie que la semana pasada realizaron el Encuentro Internacional de Organizaciones Sociales en oposición al TPP, encabezado por la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productos Agropecuarios, A. C. (Anec).

En el 94 cuando se firmó el Tlcan, igualmente hubo oposición y hasta el Senado de la República tembló ese día, pero calló cuando uno de sus mejores senadores, el zacatecano Ricardo Monreal Avila, desde la tribuna senatorial expresó que si ese tratado perjudicaba a México “que el pueblo nos lo demande”.

Afuera del recinto legislativo, cientos de opositores se lanzaban contra la aprobación de tal acuerdo comercial.

Monreal Avila era priista, por supuesto; ahora es delegado en la Cuauhtémoc, a donde llegó cobijado bajo la bandera de Morena, partido político cuya paternidad está en el PRD y, en consecuencia, su abuelo es el PRI.

El Tlcan se aprobó y abrió la puerta para que México firmará otros tratados similares, cuyo eslabón más reciente será el TPP.

Ayer, como ahora, se esgrimen los mismos argumentos por parte de los opositores y se exponen los mismos beneficios por el lado de sus impulsores, aunque muy pocos de los habitantes del país tengan claro, mucho menos, conozcan esos tipos de arreglos comerciales globales.

Según la Wikipedia, “el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (Trans-Pacific Partnership) o simplemente Acuerdo Transpacífico (TPP), es un tratado de libre comercio entre varios países de la Cuenca del Pacífico que aborda una variedad de materias de políticas públicas.

Entre otras cosas, busca rebajar las barreras comerciales, establecer un marco común de propiedad intelectual, reforzar los estándares de derecho del trabajo y ambiental, y establecer un mecanismo de arbitraje de diferencias inversor-estado. Es considerado por el gobierno de los Estados Unidos como el tratado complementario a la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP), acuerdo similar entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Históricamente, es la propuesta de expansión del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (o Acuerdo P4), tratado de libre comercio firmado por Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur, el 3 de junio de 2005 que entró en vigencia el 1 de enero de 2006.

Desde 2008, otros países se sumaron para un acuerdo más amplio: Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam, aumentando el número de países firmantes a 12”.

Algunos otros expresaron, posteriormente, su interés en una membresía en TPP como Taiwan, Filipinas, Laos, Colombia, Costa Rica, Indonesia y Bangladesh. A pesar de la oposición inicial, China también se interesó en unirse al TPP.

México, como es sabido, en materia agropecuaria, no es un país cerealero, porque carece de grandes extensiones para el cultivo de granos; tampoco ganadero, lo que explica que se desmonten grandes extensiones para abrir terrenos a la manutención de hatos pecuarios; tal vez, forestal, pero esto no se ha valorado del todo.

Lo que sí es una realidad es que, al tener una ubicación geográfica intertropical, una de sus fortalezas es este sector, el cual fue determinante para la firma del Tlcan.

Ahora, el mundo se encamina a un menor consumo de carne y cereales, por razones ambientales y de salud; en cambio, se magnifican verduras, frutas y especies marinas, donde México mantiene una posición privilegiada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − 2 =