Alfa Omega: Germán Dehesa, Rosachiva y El Pancho, tierna narración

0
32

Jorge Herrera Valenzuela
Twitter / Facebook

Ciudad de México, 5 de julio de 2020.- “No soy un hombre guapo, pero si me dan cinco minutos para hablar, empiezo a serlo”, contestó el recordado Germán Dehesa a su doctor Leonardo Santerelli cuando éste simplemente le preguntó “¿eres un hombre guapo?”. “El Pancho”, su conciencia, terció para decir: “No eras físicamente muy agraciado, pero con un buen choro y uno que otro poema turbador decías: de que aflojan, aflojan. Échales rollo y ya verás”.

Este personaje el pasado 1 de este mes hubiese cumplido 76 años, pero se fue diez antes. Víctima de cáncer en el hígado. Estudiante de instituciones maristas, alumno y catedrático en la Unam. Partidario “a morir” de los Pumas. Escritor, dramaturgo, promotor cultural, conductor y actor de espectáculos musicales envueltos en sátira política. Y su mayor galardón: la columna que por años escribió, diariamente, para el periódico Reforma: La Gaceta del Ángel. La última se publicó el 31 de agosto de 2010.

Bien, pues en esta ocasión mi comentario se relaciona con un libro que apareció en el 2012. “El principio y el fin. Germán Dehesa y el fiel auriga”. Su autor un defeño que muy joven consiguió trabajar como chofer de Germán y al paso de 25 años de convivir con él, se convirtió en ángel de la guarda, en la conciencia y en alumno del columnista que pidió que sus cenizas fuesen esparcidas en el río Papaloapan, allá por Tlacotalpan.

Ese joven, hoy de 56 años de edad, se llama Francisco M. Galicia. Al incorporarse al grupo de colaboradores de Germán, por su carisma se ganó la simpatía de sus compañeros que lo llamaron “El Pancho” y por insistencias de sus compañeros decidió narrar lo que vivió durante veinticinco años con el periodista también de origen defeño. Y en el grupo estaba incluida una joven egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, Rosa Elvira Landazábal Arias. Era la asistente del columnista, del organizador de los eventos musicales, del dramaturgo. A ella por ser partidaria del equipo de fútbol Guadalajara la conocieron como Rosachiva.

Aunque “Rosachiva” no figura como autora del libro, creo que sí tuvo algo que ver y apoyó a El Pancho. Fue escrito con tal agilidad y sencillez que la narración, tierna la califico yo, no deja que el lector se detenga. Cada capítulo encierra sorpresas en torno a cómo fue la vida pública y privada del padre de Ángel, Mariana y Andrés, éste último su padre lo hizo famoso como “El Bucles”. Germán estuvo casado con la señora Concha Christlieb y con la señora Adriana Landeros. “Pero vaya obsesión tuya, Germán, de querer un tercer matrimonio”, escribió el joven Galicia.

Son muchos los pasajes anecdóticos que nos narra Francisco “El Pancho” y en que reitero intervino Rosachiva, por ello solo me referiré brevemente a dos o tres de ellos. Les sugiero que busquen el libro, no se van a arrepentir. Por ejemplo, cuando desde Madrid le avisaron a Germán que el 9 de mayo 2008 el Rey Juan Carlos I le entregaría “El IV Premio Don Quijote de Periodismo Rey de España”, el hombre estaba aún en el quinto sueño.

Germán invitó a sus colaboradores para que lo acompañaran, “nada más que cada quien paga lo suyo, ¿está bien?”. El Pancho escribió: “Yo acumulé una deuda que hasta la fecha sigo pagando a mi tarjeta “American Estress”, que “así se debería llamar, ¿no?”. El día de la ceremonia, narra el autor: “No estabas muy cómodo y lo que tenías es que se te estaban cayendo los pantalones. Recuerdo a María Luisa Arcaraz. En medio de toda la fiesta, de rodillas frente a ti, ajustando la hebilla de tu cinturón…Los dos estaban en una situación muy comprometedora. Hasta la Reina Sofía, que estaba cerca de la escena, no pudo evitar sonreír”.

En el camino hacia Tlacotalpan, cuando iban a cumplir el último deseo de Germán, sus colaboradores y familiares se detuvieron en la Universidad Veracruzana donde fue inaugurada la Biblioteca Germán Dehesa. Después llegaron al hotel y ahí “Rosachiva” le pregunta a “El Bucles” porque no dejaba la maleta Pierre Cardin que pesaba mucho. Mariana le contestó, en lugar de “El Bucles”: “¿Qué no ves que es del “muertito” y como están jugando las Chivas contra los Pumas la semifinal, me imagino que el difunto quiere enterarse del resultado”.

Termino con el agregado que hizo Rosa Elvira: “Siendo así dejemos que el de la maletita vea la victoria de la ¡Chiva linda!”. Andrés remató: “¡Qué te pasa!, por eso está aquí, para apoyar a los Pumas”.

Llamado de médicos militares
Los médicos del Hospital Militar nos hacen un llamado para que entendamos que en caso de poner fin al confinamiento, no significa que terminó la pandemia y que salgamos a la calle como si hubiésemos vuelto a la normalidad anterior al comienzo de esta crisis. “Esta pandemia termina cuando la vacuna esté lista y aplicada a toda o a la mayor parte de la población y se observe disminución importante de los contagios y muertos por Covid-19. No antes”.

En el texto que difundieron los facultativos militares, con la anuencia del titular de la Defensa Nacional, explican con detalle todo el tratamiento que recibe un paciente contagiado y específica “que las personas ancianas o frágiles” son las menos resistentes para recuperarse, mientras que los jóvenes pierden masa muscular en un 40 por ciento”.

Insisten los médicos en “que tomen en serio (las medidas sanitarias), ahora que se está volviendo a salir”. Señalan que es necesario atender la invitación para colaborar en que la pandemia llegue a una real y verdadera línea horizontal. Agradezco la colaboración de mi amiga y reportera Irma Landy Duarte Lisci.

Histórica sesión académica
El jueves pasado tuvo lugar la octava sesión académica de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, presidida por el licenciado Hugo Castro Aranda, dedicada a recordar el gobierno de don Venustiano Carranza Garza, en ocasión del centenario del artero asesinato del segundo presidente electo en el Siglo XX y el séptimo entre 1911 y 1920, sin incluir a los tres nombrados por los asistentes a la Convención de Aguascalientes entre noviembre de 1914 y octubre de 1915.

Esta conferencia virtual tuvo difusión en la República y también hubo asistentes en España. Comento que es histórica, porque dos expositores: Augusto Gómez Villanueva y Jesús González Schmal, precisaron puntos importantes del gobierno carrancista en el manejo de la política exterior. El coahuilense González Schmal apuntó que don Venustiano no hubiese firmado el T-MEC y recodamos su siempre posición firme, nacionalista, frente al prepotente Woodrow Wilson.

El abogado coahuilense con amplios estudios sobre los personajes de la entidad norteña, no ocultó su molestia porque este 2020, un año por cierto trágico hasta ahora, oficialmente fue decretado para ensalzar la figura de doña Josefa Ortiz de Domínguez, cuando, sin restar méritos a La Corregidora, debió ser Año Venustiano Carranza.

Por su parte, el actual Decano de los Políticos Mexicanos, el hidrocálido Gómez Villanueva, en agosto cumplirá 91 años, hizo una exposición muy precisa del desempeño del presidente constitucionalista, cuando el general Lucio Blanco y el coronel Francisco J. Múgica hicieron el primer reparto agrario en la Hacienda de los Borregos, en Tamaulipas. Habló de la neutralidad que México tuvo en el desarrollo de la Primera Guerra Mundial, pese a las presiones del presidente norteamericano W. Wilson.

También participaron en esta sesión académica el licenciado Julio Zamora Bátiz y otro coahuilense, el exgobernador Eliseo Mendoza Berrueto. En la próxima entrega haré el comentario referido a lo expresado por ambos. Los cuatro conferencistas tienen experiencia como legisladores y, tanto Zamora Bátiz como Gómez Villanueva, han sido embajadores

Doña Alma Elisa Reyes de Rizzo muy acertada en su tarea de moderadora y también estuvo presente el secretario general de la Smge, el maestro Oscar González Azuela.

El Injm hace 69 años
Uno de los grandes aciertos del presidente Miguel Alemán Valdés fue la creación de una institución dedicada a la orientación, capacitación de la juventud, al margen de la política. El 1 de julio de 1951 fundó el Instituto Nacional de la Juventud Mexicana, sin mayor aparato burocrático y nombró al licenciado Mariano Ramírez Vázquez como primer director general.

Se organizaron grupos de actividades culturales, entre ellos el grupo de periodismo; se integraron equipos de casi todos los deportes, en especial el excursionismo; visitas a industrias y se creó una bolsa de trabajo. Los encargados de dirigir esas tareas: el historiador y maestro Agustín Cué Cánovas, el profesor de educación física Porfirio Muñoz Ledo y el abogado Agustín Barrios Gómez Sr.

En el Injm se formaron artistas que llegaron al cine y al teatro, deportistas que lograron hazañas, hubo quienes se iniciaron en la tarea reporteril e hicieron la Revista Dinamismo que en 1954 recibió un premio nacional en un certamen periodístico sobre el Centenario del Plan de Ayutla. Muchas jóvenes se prepararon como secretarias, sin tener que pagar colegiaturas.

¡Ah!, se convocó a los afiliados a solicitar una beca para apoyarse en sus estudios. La beca consistió en 80 pesos mensuales, previa presentación de comprobante escolar y que el alumno tuviera mínimo 8 de promedio en sus calificaciones. Otro dato anecdótico, la credencial número 1 le fue entregada al estudiante de Leyes, Miguel Alemán Velasco, la número 2 a mi compañero de la Secundaria Diurna 14, José de Jesús Fonseca Villa y la 186 fue para este hoy comentarista periodístico.

P.D. Tres personajes, según la agenda de julio, murieron el mismo día, pero en diferentes años… En una de las 42,000 tumbas del cementerio de Montparnasse, en París, “descansan” los restos del general oaxaqueño y presidente de México, José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, para unos héroe y para otros un dictador. Falleció, en la capital francesa, el 2 de julio de 1915. Autodesterrado en mayo de 1911 vivió sus últimos años al lado de su esposa Carmelita Romero Rubio y de su hijo Porfirio. Ha sido el único presidente que tuvo el peso mexicano a la par de dólar norteamericano… El escritor y periodista estadounidense Ernest Miller Hemingway se suicidó el 2 del séptimo mes del año, cuando estaba por cumplir 62 de romántica vida. El autor de muchas novelas extraordinarias como “El Viejo y el Mar”, “¿Por quién Doblan las Campanas” y “Adiós a las Armas”, se quitó la vida disparándose un tiro con su vieja escopeta. Entre 1921 y 1961 Ernest tuvo cuatro esposas y procreó 4 hijos… El jueves 2 se cumplieron diez años de la muerte del ingeniero-arquitecto y escritor Armando Jiménez Farías, originario de Piedras Negras, Coahuila, autor del libro que se vendió por miles titulado “Picardía Mexicana”. La primera edición fue de 1960. Albures, chistes de todos colores, versos populares, dichos de la barriada y “el caló”, lenguaje usado por la policía y los delincuentes “no organizados”, recopilados durante años eran la aportación literaria de Armando, extraordinario amigo y fascinante conversador de cantina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 4 =