Vuelven caballos a ser protagonistas de la historia

0
23

Ciudad de México, 12 de enero de 2019.- La falta de gasolina en casi todo el territorio nacional, que se extiende ya por más de una semana, ocasiona que en muchos lugares del país se vuelva al uso de animales de tracción, como en la primera mitad del siglo pasado, para realizar labores cotidianas que usualmente se realizaban en vehículos automotores.

A la mente de las generaciones presentes vienen imágenes insólitas como las antiguas carretas, jaladas por caballos que circulaban por la Ciudad de México para recolectar algunos utensilios domésticos aún servibles para su reutilización o el reciclaje.

También era común (hasta hace unas cuantas semanas) pasear por las céntricas calles de Guadalajara, Jalisco, la segunda ciudad más poblada de México del occidental Estado de Jalisco, en Calandrias, una modalidad turística que consistía en carretas antiguas que arrastraban caballo, adornadas, ex profeso, para trasladar a los turistas por las céntricas avenidas de la llama Perla de Occidente.

Ante las quejas y la presión social de algunos grupos defensores de los animales y en respuesta a las exigencias de la nueva axiología que campea en todo el mundo, las Calandrias desaparecieron, aunque aún es posible ver algunas de ellas, pero sólo como dato anecdótico.

En la misma Ciudad de México, recientemente, se utilizó la policía montada, consistente en uniformados del orden y algunos elementos de la charrería nacional que cuidaban la popular Alameda Central, ubicada en el corazón de la metrópoli, y en las zonas agrestes de algunas municipalidades donde era difícil transitar en autos.

Ahora esas imágenes son de lo más común. No por razones turísticas o de tradición popular, sino por la falta de combustible en casi todo el territorio nacional.

“A falta de gasolina, caballo”: Alcalde de Yuriria, Guanajuato
Yuriria es una población pequeña, ubicada en el occidente del céntrico Estado de Guanajuato. Su nombre original es Yuririapúndaro, que en purépecha quiere decir: Lago de sangre, porque existe allí un pequeño lago artificial, creado durante la época colonial y sus aguas provenientes de un ojo de agua adquirieron en esa época un coloro rojizo.

Según nota informativa de Kathia Borbolla, del diario sinaloense El Debate, el munícipe de esta población guanajuatense, Salomón Carmona: «A falta de gasolina hemos recurrido al sistema de antes: la gente a caballo».

La información la dio a conocer a través de un video que circula en redes sociales y en el cual explicó que Yuriria también se ha visto afectada por el desabasto de gasolina, por lo que mantiene el combustible para ser utilizado únicamente durante emergencias.

Refirió que cuentan con la policía montada, a bicicleta, a pie y con motocicletas para vigilar las calles del municipio; 16 caballos, cuatro o cinco motocicletas, 6-10 bicicletas.

Carmona comentó que se trata de una emergencia nacional y Yuriria no es la excepción, por lo que tuvieron que buscar una estrategia para mantener la seguridad y la vigilancia en el pueblo, por lo que destacó que solamente trabajarán con «el sistema de antes» hasta que se regularice el abasto de gasolina.

El desabasto del combustible en México, existente desde hace algunos días afecta varios estados del centro de la República que han sufrido este problema tras el cierre de ductos para erradicar el huachicoleo, un término popular para designar el robo y posterior venta ilícita de gasolina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − cuatro =