Trabajar con socios para alimentar a refugiados en Uganda

0
26

ShareAmerica

Washington, D. C., 3 de agosto de 2022.- Uganda acoge a más de 1.5 millones de refugiados y solicitantes de asilo que huyen del conflicto y la inestabilidad en los países vecinos. Más de 71,000 refugiados de la República Democrática del Congo (RDC) y Sudán del Sur han llegado desde enero, sufriendo hambre y desnutrición.

Estados Unidos está colaborando con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) para alimentar a los refugiados en Uganda, como parte de esfuerzos de amplio alcance, para hacer frente a una crisis alimentaria mundial, incrementada por la sequía, la pandemia de Covid-19 y los conflictos.

El 15 de julio, Estados Unidos anunció más de 592 millones de dólares en asistencia humanitaria para África, incluyendo 21 millones de dólares en ayuda alimentaria de emergencia al PMA para Uganda.

“Las necesidades están aumentando y el @PMA está llegando a más de 217,000 personas con alimentos y suplementos nutricionales en las próximas semanas”, dijo Abdirahman Meygag, director del PMA en Uganda, en un tuit del 25 de julio. Agradeció a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usiad), así como a la Unión Europea y a Japón, su apoyo.

Otro tuit del PMA muestra docenas de sacos de 50 kilos de maíz que se dirigen a la región ugandesa de Karamoja, donde más de 500,000 personas pasan hambre y más de la mitad de los niños están gravemente desnutridos.

Financiamiento de Estados Unidos permitirá que PMA:

• Consiga 1,508 toneladas métricas de alimentos, incluyendo cereales y aceite vegetal, para una cantidad de personas que se calcula en 83,845.
• Continúe alimentando a 1.4 millones de refugiados en 13 asentamientos.
• Proporcione comidas calientes para miles de refugiados más y personas en busca de asilo que se espera que lleguen a Uganda en 2022.

La financiación estadounidense anunciada recientemente también apoyará las respuestas humanitarias a las crisis en el Cuerno de África, el Sahel y otros lugares, permitiendo a los socios ayudar a más de 7 millones de refugiados en África y a más de 25 millones de desplazados internos.

En junio, durante la conferencia “Unidos por la seguridad alimentaria mundial”, celebrada en Berlín, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, instó a los países a intensificar sus esfuerzos para proteger la seguridad alimentaria mundial.

Se calcula que 193 millones de personas se enfrentaron a la inseguridad alimentaria aguda en 2021, según las Naciones Unidas. Tras la nueva invasión rusa de Ucrania, otros 40 millones de personas en todo el mundo podrían verse abocadas a una grave inseguridad alimentaria y a la pobreza, según el Banco Mundial.

Rusia ha destruido granjas ucranianas, ha robado grano y ha impedido el transporte marítimo a través del mar Negro, aislando a uno de los principales productores mundiales de trigo y maíz y al principal exportador mundial de aceite de semilla de girasol.

Los refugiados y los solicitantes de asilo son especialmente vulnerables a la inseguridad alimentaria que afecta a África, sobre todo, en los países que dependen en gran medida de las importaciones rusas o ucranianas, según el Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Estados Unidos se ha comprometido a contribuir a acabar con el hambre y la malnutrición y a construir sistemas alimentarios más sostenibles, equitativos y resilientes en todo el mundo”, declaró recientemente la embajadora de Estados Unidos en Uganda, Natalie Brown.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí