1. “Frente a la escuela (Colegio Enrique Rébsamen) corría el rumor entre una multitud de que dos familias habían recibido mensajes de Whatsapp de niñas atrapadas entre los escombros. Nadie, sin embargo, podía asegurar que fuera verdad.

¿Aún había esperanza? Serrano (Pedro Serrano, médico, 29 años, rescatista) parecía cansado, pero dijo que los rescatistas seguirían intentando.

“Oímos un poco de ruido”, dijo. “Pero no sabemos si viene de arriba o abajo, de las paredes de arriba o de alguien pidiendo ayuda abajo”.

Las labores de búsqueda continuaron durante la noche. Camiones llenos de voluntarios armados con picos y palas recorrían las calles oscuras de la capital mexicana. De vez en cuando algunos rescatistas que estaban en la escuela pedían guardar silencio para intentar escuchar cualquier señal de vida.

Los voluntarios dejaron de pasar vigas de madera y cubos llenos de escombro y se quedaron quietos.

En silencio alzaron los puños en un gesto de esperanza, solidaridad y entereza”.

Este es el relato, una de las miles y miles de voces que, desde ayer, se obtienen en las redes sociales. Corresponde a un texto del Diario Digital Sin Embargo.

El Colegio Rébsamen, ubicado en la colonia Villa Coapa, al sur de la Ciudad de México, ofrece educación de Preescolar, Primaria y Secundaria. La población de esta zona capitalina es de clase media y media alta. Ayer sus tres pisos se derrumbaron dejando entre los escombros a estudiantes, maestros y personal administrativo.

Hasta hoy había reportes de 32 alumnos muertos y dos adultos. Otros 30 escolares los reportaban como desaparecidos.

2. En un centro de costureras, ubicado en las calles de Bolívar y Chimalpopoca, Colonia Obrera, en las orillas del centro de la Ciudad de México, unas 14 costureras habían muertos al derrumbarse el edificio donde laboraban.

Es un capítulo más de la tragedia que enluta a la Ciudad de México, similar a los muchos que se escribieron en 1985 cuando, a unas cuantas cuadras de este sitio, en la Avenida San Antonio Abad, 1,600 costureras, igualmente, fallecieron en los 800 talleres clandestinos donde laboraban, en pésimas condiciones de trabajo, salarios míseros y en edificios cuyas estructuras no estaban diseñadas para soportar el peso de las máquinas usadas para realizar los trabajos de las costureras.

La lucha de las costureras por crear un sindicato que las amparara fue heroico. Ganaron la lucha, pero, al parecer, sólo fue el inicio. Lo demuestran los hechos: 14 familias ahora, de nuevo, están de luto.

3. Un tercer capítulo podría escribirse sobre esta tragedia capitalina: Xochimilco.

Xochimilco se ubica en el sur de la Ciudad de México. Forma parte de la zona rural que sobrevive en la capital del país. Es mundialmente conocido por sus trajineras que recorren los canales para pasear a visitantes nacionales y extranjeros, quienes, a bordo de estas prehispánicas embarcaciones, saborean ricos antojitos mexicanos que se cocinan con productos que se cosechan en las chinampas, especies de jardines flotantes que se localizan en el lago y por cuyos espacios intermedios navegan las citadas trajineras.

Esta población, dividida en pueblos, barrios y colonias modernas, en los últimos años viene registrando una fuerte sobrepoblación que ha roto con los ecosistemas milenarios.

Santa Cruz Acapilxca y San Gregorio Atlapulco son dos de esos pueblos prehispánicos que resultaron siniestrados por el sismo del pasado martes. Unos estudiantes universitarios que acudieron en auxilio de los poblados de estos lugares atrajeron la atención de la sociedad que se había mantenido ajena a ellos por su distancia y porque jamás imaginó que también resultaran afectados por el movimiento telúrico, tanto como las céntricas y conocidas colonias Condesa, Roma, Del Valle, Narvarte y otras más del solar capitalino.

Registran 42 réplicas hasta esta mañana
Hasta las 7:30 horas de hoy 20 de septiembre se han registrado 42 réplicas del sismo de ayer, la mayor de ellas de 4 grados Richter la cual se produjo a las 13:38 horas, informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN). El movimiento telúrico principal que provocó importantes daños en la Ciudad de México, Puebla, Morelos y el Estado de México, entre otros, tuvo una magnitud de 7.1 grados en la escala de Richter, con epicentro a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, Morelos, y a 120 kilómetros de la Ciudad de México.

Moisés Contreras, especialista del Servicio de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), recordó que aunque ayer se produjeron reportes preliminares por movimientos en Puebla y en Morelos, en realidad fue uno solo producido por la subducción de la Placa de Cocos, que se encuentra por debajo de la placa Norteamericana.

“El hecho de que no se perciban habitualmente, no quiere decir que no haya sismicidad en la zona. En lo que va de septiembre ya se habían registrado 3 sismos de entre 3.5 y 3.8 grados”, comentó.

Xioly Pérez, directora del Servicio Sismológico Nacional, explicó desde ayer que este movimiento se produjo por un mecanismo de subducción y es diferente del registrado el 7 de septiembre, de 8.2 grados que afectó a Oaxaca y Chiapas, del cual se han registrado hasta el momento 3 mil 400 réplicas.

Por ello, el movimiento generado entre Puebla y Morelos, se considera un evento independiente, aclaró.

Leonardo Ramírez, especialista de Instrumentación Sísmica del Instituto de Ingeniería de la Unam, dijo que se estima que 12.4 millones de personas estuvieron expuestas al movimiento sísmico.

“Los daños que se pueden observar corresponden a zonas similares a las afectadas por el sismo de 1985 y algunas más al sur de la Ciudad. Es muy probable que la aplicación del reglamento de construcciones no se hizo de manera correcta en ninguna de las edificaciones afectadas y algunos de los edificios que ya estaban afectados, no se repararon adecuadamente”, sostuvo.

Walmart de México y Centroamérica se solidariza con México
Las personas que trabajamos en Walmart de México y Centroamérica sentimos profundamente las afectaciones derivadas del sismo ocurrido ayer para nuestros clientes, socios, asociados y la población, en general, dio a conocer la empresa.

Agregó: “Nos solidarizamos ante esta catástrofe y reiteramos nuestro compromiso con las familias mexicanas. Por esta razón, donaremos, a través de distintas instituciones gubernamentales, 40 millones de pesos que serán distribuidos en la Cdmx, Puebla y Morelos.

De igual forma, estamos entregando más de 300 toneladas con artículos de primera necesidad como sopas, leche, papel higiénico, agua, atún, café, artículos de rescate y curación, entre otros, a través de las Fuerzas Armadas, para los damnificados en albergues.

Instalamos centros de acopio en todas nuestras tiendas y clubes en los Estados de Puebla, Morelos y Cdmx y hemos convocado a nuestros voluntarios, clientes y socios a apoyar en nuestras tiendas y clubes para el armado de kits de apoyo.

A partir de hoy, en nuestros sitios Walmart.com.mx, Sams.com.mx y Superama.com.mx, los clientes y socios podrán comprar artículos de higiene, alimentos y limpieza pre-establecidos para donación y por cada compra, Walmart de México y Centroamérica, donará adicionalmente la misma cantidad a través de las Fuerzas Armadas.

Nuestro objetivo es ayudar a reparar el mayor número de daños para comenzar una pronta recuperación. Hoy, México necesita más que nunca una respuesta oportuna. Nuestro equipo de traslado está listo para ayudar”, comentó Mauricio Leyva, director general de Grupo Modelo y presidente de la zona Middle Americas de AB InBev”.

Las instituciones y entidades que requieran este traslado podrán dirigirse directamente con Marcela Cristo, directora de Sustentabilidad y Fundación Modelo en marcela.cristo@gmodelo.com.mx y con Sylbeth García sylbeth.garcia@gmodelo.com.mx

Walmart se suma a otras empresas, nacionales e internacionales; organizaciones civiles, gobiernos extranjeros y, sobre todo, a la población que, pese a los climas adversos, se mantiene en pie, dando la batalla para salvar alguna posible vida existente todavía entre los millones de toneladas de escombros que cubren gran parte de la Ciudad de México.

Censo de damnificados calle por calle y casa por casa
La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) entró en acción en la etapa posterior al rescate y se suma a la labor humanitaria en las entidades afectadas por el sismo del 19 de septiembre.

Una vez superada la emergencia, personal de las delegaciones de la Sedastu de diversas entidades se sumarán a las brigadas que comenzarán a recorrer calle por calle, casa por casa, para levantar el censo de evaluación de daños de las viviendas afectadas en la Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí