Ciudad de México, 16 de junio de 2022.- “Ni en contra ni a favor”, así se manifestó Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno en la Ciudad de México, al opinar sobre la sentencia de un juez federal de suspender de forma definitiva las corridas de toros en la capital.

Al parecer, está en segundo término este fallo legal y considera más importante que, “decidan los ciudadanos” si se prohíbe la “Fiesta Brava” en la Plaza de Toros Monumental México.

Pero… su Consejería Jurídica publicó que impugnará el amparo otorgado por un juez federal a favor de la asociación Justicia Justa para suspender de forma definitiva la “Fiesta Brava” en la Plaza de Toros Monumental México.

Sin embargo, la mandataria afirmó que esta impugnación de su gobierno fue realizada “por trámite” y que no continuará el proceso en contra de la suspensión dictada por el juez.

Justificó: “El juez se adelanta y hace una suspensión definitiva, pero de parte nuestra ya van a ser los propios privados, la propia Plaza de Toros, quien haga el proceso correspondiente”. Insistió en declararse neutral y reiteró en que debe ser decisión de los habitantes capitalinos. En fin, mejor le echó la pelotita al Congreso de la ciudad –con mayoría de Morena-, al considerar que “es una tarea” que le corresponde al legislativo y convocar a una consulta pública.

La autoridad capitalina y los empresarios taurinos tienen un plazo de 10 días para impugnar esta suspensión definitiva. Los expertos consideran que el pleito podría extenderse hasta octubre próximo y si no procede ninguna impugnación, la suspensión definitiva contra la Plaza México estará vigente hasta que el Poder Judicial de la Federación resuelva sobre las normas impugnadas. Inclusive, el caso podría llegar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo que la suspensión se extendería por más de un año.

La asociación Justicia Justa, al igual que otras diferentes asociaciones civiles, ha interpuesto amparos para frenar la tauromaquia en la Ciudad de México, pero esta es la primera vez que un juez federal otorga la suspensión definitiva de actividades.

Por su parte, en un comunicado, los administradores de la Plaza México señalaron que impugnarán esta resolución judicial. “La México, orgullosamente la plaza más grande del mundo,
confía en que la tauromaquia seguirá adelante proveyendo empleo y forjando nuestra entidad, siempre apegada y respetando los derechos y preferencias de cada persona y alejada de visiones individualistas que afectan nuestras tradiciones y valores culturales”.

Apenas, la Suprema Corte de Justica de la Nación (Scjn) determinó que las corridas de toros no pueden ser consideradas como patrimonio cultural. A propuesta del ministro Alberto Pérez Dayán, la Segunda Sala amparó a una organización civil e invalidó el decreto emitido en Nayarit en 2019 en el cual se declaraba la tauromaquia y pelea de gallos como parte cultural.

Sin embargo, durante la aprobación del proyecto, la Scjn aclaró que, si bien no se consideran patrimonio cultural, estos eventos no pueden prohibirse. O sea, que no hay ningún impedimento para su realización.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí