Los derechos de autor en EE. UU. protegen a los autores y preservan la cultura

0
23

ShareAmerica

Washington, D. C., 4 de enero de 2023.- La primera película de éxito de Alfred Hitchcock, una colección de Sherlock Holmes, canciones de Louis Armstrong y miles de otros clásicos publicados en 1927 son ahora liberados de los derechos de autor y puestos a libre disposición para que todo el mundo pueda adaptarlos y disfrutarlos.

Cada 1 de enero, la ley estadounidense de derechos de autor, que protege tanto el medio de vida de los creadores como el uso por parte de las generaciones futuras, libera un conjunto de cuentos, canciones y películas para uso público.

La liberación en 2023 de obras publicadas en 1927 incluye también la primera obra de misterio de los Hardy Boys, la novela de Virginia Woolf Al faro, la influyente película de ciencia ficción de Fritz Lang Metrópolis y la canción “I Scream, You Scream, We All Scream for Ice Cream” (Yo grito, tú gritas, todos gritamos por el helado).

Según Jennifer Jenkins, directora del Centro Duke para el Estudio del Dominio Público, también están entrando en el dominio público películas que abarcan la transición del cine mudo al sonoro.

Si bien entre las canciones que se liberan figuran éxitos de Broadway y estándares de jazz, Jenkins señala que sólo la música y la letra de composiciones del año 1923 son de libre uso, mientras que las propias grabaciones entran en el dominio público el año que viene.

El libre uso del arte y la literatura después de un período de tiempo determinado es un principio básico de la ley de derechos de autor de Estados Unidos, que trata de equilibrar el derecho de los creadores a obtener una compensación por su trabajo con la preservación de los artefactos culturales para que las generaciones futuras puedan usarlos y disfrutarlos.

Basado en la Constitución de Estados Unidos, el derecho de autor es una forma de ley de propiedad intelectual que protege las obras originales de autoría, incluidos poemas, novelas, canciones, arquitectura e, incluso, programas informáticos. Otras formas de propiedad intelectual son las patentes y las marcas, que protegen los inventos y los símbolos o eslóganes utilizados en publicidad.

Los dos aspectos principales de los derechos de autor: un periodo de derechos exclusivos, seguido de la posterior libertad de uso; incentivan a los creadores de distintas maneras. Mientras estén en vigor los derechos de autor, los autores pueden cobrar por su trabajo.

El gremio de autores, sindicato que representa a novelistas, poetas, historiadores y periodistas, afirma: “La protección eficaz de los derechos de autor es el eje de la autoría profesional; permite a los autores ganarse la vida escribiendo”.

Pero liberar la literatura de los derechos de autor aumenta la disponibilidad de viejas canciones e historias y permite su uso en nuevas creaciones. El destacado crítico literario Northrop Frye ha dicho: “La poesía sólo puede hacerse a partir de otros poemas, las novelas a partir de otras novelas”.

Como dice Jenkins “El dominio público es también un manantial de creatividad. El objetivo de los derechos de autor es fomentar la creatividad y el dominio público desempeña un papel fundamental en ello”.

Anuncio TD

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí