Linapro, A.C. homenajeó a madres mexicanas; las exhorta a recuperar los valores

0
102

Ciudad de México, 10 de mayo de 2019.- La labor de madre en una familia, donde se inculcan los valores que son la base para el desarrollo y progreso de la sociedad, no es una tarea sencilla en nuestros tiempos, sobre todo cuando se tienen, además, responsabilidades de trabajo profesional.

La vicepresidente de la Liga Nacional de Profesionistas, A.C. (Linapro), Silvia García Herrera, rindió un sencillo, pero emotivo homenaje a la madre, con el obsequió de la organización que preside Manuel Landeros García, de plantas de ornato como una forma de comunicación y fortalecimiento al valor del amor y cuidado al medio ambiente en familia.

La profesionista resaltó que la madre, como pilar fundamental del hogar, asume el compromiso y responsabilidad de educar a sus hijos con valores y principios universales de respeto, honorabilidad, honradez y reglas básicas de educación que desde casa se fomentan con el ejemplo.

Instalado un pequeño modulo, en Plaza de la República número 55, colonia Tabacalera, Alcaldía de Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, Linapro obsequió las plantas de ornato. Durante el evento, Silvia García señaló que en este mes de mayo cuando se celebra el Día de las Madres, “en mi carácter de vicepresidenta nacional de Linapro, A.C., saludo y felicito a todas las mujeres de México que tienen el privilegio y, a la vez, la responsabilidad de amar, educar y dirigir el destino de sus hijos. En este aspecto, afirmó, tenemos una importante tarea que cumplir”.

Acompañada de Carbajal Martínez, directivo de Linapro, subrayó García Herrera que la labor de madre en una familia, donde se inculcan los valores que son la base para el desarrollo y progreso de la sociedad; no es tarea fácil, pero con amor y paciencia, sí se puede.

Agregó que la madre como pilar fundamental del hogar asume el compromiso y responsabilidad de educar a sus hijos con valores y principios universales de respeto, honorabilidad, honradez y reglas básicas de educación que desde casa se fomentan con el ejemplo.

Esa labor cotidiana implica enfrentar todo tipo de situaciones que no pueden salirse de control; el amor de una madre, por naturaleza protectora, no implica tener a los hijos en una burbuja de cristal que los vuelva ajenos a la realidad que hoy vivimos, indicó.

Además, resaltó que fomentar esos valores es necesario brindarles a los hijos las herramientas y conocimientos que requieren para salir adelante con decisiones propias y, en su caso, puedan enfrentar situaciones difíciles, como personas bien intencionadas, para que acepten y reconozcan sus errores, como parte del aprendizaje y comunicación entre los miembros de la familia, que los puede ayudar a superar sus problemas.

Dijo que el hogar como un oasis de cariño, paz y armonía, contribuye a la formación y educación de los hijos para que puedan hacer realidad sus sueños teniendo como base la practica constante de los valores bien recibidos.

Puntualizó que “nuestros hijos nos necesitan presentes en sus vidas”, y que México nos necesita, por eso, “hagamos el esfuerzo de formar hijos responsables, amables, respetuosos y felices”.

Aseguró que con cariño y respeto se pueden implementar determinados límites, como base de una disciplina y orden que los ayude a lograr sus metas, porque el reconocimiento de los derechos que corresponden a los niños y adolescentes es correlativo a deberes y responsabilidades que son indispensable en la convivencia y formación de las personas.

Subrayó que la celebración del Día de las Madres es motivo para recibir con agrado y satisfacción las muestras de cariño, los besos y abrazos de nuestros hijos, sin desconocer la importancia de la responsabilidad que la madre debe asumir en su formación y educación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + quince =