Ciudad de México, 2 de mayo de 2019.- Empresarios de la Confederación Patronal Mexicana (Coparmex), uno de los mayores sindicatos empresariales de México, lanzó hoy un fuerte llamado a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México (Cdmx), Claudia Sheinbaum Pardo, para que termine con la ola delictiva que afecta a la población y que ya rebasó el ámbito meramente policiaco para inscribirse en el socioeconómico, al poner en la mira vida y bienes de los empresarios y la ciudadanía, en general.

En una especie de ultimátum le exigieron que, en el corto plazo presente una “percepción de que verdaderamente las cosas están cambiando en la capital”.

Lo anterior se dio tras una plática a puerta cerrada entre el secretario de Seguridad Ciudadana (SSC), Jesús Orta Martínez, y el presidente de Coparmex de la Ciudad de México, Jesús Padilla Zenteno, quien expuso que en este encuentro se trataron asuntos relacionados con la gran preocupación que existe en el sector empresarial por el significativo aumento de los índices delictivos en este ramo.

Relató que en todos los rubros ha crecido la inseguridad; sin embargo, el robo a negocio, a transporte de carga (mercancía), extorsión y el cobro de piso figuran en el repunte mayor, lo que lo convierte en un problema que va más allá de la delincuencia que existía en la Ciudad de México, anteriormente.

Señaló, además, que Jesús Orta ha reconocido las debilidades que existen en la propia SSC, por lo que se trabajará en la capacitación y fortalecimiento institucional para que, en un corto tiempo, se puedan entregar resultados positivos.

De acuerdo al programa de seguridad pública de la Ciudad de México se estima que la fuerza pública se reforzará con 8,000 elementos de seguridad y 2,000 patrullas con policías de proximidad para la atención inmediata de la ciudadanía y puntualizó que es necesario que la nueva administración reaccioné de manera rápida y firme de la misma manera como lo está haciendo el crimen organizado para hacerle frente a este desmesurado estado de indefensión al que se enfrenta la ciudadanía y el empresariado capitalino.

«La ciudadanía añora vivir como años atrás cuando poder circular por las calles, subirse al transporte público, andar en vehículos particulares sin miedo y que, en general, las familias lleven una vida sin contratiempos, era algo común y natural”, subrayaron los empresarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + doce =