Ciudad de México, 8 de diciembre de 2021.- Mexicanos Primero exigió a la autoridad educativa federal que escuche a las comunidades escolares para tomar decisiones en conjunto y que reconozcan el derecho de estudiantes, familias y maestros a participar activamente durante el proceso de reintegrarse a actividades presenciales.

Durante la presentación de Escucharnos, una publicación que conjunta los aprendizajes de conversatorios públicos y privados con maestros, estudiantes y familias de 22 estados del país y de 5 países de Latinoamérica, Laura Ramírez, directora de Activación en la organización, aseguró que la educación es un asunto de todos y no se puede pretender que sólo se involucre a las comunidades escolares en las fases finales de la implementación de una política, proyecto o actividad; dijo que enviar un video con instrucciones homogéneas directores escolares no es dignificar su labor como líderes escolares capaces de generar una estrategia basada en las necesidades de su comunidad.

“Escucharnos no es sólo un documento; recoge una visión que desde nuestra fundación hemos manifestado y que ya no queremos ni podemos dejar atrás: la visión de que no se puede hacer propuesta de política pública sin entender lo que pasa en la escuela. Sabemos que el caso particular no es siempre generalizable y menos en un país con tanta diversidad, pero las experiencias escolares deben ser parte central de cualquier estrategia para transformarlas.

Escucharnos, sostuvo, debe ser tomado como evidencia del sentir de las comunidades escolares y un ejercicio que debe repetirse durante el regreso presencial a las escuelas como un mecanismo pertinente y constante para tomar decisiones”.

Vanessa Martínez, directora de educación preescolar y maestra premio ABC 2011, explicó que durante el confinamiento los maestros fueron los testigos de las carencias a las que se enfrentan los estudiantes, de las situaciones familiares que aquejaron los hogares, la pérdida de empleos o incluso el duelo que aún experimentan muchas familias tras perder a un ser querido, así como también han constatado la grave pérdida de aprendizaje y el abandono escolar.

Afirmó que, por ello, las autoridades educativas deben tener conocimiento del estado en el que se encuentran las escuelas y de los factores que inciden en la postura de docentes y padres de familia para tomar decisiones, para evitar generalizaciones.

“La búsqueda de vínculos con los docentes debe tener un carácter prioritario, ya que lo que se vive en las escuelas probablemente es un mundo desconocido para quienes toman decisiones desde un escritorio”, agregó.

Por ello, David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, exigió a la autoridad dejar de hacer oídos sordos a la evidencia y la propuesta sobre aperturas oportunas y escalonadas, graduales y flexibles en las escuelas, evidencia y propuesta que, aseguró, “rebotaron en la alta barda de la indiferencia, del desdén por la ciencia… de golpe el presidente de la República se convirtió en el vocero de un regreso inmediato, apresurado y total sin consulta ni escucha”.

“La escucha en la educación en México ha sido, la mayor parte de las veces, simulada. Los agentes educativos son parte conectada del sistema y sufren las consecuencias de malas decisiones desde fuera de la escuela, pero no son partícipes verdaderos en buscar opciones; si las encuentran, es por apoyos de otros, por la iniciativa de personas que, por su cuenta y riesgo, no se conforman con lo que hay y se organizan para buscar alternativas.

Por ello, dijo, la exigencia es para que el gobierno federal escuche a las comunidades y atienda sus preocupaciones; que escuche a los jueces y cumpla con sus mandatos para dejar de incumplir los derechos de alumnos y maestros. Que escuche a la Comisión para el Regreso, que se formó en el Sipinna. Que deje de incumplir con el mandato de la Ley General de Educación y convoque ya al Consejo Nacional de Participación Social en la Educación.

Pero, principalmente “…que escuchen a los docentes, en sus demandas de vacunación, formación urgente para la recuperación socioemocional y académica, pagos pendientes y sistemas transparentes de reconocimiento y promoción; que escuchen a académicos, activistas y familias sobre la urgencia de focalizar las inversiones, de avanzar en serio en la conectividad y en la necesidad de concentrarse en los aprendizajes fundamentales, dejando de lado la práctica de sobrecargar las jornadas y dar tiempo para el encuentro personal, para lo lúdico, la creatividad y las actitudes cívicas”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí