Estados Unidos reinstaura sanciones contra Irán

0
22

ShareAmerica

El presidente Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán en el mes de mayo y dijo que Estados Unidos volverá a imponer sanciones a Irán tras un período de ajuste de 180 días. Ayer entraron en vigor las sanciones al sector automotriz de Irán, su comercio de oro y otros metales importantes y sus transacciones monetarias.

La segunda ronda entrará en acción el 5 de noviembre y reimpondrá sanciones en estos aspectos:

  • Los operadores de puertos y los sectores energético, de fletes y astilleros de Irán.
  • Transacciones de Irán relativas al petróleo.
  • Transacciones realizadas por instituciones financieras extranjeras con el Banco Central de Irán.

La ronda del 5 de noviembre también volverá a poner en la lista a cientos de individuos, entidades, naves y aeronaves que ya fueron previamente incluidos en las listas de sanciones.

“Estados Unidos está plenamente comprometido a hacer cumplir todas nuestras sanciones, y trabajaremos en estrecha colaboración con los países que tienen negocios con Irán para asegurar el cumplimiento pleno”, dijo el presidente el 6 de agosto. “Los individuos o entidades que no cumplan con reducir sus actividades con Irán se arriesgan a sufrir consecuencias severas”.

Su administración ha emitido 17 rondas de sanciones relativas a Irán, designando a 145 compañías e individuos, dijo el presidente. El 8 de mayo terminó la participación de Estados Unidos en el acuerdo nuclear con Irán porque el acuerdo no logró frenar completamente las ambiciones nucleares de Irán ni redujo sus otras actividades hostiles. El régimen iraní ha explotado el sistema financiero mundial para promover el terrorismo, apoyar a regímenes despiadados, desestabilizar la región y abusar de los derechos humanos de su propio pueblo.

Determinar responsabilidades de gobiernos y empresas
Según el acuerdo nuclear con Irán, denominado Plan de Acción Integral Conjunto, Estados Unidos y otros países, que firmaron el acuerdo, permitieron a compañías fuera de Estados Unidos hacer negocios con Irán y no enfrentar sanciones.

En el período entre el anuncio del presidente y las fechas de entrada en vigor de la restitución de las sanciones, los individuos y las empresas afectados deben reducir sus negocios con Irán o arriesgarse a ser sancionados.

“Entendemos que la reimposición de sanciones y la campaña de presión que se ejercerá sobre el régimen iraní supondrán dificultades financieras y económicas para algunos de nuestros amigos”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo, en mayo cuando anunció la nueva estrategia sobre Irán. ”De hecho, también supone desafíos económicos para Estados Unidos. Son mercados en los cuales también a nuestras empresas les interesaría realmente vender. Y vamos a escuchar sus inquietudes. Pero quienes hagan negocios prohibidos con Irán van a tener que responder por sus actos”.

Para el mes de julio más de 50 firmas internacionales habían anunciado su intención de salir del mercado iraní, particularmente en los sectores de energía y finanzas.

La administración ha advertido a los gobiernos y al sector privado de los riesgos de continuar haciendo negocios con Irán y ha reiterado que las medidas de Estados Unidos están dirigidas contra el gobierno iraní.

“Nuestras sanciones no se dirigen a los bienes humanitarios y nunca lo han hecho”, dijo un alto funcionario del Departamento de Estado en una sesión informativa en julio. “Nuestras sanciones presionan al régimen iraní para que cambie su conducta y no están dirigidas contra el pueblo iraní”.

La administración está trabajando con los aliados para presionar al régimen iraní a que logre un pacto nuclear que cierre todas las vías para un arma nuclear y aborde otras actividades malignas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × cinco =