ShareAmerica

Washington, D. C., 5 de octubre de 2018.- Después de que un terremoto de magnitud 7.5 y un tsunami arrasaran la isla indonesia de Célebes (Sulawesi) el 28 de septiembre, Estados Unidos comenzó inmediatamente a prepararse para ayudar.

“EE.UU. envía condolencias y apoyo a todos en Indonesia afectados por el terremoto y el tsunami del 28 de septiembre. Estados Unidos e Indonesia son socios estratégicos y amigos, y estamos listos para ayudar en los esfuerzos de asistencia”, dijo el 30 de septiembre Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos.

La Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional está enviando por vía aérea a Indonesia rollos de láminas de plástico de alta resistencia para proporcionar refugio de emergencia a más de 110,000 personas afectadas por el terremoto y el tsunami. Más de 1,550 personas murieron y más de 2,500 resultaron heridas en el desastre.

También en camino: tres aviones de transporte Hércules C-130 para apoyar la entrega de ayuda humanitaria de Usaid.

A los pocos días de la calamidad, los expertos estadounidenses en desastres se encontraban en la ciudad costera de Palu, cerca del centro del terremoto, evaluando los daños e identificando las necesidades inmediatas, trabajando en estrecha colaboración con las autoridades locales, el gobierno de Indonesia y las organizaciones humanitarias.

El terremoto y el tsunami desplazaron a más de 70,000 personas de sus hogares. El equipo de Usaid trabaja con el grupo World Vision (Visión Mundial) para proporcionar albergue de emergencia y otros suministros, incluyendo agua, saneamiento, mantas, paquetes de higiene y lámparas alimentadas por energía solar.

Empresas estadounidenses y grupos de negocios en Indonesia también se han unido para recaudar fondos y apoyo a los esfuerzos de auxilio.

El presidente Trump llamó al presidente Joko Widodo de la República de Indonesia el 2 de octubre para comunicarle sus condolencias y ofrecerle ayuda para las víctimas y sus familias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × tres =