ShareAmerica

Estados Unidos y Francia “están juntos para siempre en el espíritu de la revolución y la lucha por la libertad”, dijo el presidente Donald J. Trump luego de reunirse con el presidente francés Emmanuel Macron, durante un viaje a Francia para celebrar la fiesta nacional francesa.

El Día de la Bastilla es la fiesta nacional francesa y se celebra en conmemoración de la toma de la cárcel de la Bastilla, lo que con frecuencia se considera como el comienzo de la Revolución Francesa. La Revolución derrocó a la monarquía francesa y estableció la República Francesa. El festivo celebra los valores de la libertad, igualdad y fraternidad, que fueron proclamados durante la revolución.

“Cuando el pueblo francés se levantó y tomó la Bastilla el curso de la historia humana cambió”, dijo el presidente Trump.

La relación entre Estados Unidos y Francia se remonta a la Guerra de la Independencia de Estados Unidos cuando en 1778, Francia respaldó el esfuerzo de los colonos para separarse de Gran Bretaña y desde entonces se ha mantenido firme a lo largo de la historia. Hoy, Estados Unidos y Francia trabajan muy de cerca en temas políticos, económicos y de seguridad.

“Francia es el primero y más antiguo aliado de Estados Unidos”, dijo el presidente Trump. “Desde que el general Lafayette se sumara a la lucha estadounidense por la independencia, nuestros destinos y fortunas han estado enlazados juntos sin duda”.

Para celebrar esta histórica relación el presidente Trump y la primera dama Melania Trump fueron los invitados de honor en la ceremonia anual del Día de la Bastilla, en los Campos Elíseos. En la ceremonia de este año participaron soldados, marineros, pilotos e infantes de marina para conmemorar el centenario de la participación de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.

“Recordamos a las decenas de miles de soldados estadounidenses que dieron la vida en esa valiente y difícil lucha”, dijo el presidente Trump.

Durante su visita el presidente Trump se reunió con Macron para tratar sobre el conflicto en Siria y su colaboración para contrarrestar a Isis y otros temas relacionados al antiterrorismo. El presidente Trump también visitó la tumba del mariscal Ferdinand Foch, que fue el comandante supremo aliado al final de la Primera Guerra Mundial; el museo nacional militar de Francia y la tumba de Napoleón.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − diecisiete =