Estados Unidos ayuda a Egipto a preservar mosaicos con diseños de aves

0
25

ShareAmerica

Personas de todo el mundo viajan a Egipto y forman fila para admirar las imágenes de aves que fascinaron a los antiguos alejandrinos.

Los objetos históricos y culturales de Egipto siempre han sido un gran atractivo para los turistas y el lazo de asociación que existe hace tiempo entre la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y Egipto para preservar los tesoros nacionales de ese país ha contribuido a restaurar “la Villa de los Pájaros”.

Ubicada en la antigua ciudad portuaria de Alejandría, la villa grecorromana, cuyo origen se sitúa entre el 300 y el 50 a. C., abrió sus puertas al público en el año 2000.

Tras un meticuloso trabajo de excavación, las ruinas de la villa (descubiertas por un equipo de arqueólogos de Egipto y Polonia que todavía trabaja en el lugar) son un punto arqueológico fascinante.

Situada en el complejo Kom al-Dikka, que incluye un anfiteatro romano y los restos de un templo ptolemaico, la villa es famosa por los espléndidos mosaicos con temática de aves que adornan sus pisos.

Los mosaicos, que representan palomas, pavos reales, loros, codornices y gallinas pechiblancas, además de otros animales, fueron confeccionados con distintas técnicas decorativas del imperio romano, lo cual sugiere que la villa habría sido la residencia de una familia acaudalada.

Una subvención de Usaid, implementada a través de la organización sin fines de lucro Centro Estadounidense de Investigación en Egipto (American Research Center in Egypt, Arce), financió la conservación y restauración de los mosaicos.

“Usaid se enorgullece de trabajar con el Ministerio de Antigüedades de Egipto en la conservación de sitios que constituyen patrimonio cultural”, dijo Sherry F. Carlin, directora de la Misión de Usaid en Egipto. “El emplazamiento… es ahora un destino cultural clave que genera ingresos adicionales para Egipto”.

Allí donde pertenecen
Según Usaid, la conservación moderna hace hincapié en el valor de preservar los objetos de la antigüedad en su contexto, siempre que sea posible. Por ende, cuando se inició el proyecto de conservación, se construyó una estructura permanente sobre los mosaicos, que integró restos de arquitectura antigua.

Los mosaicos quedan así protegidos de las inclemencias climáticas, sin ser quitados de su emplazamiento original.

Poder apreciar los mosaicos allí, más de 2,000 años después de que se colocaron los diminutos azulejos, ayuda a los visitantes a imaginar cómo fue en su momento la Villa de los Pájaros, y la vida de sus ocupantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × uno =