Empresaria de Tanzania halla una oportunidad con los aguacates

0
21

ShareAmerica

Washington, D. C., 10 de noviembre de 2022 noviembre 2022.- Adelaide Mwasyoghe, de Tanzania, hace poco que se graduó de la escuela de ciencias empresariales y tenía planificado comenzar en abril de 2020 un trabajo en el sector del turismo y la hostelería. Pero al estallar la pandemia de Covid-19 la oferta de trabajo se perdió.

“Fue una situación horrible”, dijo Mwasyoghe, al recordar la desesperación que la impulsó a abrir su propio negocio de aceites de aguacate Orchard Avocado Oil, que evita el desperdicio de alimentos y ofrece una oportunidad para ella y para otros. “Yo estaba buscando cualquier trabajo, y no tenía experiencia”.

Pero a causa de los cambios económicos provocados por la pandemia, Mwasyoghe vislumbró una oportunidad. Los mercados para las exportaciones de Tanzania habían disminuido y el costo de hacer llegar los alimentos a los mercados con frecuencia superaba lo que los agricultores ganaban con las ventas. Mwasyoghe sabía que con frecuencia los aguacates pequeños no se vendían, dejando un sobrante incluso en tiempos económicos normales.

Aunque el abuelo de Mwasyoghe cosechaba aguacates y le enseñó a ella siendo niña como hacerlo, carecía de las destrezas y del capital para convertir en realidad su sueño de un negocio dedicado al aceite de aguacate.

Por medio de la Academia para Mujeres Empresarias (AWE), un programa del gobierno de Estados Unidos, Mwasyoghe encontró la capacitación y los contactos que precisaba para abrir su negocio. “Por suerte para mí, AWE no solamente es para mujeres que tienen empresas, sino también para aquellas que tienen ideas y sueños”, dijo.

Desde el año 2019, AWE ha equipado a más de 16,000 mujeres con los conocimientos, contactos y el acceso que precisan para iniciar o ampliar un negocio. Mwasyoghe es una de las 160 mujeres empresarias que se han beneficiado del programa en Tanzania, donde la academia AWE es gestionada por la organización asociada Selfina por medio de la embajada de Estados Unidos en Dar es-Salaam.

AWE incorpora el curso en línea denominado Dreambuilder de la Escuela Thunderbird de Administración Global de la Universidad Estatal de Arizona, que enseña a los participantes a evaluar sus ideas, crear un plan de negocios y manejar las operaciones diarias. Los mentores también ofrecen consejos basados en experiencias en el mundo real y adecuados a la economía local.

Luego de completar su curso en AWE, Mwasyoghe recibió una subvención de la Fundación de Estados Unidos para el Desarrollo en África (Usadf) para comprar una prensa para los aguacates. La asociación del Departamento de Estado de Estados Unidos con Usadf permite a exalumnas selectas de AWE recibir financiamiento para establecer sus negocios.

Actualmente, Mwasyoghe supervisa todos los aspectos de su negocio “Orchard Avocado Oil” de aceite de aguacate. Durante las cosechas ella viaja a las aldeas donde trabaja con los agricultores y se asegura de la calidad del producto. La compañía emplea dos trabajadores a tiempo completo, 20 trabajadores temporales y se asocia con unos 200 agricultores, de los cuales casi la mitad son mujeres.

Aunque su abuelo falleció antes de que Mwasyoghe estableciera su negocio, él pudo verla graduarse en la academia AWE y trabajar para alcanzar sus ambiciones”, dijo Mwasyoghe. “Todo ha sido posible debido a AWE y la subvención de Usadf”.

Una versión (en inglés) de esta crónica fue publicada anteriormente por la Oficina de Asuntos Educativos y Culturales del Departamento de Estado de Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí