EE. UU. descubre casas de almacenaje de los traficantes de personas

0
27

ShareAmerica

Washington, D. C., 16 noviembre 2020.- La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) está tomando medidas enérgicas contra el tráfico de personas, centrando sus esfuerzos en el rescate de los migrantes de los escondites.

Los escondites son lugares donde los tratantes de personas colocan a los migrantes hasta que pueden reubicarlos dentro de los países o a través de las fronteras.

«La actividad criminal asociada con los escondites crea un peligro y un riesgo para la salud de los residentes vecinos», dijo Matthew Hudak, el principal agente de patrulla del sector de CBP en Laredo (Texas), el 30 de octubre después del cierre de un escondite.

«Trabajando juntos, podemos hacer cumplir mejor la ley y proteger de Covid-19 y otras amenazas peligrosas a nuestra comunidad y a las comunidades de todo el país», dijo Hudak.

Los traficantes de personas suelen abandonar a los inmigrantes en los escondites durante muchos días antes de trasladarlos a un nuevo lugar. Con docenas de inmigrantes retenidos en pequeñas casas sin las debidas condiciones sanitarias, a menudo se desarrollan condiciones de vida peligrosas, especialmente durante la pandemia de Covid-19.

«Muchas veces, los contrabandistas extorsionan dinero adicional sólo para mantener su carga humana en condiciones pútridas e insalubres», dijo Kenneth Kroupa, agente supervisor de la patrulla fronteriza. Y después de que los contrabandistas los abandonan, los migrantes «no pueden escapar, porque a menudo están encerrados».

Kroupa describió escenas de docenas de migrantes, cansados después de viajar miles de kilómetros, metidos en pequeñas habitaciones sin agua corriente, electricidad o acceso a alimentos. Los contrabandistas dejan a los migrantes allí sin ningún contacto con el mundo exterior.

Entre octubre de 2019 y octubre de 2020, la CBP descubrió y cerró 397 escondites. Estaban situados a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, desde Texas hasta California, en ciudades como Yuma, Arizona y Laredo.

La CBP encontró más de 100 de las casas sólo en Laredo, y en Edinburg (Texas) descubrieron 141.

Con la propagación de Covid-19 por México y el sur de Estados Unidos, estas casas escondites se convierten en centros de la enfermedad, introduciendo el virus en grupos de migrantes y haciendo que las casas sean aún más mortíferas.

Estados Unidos trata de evitar que los migrantes terminen en escondites abordando las causas fundamentales. En junio, el secretario de Estado, Michael R. Pompeo, anunció 252 millones de dólares en asistencia adicional de Estados Unidos al extranjero para los países del Triángulo Norte.

“Esta asistencia favorecerá la seguridad nacional de EE.UU. y el objetivo del presidente de reducir la inmigración ilegal que llega a nuestro país”, expresó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 12 =