Ciudad de México, 9 de septiembre de 2021.- Mucho se ha hablado del exitoso sistema educativo en Finlandia. Siempre a la cabeza en la prueba Pisa (Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes), los finlandeses han desarrollado una serie de estrategias educativas que fomentan una instrucción de excelencia, a la par que desarrollan hábitos y habilidades que ayuden a los estudiantes a tener una adultez satisfactoria.

En las escuelas finlandesas se procura brindar una educación que promueve el bienestar y la seguridad de niñas, niños y jóvenes. Consideran que cubrir sus necesidades físicas, sociales y emocionales les dará el bienestar que requieren para tener un aprendizaje óptimo, mientras que apoyar conductas saludables y actitudes positivas desde la primera infancia llevará a una vida plena en el futuro.

De este modo, cuentan con estrategias para combatir el acoso escolar, se apoya a estudiantes de manera equitativa, se les enseña atención plena para mejorar su concentración y reducir el estrés, y se les brinda una educación basada en la ciencia de la psicología positiva donde aprenden a trabajar en equipo, se enfocan en el desarrollo de sus fortalezas y contribuyen así a su florecimiento personal y al de la comunidad. Además, en la educación superior se promueve la educación continua para que se mantengan actualizados en sus profesiones.

Pareciera que el modelo educativo finlandés está reservado a los jóvenes del norte de Europa; sin embargo, durante las últimas décadas se han impulsado modelos basados en el bienestar en diversas escuelas alrededor del mundo. Marc Light, director del colegio King David, en Australia, explica que enseñar inteligencia emocional y habilidades psicosociales tiene una explicación científica: nuestro cerebro está programado para reaccionar a las amenazas en forma de huida, lucha o congelación. Esto es importante cuando se trata, por ejemplo, del ataque de un animal peligroso, pero resulta poco útil cuando se está en medio de un examen o de una clase. Por tanto, si se educa en un ambiente seguro, donde el estudiante se sienta confiado en vez de amenazado, su rendimiento escolar será positivo y su cerebro estará relajado y dispuesto a enfocarse en el aprendizaje.

En resumen, las investigaciones permiten afirmar que el bienestar puede ser aprendido en el aula, se asocia de forma positiva con el aprendizaje efectivo, la productividad y el rendimiento, promueve el desarrollo de las fortalezas y avala la construcción de iniciativas destinadas a su aplicación en la comunidad educativa.

En México, el Tecnológico de Monterrey cuenta con el modelo Tec21, que permite a los estudiantes potenciar sus capacidades mediante técnicas como el aprendizaje basado en retos, donde resuelven problemáticas reales; tienen programas de estudio flexibles en los que estudian carreras con un nivel de personalización en función de sus pasiones e intereses; reciben el apoyo de profesores inspiradores y capacitados en los más innovadores modelos de enseñanza, y viven experiencias memorables y de acompañamiento que promueven el liderazgo y la autorrealización. Se trata de una institución con un modelo que cuida el bienestar integral de su comunidad.

Ejemplo de ello son las medidas que el Tec ha tomado a partir de la pandemia por Covid-19, entre las que destacan el modelo híbrido HyFex+Tec, en el que sus estudiantes pueden elegir entre clases remotas o formato híbrido, aulas con tecnología que combina presencialidad y virtualidad, cursos opcionales gratuitos para la reintegración a la nueva normalidad, “pausas de bienestar” para estudiantes de profesional y “unplugged day” para preparatoria, con los que se busca reducir el tiempo en pantalla y promover actividades que cuiden su bienestar integral, salud mental y emocional; brinda apoyo psicoemocional a través de la Línea TQueremos y ofrece espacios de reflexión como el conversatorio “Pregunta y Salva una vida”, que se llevará a cabo el 10 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio 2021.

La intención es fomentar y preservar el crecimiento de los estudiantes haciéndolos sentir seguros, acompañados, protegidos y pertenecientes a una comunidad que los considera lo más valioso. Esto ayuda a todos a prosperar y florecer en un ecosistema de bienestar.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dos × 5 =