Las 202 nuevas historias de estos alumnos se suman a las de aquellos que forman parte de las primeras generaciones, algunas como la de Gabriel Ochoa, quien de ser mesero en un restaurante de pollos ahora realiza investigación en biología sintética. Es el único habitante hasta ahora de la Sierra Tarahumara en lograr algo así en esta institución educativa.

Oliver Santos, de Acapulco, una de las regiones más agredidas por la violencia en el país, ahora estudia ingeniería mecatrónica y ha participado y ganado concursos en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa), además de haber participado en talleres en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

En total, las cuatro generaciones suman 744 de estudiantes talentosos que han obtenido una beca del programa Líderes del Mañana del Instiututo Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (Itesm). El programa es adicional al sistema de becarios regular de la institución, pero éste se caracteriza por la selección de estudiantes, de los cuales, no sólo se busca su talento y desempeño académico, sino, además, el compromiso social con su localidad y su proyecto para impactar en ella.

Durante la presentación de los 202 estudiantes que forman la cuarta generación de becados Líderes del Mañana, realizada en el Itesm, campus Monterrey, asistieron alumnos beneficiados de generaciones anteriores quienes relataron su experiencia y la trascendencia del programa que ha generado no solo su movilidad social, sino además en su familia y entorno. Al acto también asistieron directivos, padres de familia y donadores del proyecto, que el año pasado recibió 10 mil solicitudes de todo el país.

En esta convocatoria, las carreras más solicitadas fueron mecatrónica, biotecnología, ingeniería industrial y de sistemas, y negocios internacionales, entre otros. Los becarios pertenecientes a todas las regiones del país serán becados en el campus de su ciudad o en donde se encuentre la carrera elegida.

“Estos 202 alumnos nos demostrarán que, con las debidas oportunidades, por su mérito y talento, que no se necesita depender de dádivas ni privilegios, el talento no se puede frenar”, dijo en el acto, José Antonio Fernández Carbajal, presidente del Consejo del Sistema Tecnológico de Monterrey. “A nuestro país le urgen líderes, hombres y mujeres jóvenes, con fuertes raíces en sus comunidades, con la voluntad, conocimientos y compromiso para transformar sus comunidades”.

Fernández Carbajal agregó que la mejor inversión que se puede hacer es en la educación superior, puesto que tiene la mayor tasa de retorno para cualquier país. “Por cada peso invertido en su carrera profesional, los alumnos de Líderes del Mañana generarán un retorno de 48 por ciento anual promedio por el resto de su vida”, señaló, con base en un estudio realizado por esta casa de estudios donde hicieron un análisis en cada estado.

Dijo que los becarios pueden afrontar en la actualidad una “falta de liquidez”, pero que, con una oportunidad, construirán su futuro y propiciarán su desarrollo y el de sus comunidades.

Para mantener a estos más de 700 alumnos, el Itesm requiere de una inversión de 300 millones de dólares, cuyos recursos se han obtenido de las donaciones y patrocinios realizados a la institución, además de los montos recabados por el Sorteo Tec. Jorge Blando, director de este sorteo, refirió que desde la primera edición de Líderes del Mañana, los recursos recabados por éste se han destinado completamente al programa.

Líderes del Mañana ha becado a al menos un alumno en cada uno de los estados, excepto en Tabasco, refirió por su parte Claudia Sepúlveda, coordinadora de seguimiento del programa. “Pero esto no ha sido por falta de talento en el estado, sino porque tenemos que reforzar los esfuerzos para encontrarlos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 20 =