“Día D”: EE. UU. y Europa comparten un vínculo que perdura

0
15

ShareAmerica

Washington, D. C., 5 de junio de 2019.- Hace setenta y cinco años, el 6 de junio de 1944, el presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, se dirigió a los estadounidenses por radio. Habló de “un potente evento”. Hoy lo llamamos el “Día D”: cuando las fuerzas estadounidenses, británicas, canadienses y de la Francia Libre lanzaron el frente occidental contra las fuerzas de Hitler en Europa y contribuyeron a la derrota final de la Alemania nazi 11 meses después.

“Cientos de miles de jóvenes estadounidenses y de la Francia Libre se sacrificaron juntos para salvar a la civilización en su momento de mayor necesidad”, dijo el presidente Trump durante la visita del presidente francés Emmanuel Macron a Washington en abril de 2018.

Mientras las tropas aliadas escalaban los acantilados de Pointe du Hoc, Roosevelt dijo a sus oyentes que luchaban por “una paz que permita a todos los hombres vivir en libertad”.

El “Día D” ayudó a forjar un vínculo transatlántico que sigue garantizando la libertad de millones de personas. El secretario de Estado, Mike Pompeo, lo ha llamado “una asociación fuerte y duradera nacida de una historia compartida, valores y décadas de cooperación”.

La historia compartida forja un vínculo inquebrantable
La Segunda Guerra Mundial destruyó Europa. El secretario de Estado de Estados Unidos, George C. Marshall, dijo que la guerra dislocó “todo el tejido de la economía europea”. En su discurso en la Universidad de Harvard en 1947, Marshall pidió una política de Estados Unidos para combatir “el hambre, la pobreza, la desesperación y el caos”. “Su propósito”, concluyó, “debería ser la reactivación de una economía trabajadora en el mundo para permitir el surgimiento de condiciones políticas y sociales en las que puedan existir instituciones libres”.

Este fue el origen del Plan Marshall, en el que europeos y estadounidenses trabajaron juntos para diseñar un programa, financiado con 12,000 millones de dólares de ayuda de Estados Unidos, para ayudar a reconstruir lo que la guerra había dañado.

¿Y los resultados? Hoy, como ha señalado el secretario Pompeo, Estados Unidos y la Unión Europea disfrutan “de la mayor relación económica del mundo, que se traduce en millones de puestos de trabajo a ambos lados del Atlántico”.

El vínculo transatlántico también une a los aliados en una defensa común. En 1949, Estados Unidos, Canadá y 10 aliados europeos formaron la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan). Hoy en día, los 29 Aliados de la Otan se mantienen unidos colectivamente. “Promovemos la seguridad internacional, abordamos los desafíos globales compartidos y hacemos avanzar la prosperidad de todos nuestros ciudadanos”, dijo Pompeo. “Somos una fuerza para la paz y la democracia en el mundo”.

75 años
El 6 de junio, el presidente Trump y la primera dama Melania Trump celebrarán el 75 º aniversario del “Día D” en el cementerio americano de Normandía en Colleville-sur-Mer con el presidente Macron. El presidente y la primera dama asistirán previamente a una ceremonia del “Día D” con la reina británica Elizabeth II en Portsmouth (Inglaterra), la ciudad desde la que estadounidenses, británicos y canadienses organizaron su ataque sorpresa. Se calcula que en el “Día D” murieron, resultaron heridos o desaparecieron en combate unos 10,000 soldados aliados, entre ellos 6,603 estadounidenses.

Como dijo el presidente Trump a los Aliados reunidos en Varsovia en 2017, “Mientras conozcamos nuestra historia, sabremos cómo construir nuestro futuro. Los estadounidenses saben que una fuerte alianza de países libres, soberanos e independientes es la mejor defensa de nuestras libertades e intereses”.

“Nuestra libertad, nuestra civilización y nuestra supervivencia dependen de estos lazos de historia, cultura y memoria”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 3 =