Dar prioridad a problemas socioemocionales en regreso a clases presenciales

0
9

Ciudad de México, 8 de septiembre de 2021.- Después de 17 meses del cierre de escuelas, en las primeras semanas de reapertura y regreso a las aulas, la detección y atención de posibles problemas socioemocionales en niñas, niños y adolescentes debe ser prioridad, incluso antes de la nivelación de los aprendizajes, pues afectan e impactan directamente en el aprendizaje.

Mexicanos Primero dio a conocer la tercera parte de los resultados obtenidos de la investigación de campo “Equidad y Regreso”, en los que se muestra que, debido al confinamiento por la pandemia, se incrementaron los problemas socioemocionales en menores de edad. Más de 90% manifestaron tener miedo y 19.7% podría tener indicios de depresión, en un grupo pequeño, pero significativo, de una muestra nacional de 2,000 niñas, niños y jóvenes entre 10 y 15 años.

David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, enfatizó que lo socioemocional es primero; es condición para el aprendizaje cognitivo, pero es también aprendizaje en sí mismo. Más violencia y tensión implica menor aprendizaje.

“El regreso (a actividades en las escuelas) es un proceso, no el evento de un día. Así como el aspecto socioemocional fue el principal argumento del presidente (López Obrador) para empujar la apertura, debemos reconocer que los recursos, materiales, oportunidades y enfoques centrados en lo socioemocional corren el riesgo de quedarse en la sombra e irse empequeñeciendo.

“La evidencia, el enfoque de derechos nos hace decir: primero lo socioemocional. No es un contorno, no es un adorno, no es un complemento. La primera barrera al aprendizaje y la participación se vive en la dimensión socioemocional: la violencia, miedo, depresión, frustración, enojo, desánimo no dejan aprender y dejan una secuela de bajo aprovechamiento”, agregó.

Carlos González, investigador de la organización, explicó, en conferencia de prensa, que en el estudio, “encontramos familias que enfrentaron difíciles condiciones en lo económico y en la salud durante el confinamiento, hogares en los que se registró un aumento en la violencia y el maltrato, y se deterioró la convivencia familiar”.

Explicó que 35 de cada 100 estudiantes reportan no sentirse seguros en sus hogares y que los estudiantes de 10 a 15 años de escuelas públicas sienten tristeza, tienen discusiones y menor socialización con los adultos.

Datos obtenidos del ejercicio indican que 11 de cada 100 estudiantes han platicado menos que antes con los adultos que viven en su hogar, 35 de cada 100 estudiantes se sienten tristes de vez en cuando y 28 de cada 100 estudiantes reportaron que los adultos que viven en su hogar han peleado o discutido más o igual que siempre; finalmente, 15 de cada 100 estudiantes han realizado menos actividades como leer, jugar, ver televisión o comer con su familia. González destacó que las discusiones, peleas y el miedo afectan el desempeño de estudiantes, tanto en lectura como en matemáticas. Los recursos digitales que la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha ofrecido son insuficientes y dejan el peso de la responsabilidad en docentes y familias.

Marlene Gras, investigadora independiente, explicó que los problemas socioemocionales no se pueden atender en un simple taller o sólo en sesiones de meditación, sino que debe existir una ruta socioemocional que genere bienestar y resiliencia para todos quienes constituyen la comunidad escolar; presentó la Ruta-Escuela para la Educación Socioemocional, que es un recurso para usarse a lo largo de todo el ciclo escolar.

Con esta propuesta, disponible en www.rutaescuelasocioemocional.mx, se puede detectar el estado socioemocional de docentes y estudiantes para generar un plan de autocuidado personal; incluye un mapa de protocolos de atención, normatividad, experiencias educativas y acciones para la creación de espacios físicos y de interacción y también mecanismos para organizar coherentemente y priorizar las acciones hacia la educación socioemocional y su mejora continua, desde lo individual y como escuela.

Calderón señaló que las autoridades educativas han dado peso a la teoría con poca práctica en el tema emocional, ofreciendo a los docentes sólo un curso en línea e indicaciones genéricas en la Guía de regreso. Exigió que la autoridad demuestre congruencia, orden, planeación y diálogo; pidió inversión en la formación docente, privilegiando los talleres presenciales, el pago y despliegue de los asesores técnico pedagógicos, los especialistas de las unidades de apoyo y los maestros con función de tutoría; que se establezcan convenios con universidades y asociaciones para canalización y apoyo, tanto de docentes como de alumnos; que la autoridad ofrezca materiales secuenciados, basados en evidencia, como la Ruta; que se adopte el modelo de Conafe, y no sobrecargar con planes y programas; que se presente la información de infraestructura y regreso de alumnos para consulta pública; que se transparente el diálogo de la Comisión interinstitucional que comienza sus trabajos el 13 de septiembre y que incluye a Salud, DIF, Derechos Humanos, la representación de las familias y la sociedad civil.

“En resumen: lo socioemocional es lo primero. En los meses pasados, más niños y jóvenes murieron por suicidio que por contagio de Covid. Necesitamos todos centrarnos en el presente para funcionar más plenamente con seres humanos integrales; que con serenidad y flexibilidad podemos sentirnos sólidos, seguros, apreciados, escuchados, valorados”, comentó.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

quince − 5 =