Cómo evita la ayuda de Estados Unidos la ‘diplomacia de la trampa de la deuda’

0
23

ShareAmerica

Washington, D. C., 12 de marzo de 2019.- Los países prósperos del mundo gastan cientos de miles de millones de dólares cada año en “ayuda exterior”, pero la ayuda exterior puede significar muchas cosas.

La mayor parte de la asistencia de Estados Unidos, por ejemplo, cae dentro de estas categorías:

• Respuesta de emergencia y otras formas de asistencia humanitaria.
• Salud mundial, como programas para prevenir la propagación del VIH/Sida y otras enfermedades.
• Paz y seguridad.
• Buena gobernanza, mediante la financiación de medidas de rendición de cuentas, reforma judicial y apoyo a los derechos humanos.

Otros creen que los préstamos y la inversión empresarial también son formas de ayuda. Esto puede ser cierto, pero a veces los préstamos y la inversión tienen condiciones. Los préstamos deben ser devueltos. A veces un país pide prestado para construir infraestructura y los propios trabajadores del país donante obtienen los mejores trabajos de construcción y de otros tipos. Y la ayuda que no protege contra la corrupción puede perjudicar en lugar de ayudar a la nación receptora. Es por eso que algunos tipos de ayuda exterior equivalen a una diplomacia de la “trampa de la deuda”.

Evitar trampas de la deuda
Estados Unidos busca socios a largo plazo en lugar de deudores.

Investigadores del Colegio Universitario “William and Mary” descubrieron que la asistencia con préstamos no mejora el crecimiento económico. Y, señalaron, los países pueden tener dificultades para pagar los préstamos. Sri Lanka, por ejemplo, se vio obligada a ceder uno de sus puertos en un contrato de arrendamiento de 99 años a China cuando tuvo dificultades para pagar sus préstamos.

“El precio que se está pagando para reducir la deuda con China podría resultar más costoso que la carga de la deuda que Sri Lanka trata de reducir”, dijo N. Sathiya Moorthy, de la Fundación “Observer Research”, en una entrevista con el diario The New York Times.

Los receptores de la ayuda pueden encontrarse muy endeudados con un solo acreedor: más de la mitad de la deuda soberana de Kenia, por ejemplo, está en manos de China.

Incluso cuando un programa no está basado en subvenciones, Estados Unidos trabaja con los países para evitar la trampa de la deuda. La India, por ejemplo, está probando un enfoque audaz. Una iniciativa respaldada por Estados Unidos aprovecha el capital de inversionistas privados para mejorar la atención de la salud de 600,000 nuevas madres y sus bebés en la India. El proyecto, que tiene sentido económico para los hospitales implicados, es considerado el más grande y ambicioso de su tipo.

“Este es nuestro primer bono de salud e impacto. Estoy bastante seguro de que no será el último”, dijo Mark Green, administrador de Usiad, en el Foro Económico Mundial de Davos en 2018. “Es un paso adelante hacia un enfoque de la salud maternoinfantil más sostenible y cada vez más liderado por los países”.

¿Quién consigue los trabajos?
La ayuda no es realmente ayuda si se utiliza para contratar a trabajadores del país donante. Un ejemplo: Casi tres cuartas partes de los obreros que construyeron el Estadio Nacional Ombaka de Angola fueron importados de China. En Camerún, la mitad de los trabajadores de una importante reconstrucción portuaria procedían de China. No se capacitó a la población local en ingeniería y otras habilidades para puestos de alto valor en el proyecto. Incluso los puestos menos cualificados, como los conductores de camiones, eran ocupados por trabajadores chinos.

En contraste, considere cómo Estados Unidos estructuró el programa “Power Africa”. Es una verdadera asociación que trabaja para añadir 60 millones de nuevas conexiones domésticas y comerciales a la red eléctrica de África. Empresas privadas estadounidenses y de otros lugares proporcionan el financiamiento para construir los nuevos proyectos de electricidad, pero se contrata a trabajadores locales para que hagan el trabajo.

Osike Kenneth, de Uganda, dijo que trabajar en una planta solar ayudó a su familia a superar la hambruna de 2016. “Debido a que trabajaba en el proyecto solar, pude alimentar a mi familia”, dijo el joven de 24 años. Dos proyectos de “Power Africa” que llevarán electricidad confiable a Senegal deberían crear más de 68,000 puestos de trabajo y hacer crecer la economía en 400 millones de dólares, según estudios recientes.

El administrador Green celebró las asociaciones multidimensionales de “Power Africa” en un evento celebrado en marzo, destacando un proyecto de electricidad en Ghana. Las empresas General Electric y Endeavor Energy están construyendo la planta, que suministrará aproximadamente una quinta parte de la energía del país. Las agencias del gobierno de Estados Unidos están proporcionando asistencia técnica y financiamiento. ¿El resultado?: “Los ciudadanos están empleados, las comunidades están conectadas y Ghana está avanzando en su camino hacia la autosuficiencia y la prosperidad”, dijo Green.

Transparencia
Sin medidas anticorrupción, la ayuda puede crear distorsión económica, según James Roberts de la Fundación Heritage. “Refuerza los problemas que socavan el desarrollo sostenible en lugar de arreglarlos, incluyendo la corrupción”.

Es por eso que los programas de asistencia de Estados Unidos incluyen salvaguardas que permiten que se pueda seguir el rastro del dinero desde cualquier lugar.

El gobierno de Estados Unidos hace públicos todos los datos de sus programas desde 1946 a través del “Explorador de Ayuda Exterior”. Este “tablero” de la asistencia estadounidense presenta décadas de datos precisos en términos comprensibles. El gobierno de Estados Unidos también proporciona datos detallados sobre las transacciones de asistencia extranjera desde 2006 hasta el presente en el sitio web Foreignassistance.gov.

Geoffrey Chongo, de Zambia, dijo que la transparencia fue crucial para poner en marcha un proyecto de electricidad de 30 millones de dólares en una comunidad de 100,000 habitantes. Cuatro años después de obtener asistencia, el gobierno no había comenzado a trabajar. Los líderes de la comunidad se expresaron. “Se apasionaron por saber adónde había ido a parar su dinero. El gobierno tenía que responder”, dijo Chongo.

La transparencia también permite que los países coordinen sus esfuerzos para que la asistencia al desarrollo sea más eficaz.

Green dijo que todos los sectores, el público y el privado, si siguen las reglas y hacen lo que mejor sepan hacer, son clave para la prosperidad de todos. “Este es el momento de África, pero sólo si todos nosotros trabajamos juntos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =