Carrera para proteger patrimonio cultural de Ucrania

0
18

ShareAmerica

Washington, D. C., 29 de marzo de 2022.- Profesionales del arte y la cultura de Ucrania, Estados Unidos y todo el mundo se apresuran a salvar los lugares más preciados de Ucrania de la guerra no provocada de Vladimir Putin.

Los constantes bombardeos de los militares rusos sobre Ucrania han provocado un terrible sufrimiento humano. Las bombas han afectado a comunidades de toda Ucrania, matando a miles de personas y obligando a millones a huir.

“La situación de los museos y las instituciones culturales no difiere de la de los hospitales, las escuelas y las zonas residenciales; todos estamos sometidos a bombardeos”, declaró a la BBC Olesia Ostrovska-Liuta, directora del museo de arte Mystetskyi Arsenal de Kiev, la capital de Ucrania.

Los bombardeos rusos ya han dañado unas 25 obras de la artista popular ucraniana Maria Prymachenko que estaban almacenadas en el Museo Ivankiv de Kiev. Picasso la había calificado de “milagro artístico”. Otras 25,000 obras de arte quedaron expuestas a la nieve y la lluvia cuando otra bomba cayó cerca del principal museo de Kharkiv hace semanas, causando posiblemente daños irreparables.

Los ucranianos y otras personas de todo el mundo se han movilizado para evitar más daños. Ihor Kozhan, director general de uno de los mayores museos ucranianos, el Museo Nacional Andrey Sheptytsky de Lviv, declaró a Associated Press en marzo que recibe a diario llamadas de otras instituciones culturales europeas ofreciéndole ayuda mientras él y su personal se apresuran a preservar las obras del museo. Su personal pasó días encajonando las obras de arte para mantenerlas a salvo.

Proteger los monumentos, los lugares y el arte
En Odesa, el director del Museo de Bellas Artes de Odesa ordenó que se colocara alambre de púas alrededor del perímetro del museo para evitar su destrucción por parte de las fuerzas rusas invasoras. El museo contiene 10,000 obras, las más antiguas del siglo XVI. También están allí algunas de las obras más raras del mundo del artista vanguardista Wassily Kandinsky, que pasó gran parte de su infancia en Odesa.

En el centro de la ciudad, los voluntarios apilaron sacos de arena alrededor del monumento público del Duque de Richelieu, por si una bomba estallara demasiado cerca y la metralla resultante dañara el bronce.

En otros lugares, bibliotecarios, archiveros e investigadores participan en “Saving Ukrainian Cultural Heritage Online” (Salvar el patrimonio cultural de Ucrania en línea), que utiliza una combinación de tecnologías para archivar sitios y contenidos.

“Si perdemos nuestra cultura, perdemos nuestra identidad”, declaró al diario The Guardian, Lilya Onyschenko, directora de la oficina de protección del patrimonio del ayuntamiento de Lviv.

Uso de imágenes por satélite
El gobierno de Estados Unidos, educadores y ciudadanos están haciendo su parte.

Hayden Bassett, conservador adjunto de arqueología del Museo de Historia Natural de Virginia y director del Laboratorio de Vigilancia del Patrimonio Cultural del museo, ha ayudado a desarrollar una base de datos geoespacial de bienes culturales en Ucrania.

Expertos como Bassett, que estudian imágenes de satélite, están vigilando muchos lugares en el país, entre estos:

• Iglesias y catedrales.
• Mezquitas.
• Templos.
• Museos.
• Monumentos públicos.
• Cementerios.
• Centros de Arte.
• Archivos.
• Enterramientos.
• Sitios arqueológicos.

“Para los valientes ciudadanos ucranianos que salvaguardan físicamente su patrimonio cultural, lo que más se necesita es información: cuándo y dónde los bienes culturales se ven afectados o son vulnerables”, dijo a UVA Today.
Incluso, antes de la invasión de febrero, el gobierno ruso tenía un historial de intentar reescribir la historia de Ucrania, incluso en Crimea, donde la ONU describió el trato del gobierno ruso de los sitios culturales ucranianos como una barbarie.

Desde 2002, el gobierno estadounidense ha aportado más de 1.7 millones de dólares para apoyar 18 proyectos de preservación cultural en Ucrania. El apoyo lo proporciona el Fondo de los Embajadores de Estados Unidos para la Preservación Cultural, un programa de la Oficina de Asuntos Educativos y Culturales del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“El patrimonio cultural ucraniano es irremplazable y su daño o destrucción supondría una profunda pérdida para todo el mundo”, declaró la secretaria de Estado adjunta para Asuntos Educativos y Culturales, Lee Satterfield.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí