Así ayudó Estados Unidos a Togo a aumentar la generación de electricidad

0
10

ShareAmerica

Washington, D. C., 25 de abril de 2019.- Hace apenas 10 años, Togo dependía en gran medida de la electricidad de sus vecinos y sufría apagones frecuentes. Como resultado, el crecimiento económico y el desarrollo del país se vieron rezagados, lo que, a su vez, afecta a la salud, la educación y los medios de subsistencia de los togoleses comunes.

Hoy en día, el país está generando mucha más energía con una planta de 100 megavatios en Lomé, la capital del país, que funciona con gas natural y otros combustibles. Las inversiones fluyen hacia el país, generando puestos de trabajo y desarrollo, incluida la muy necesaria renovación de los puertos.

La apertura de la central térmica de Lomé en 2010 podría no haber sido posible sin el apoyo de ContourGlobal, una empresa de generación de energía que buscaba invertir en proyectos de infraestructura en mercados en desarrollo. Togo parecía un buen candidato, pero la empresa tuvo dificultades para conseguir financiación en mercados abiertos debido al riesgo percibido de invertir en Togo.

“Este proyecto fue uno de esos proyectos de hacer algo a lo grande”, dijo Joe Brandt, director ejecutivo de ContourGlobal en aquel momento. “Era audaz y las probabilidades eran arriesgadas”.

Así que en 2008 ContourGlobal se dirigió a la Corporación de Inversiones Privadas en el Extranjero (Opic) en busca de ayuda. Opic, la institución de financiamiento para el desarrollo del gobierno de Estados Unidos, apoya a las empresas estadounidenses que no pueden obtener suficiente financiación o seguro contra riesgos políticos del sector privado. Dos años más tarde, la central estaba en funcionamiento y la capacidad de generación de energía de Togo se había triplicado.

Al igual que otros programas respaldados por Estados Unidos, el proyecto de la central generó empleos y permitió el crecimiento de las economías locales sin cargar a Togo con una deuda excesiva.

La Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial calificó el proyecto de energía de Lomé como una de las 40 principales asociaciones público-privadas de los cinco años comprendidos entre 2007 y 2012.

La demanda de electricidad de Togo ha seguido creciendo y el éxito de la central térmica de Lomé ha creado un historial que ha permitido al país atraer inversiones en condiciones aceptables para los prestamistas. En noviembre de 2018, el gobierno firmó un acuerdo con el grupo Eranove, con sede en París, para la construcción de una nueva central eléctrica cerca del puerto que elevará la producción del país a 193 megavatios. La financiación provendrá del Banco Africano de Desarrollo, un prestamista multilateral, y de un banco privado regional, Orabank.

Una vez finalizado, se espera que el proyecto suministre electricidad adicional para el equivalente de 263,000 hogares togoleses y estabilice la red. Eranove, junto con otros, también está trabajando para desarrollar capacidad a nivel local por medio de asociaciones para la capacitación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − seis =