Aprovechar el éxito de la ONU

0
31

ShareAmerica

Washington, D. C., 17 de septiembre de 2022.- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha ayudado a países de todo el mundo a mejorar los derechos humanos, limitar la proliferación nuclear, negociar la paz y sacar de la pobreza a más de mil millones de personas.

El objetivo de Estados Unidos en la 77 ª Asamblea General de las Naciones Unidas, que se celebra del 13 al 27 de septiembre en Nueva York, es aprovechar el éxito de la ONU y ayudar a preparar a la institución para que haga frente a los desafíos del siglo XXI.

“Este es el momento de alinearse con una coalición amplia y diversa de países en una visión común para asumir los desafíos del mañana (en inglés), una visión que corresponda con los principios fundamentales de la Carta de la ONU”, indicó el 8 de septiembre, la representante permanente de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, al describir las prioridades de Estados Unidos para la reunión en Nueva York.

La delegación de Estados Unidos trabajará con los países miembros de la ONU para combatir la inseguridad alimentaria mundial, promover la salud y la seguridad sanitaria mundiales y defender la Carta de la ONU, dijo Thomas-Greenfield. El presidente Biden pronunciará un discurso en la reunión el 21 de septiembre.

Combatir la inseguridad alimentaria mundial
Estados Unidos está comprometido a hacer frente a la crisis alimentaria mundial, causada por el cambio climático, la pandemia de Covid-19 y los conflictos armados, incluida la guerra de Rusia contra Ucrania.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, copresidirá con la Unión Europea y la Unión Africana una cumbre sobre seguridad alimentaria el 20 de septiembre. El objetivo es avanzar las iniciativas mundiales para abordar la inseguridad alimentaria, incluso, a través de la hoja de ruta para la seguridad alimentaria mundial, que desde mayo ha sido firmada por 103 países. Los firmantes se han comprometido a tomar medidas concretas para hacer llegar los alimentos a las personas que más los necesitan.

La hoja de ruta fue establecida en mayo cuando el secretario Blinken presidió una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y una reunión ministerial para ayudar a impulsar una mayor acción colectiva sobre la crisis alimentaria.

Desde febrero Estados Unidos ha aportado más de 5,700 millones de dólares en ayuda de emergencia para la seguridad alimentaria a nivel mundial, incluyendo a países de África que sufren hambre y desnutrición extremas.

Promover la salud mundial
Altos funcionarios estadounidenses trabajarán con otros países para fortalecer la lucha contra la pandemia de Covid-19 y reforzar la seguridad sanitaria mundial.

El 21 de septiembre el presidente Biden será el anfitrión de la Séptima Conferencia de Reposición del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria. El gobierno de Estados Unidos ha contribuido al fondo con casi 20,000 millones de dólares desde 2002, más que cualquier otro país.

Durante la segunda mitad de la Asamblea General de la ONU, el secretario Blinken será coanfitrión de una reunión de ministros de asuntos exteriores para impulsar el Plan de Acción Global contra Covid-19. En febrero, Estados Unidos y sus socios internacionales establecieron el plan para hacer frente a la fase aguda de la pandemia de Covid-19 y reforzar la arquitectura de seguridad sanitaria mundial.

Esta iniciativa incluye:

• Incrementar el acceso a la vacunación contra Covid-19.
• Pruebas y tratamiento en todo el mundo.
• Apoyar a los trabajadores sanitarios.

La Administración Biden también ha designado 450 millones de dólares para un fondo de preparativos contra pandemias y para la seguridad sanitaria mundial, establecido recientemente por el Banco Mundial.

Apoyar la Cartas de la ONU
Estados Unidos está comprometido a defender la visión de la Carta de la ONU para mantener la paz y la seguridad, forjar la cooperación internacional y avanzar los derechos humanos, indicó Thomas-Greenfield.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha puesto a prueba los principios fundamentales de la ONU de soberanía, autodeterminación y resolución pacífica de los conflictos, afirmó Thomas-Greenfield. Al señalar que Rusia es un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, dijo que Estados Unidos se comprometerá con los seis principios para la conducta responsable de los miembros del Consejo, que incluye proceder de acuerdo a la Carta de la ONU, defender los derechos humanos y mejorar la cooperación, la inclusión y la transparencia.

“Debemos redoblar nuestros esfuerzos en el compromiso de un mundo pacífico y mantenernos aún más firmes en nuestros principios de soberanía, integridad territorial y paz y seguridad”, agregó Thomas-Greenfield. Invitó a todos los miembros del Consejo a asumir estos principios de igual manera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí