11 años de impunidad en asesinato de activista Carlos Sinuhé

0
176

Ciudad de México, 1 de noviembre de 2022.- Víctor Rogelio Caballero Sierra, del Colectivo Aequus Promoción y Defensa de Derechos Humanos, dijo a este reportero que en días pasados llevaron a cabo una marcha y rueda de Prensa en la Torre de Rectoría en Ciudad Universitaria, Unam, con motivo del aniversario 11 de la ejecución extrajudicial de Carlos Sinuhé Cuevas Mejía y en la cual se denunció impunidad por parte de autoridades universitarias y del Estado; así como una Fiscalía capitalina que oculta y demora las investigaciones.

Lamentó que como en la enorme mayoría de los hechos de violencia de Estado, los colores partidarios que ocupan los cargos de gobierno y fiscalías no han generado un cambio en materia de justicia pues el encubrimiento y la dilación son permanentes.

Recordó que la noche del 26 de octubre de 2011 se materializó el esquema de hostigamiento y amenazas recibido por Carlos Sinuhé Cuevas Mejía durante varios meses, pues, además de haber sufrido persecución por el aparato de seguridad impuesto por las autoridades universitarias, estigmatización en su condición de activista (llamándolo “infiltrado”) y seguimiento por parte de personas que hoy sabemos están vinculadas a los aparatos represivos del Estado mexicano, después de haber salido de Ciudad Universitaria fue alcanzado hasta la comunidad de Topilejo, donde fue ultimado con armas de uso exclusivo del ejército.

“El ejemplo es claro, a pesar de que la Recomendación 2/2018 de la CdhCdmx estableció que se creara un Grupo Especial de Expertos Independientes para que revisaran el curso de las investigaciones, además del burocratismo impuesto por la Fiscalía de la Ciudad para la realización de los trabajos de dicho grupo, ésta misma institución hizo hasta lo imposible porque los resultados de dichas investigaciones quedaran bajo reserva, dizque para no afectarla”.

Agregó que la enorme carga política y de criminalización desplegada en el caso por los primeros investigadores propició la pérdida de pruebas e indicios que pudieran revelar la verdad y, sobre todo, la intervención de agentes del Estado en la ejecución de Carlos Sinuhé. Se sospecha de aquellos que son integrantes del ejército.

“No olvidemos que en el momento en que Carlos fue ejecutado había presencia policial en el lugar. No olvidemos que personal de la entonces Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, hoy sigue en las nóminas de la Unam. No olvidemos que integrantes del Ejército, matriculados como estudiantes de la FES-Cuautitlán, hicieron seguimiento a Carlos”.

Recordó que hoy, la impunidad surge no solo por la impericia y la ineptitud de policías y ministerios públicos, sino que, además, también se presenta a partir de instrucciones claras de personajes de las más altas esferas del poder en México, en las que se incluyen, por supuesto, el Ejército”.

Después de recibir una disculpa pública por las violaciones en la investigación del asesinato de Carlos Sinuhé, su madre María de Lourdes Mejía aseguró que esto no debe cerrar el caso, pues el asesinato de su hijo sigue impune.

Este caso tiene más preguntas que respuestas: ¿Quién dentro de la universidad se benefició con su ejecución? ¿Quién dentro de los diferentes gobiernos que han tenido a su cargo las investigaciones tiene un poder tan grande para prolongar por tanto tiempo la impunidad?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí