Inesperadamente, la Academia Sueca del Premio Nobel otorgó este año el galardón al presidente colombiano Juan Manuel Santos. Tradicionalmente, este reconocimiento universal es de los últimos que se anuncian, casi al final, al igual que el de Literatura.

Ahora no sucedió así. Indiscutiblemente, tiene una connotación de tipo político, porque se le otorga a unos cuantos días de que perdiera el plebiscito sobre la paz en su país, con un margen mínimo que sumó 50.21 votos en contra y 62 por ciento de abstencionismo, lo que rechazó tal propuesta para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) dejaran las armas.

El Comité Noruego del Nobel dijo que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz “por sus decididos esfuerzos para llevar a su fin más de 50 años de guerra civil en el país”.

Precisó que “el premio también debe ser visto como un tributo al pueblo colombiano, quien, pese a las grandes adversidades y abusos, no perdió la esperanza de una justa paz, y a todas la partes que han contribuido al proceso de paz. Por último, si bien no menos importante, este tributo es también para los representantes de las incontables víctimas de la guerra civil”.

“Recibo este premio en nombre del pueblo colombiano que ha sufrido tanto esta guerra. Estoy agradecido y abrumado”, indicó Santos, al conocerse la decisión del Nobel. “Estamos cerca de un acuerdo final, solamente tenemos que perseverar en esta etapa final por las víctimas de la guerra”, agregó.

En el anuncio oficial realizado en la Casa de Nariño, Santos declaró: “Colombianos, este premio es de ustedes. Lo recibo, en especial, en nombre de las millones de víctimas que ha dejado este conflicto que hemos sufrido”.

Con este premio se “desea alentar a todos aquellos que están luchando para conseguir la paz y la reconciliación”, aseguró Kaci Kullmann Five, presidenta del Comité Noruego. Por su parte, el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, señaló vía Twitter que “El único premio al que aspiramos es de la #PazConJusticiaSocial para #Colombia sin paramilitarismo, sin retaliaciones ni mentiras #PazALaCalle”.

Este año, una de las “grandes propuestas” eran los Cascos Blancos de Siria, que “ponen su vida en peligro para salvar la vida de otros, en los devastadores bombardeos”. La lista de los candidatos alcanzó este año la cifra récord de “400 postulantes: 228 individuos y 148 organizaciones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí