Farmacogenética: hacia una medicina personalizada

0
206

La reacción a un medicamento puede ser distinta en cada persona, ya que hay factores que influye como la edad, sexo, peso, hábitos alimenticios, dónde vivimos y, principalmente, la genética.

Según información, dada a conocer por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (Fccyt), las personas no reaccionan igual a los medicamentos: mientras algunos se sienten bien después del suministro del fármaco, otros pueden presentar reacciones adversas como intoxicación.

La farmacogenética es una ciencia emergente que estudia el efecto de la variabilidad genética de un individuo en su respuesta a los medicamentos, ya que son muchos los aspectos que influyen: dónde nacimos, dónde vivimos, edad, sexo, peso, estatura, hábitos alimenticios y, principalmente, la genética. El objetivo de la farmacogenética es administrar al paciente el fármaco correcto, es decir, ir hacia una medicina personalizada.

El estudio de las variantes del ADN (ácido desoxirribonucleico), molécula presente en las células que contiene las instrucciones genéticas para el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos, es crucial en este nuevo enfoque de la medicina, pues tales variantes van a determinar cómo reaccionamos a los distintos medicamentos existentes.

Al identificar, caracterizar y describir estas variantes en el ADN, cada individuo tendría un tratamiento médico personalizado de acuerdo a su configuración genética, expuso Vanessa González Covarrubias, investigadora del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen).

“En un futuro no muy lejano, al nacer, cada uno de nosotros tendrá su genoma analizado, con la finalidad que ya se conozca, antes de administrar cualquier medicamento, qué variantes genéticas tenemos, qué medicinas nos deberían administrar y con cuáles tenemos un riesgo a toxicidad o reacciones adversas”, explicó González Covarrubias en su conferencia Farmacogenética y la nueva medicina.

Las tecnologías que analizan el genoma cada vez son más desarrolladas. Existen secuenciadores genéticos del tamaño de una memoria USB donde se coloca la muestra de ADN y la computadora la analiza, dijo la científica del Inmegen.

“En el país existen diferentes pruebas farmacogenéticas. Actualmente, se realizan por medio de un procedimiento que se llama genotipificación o discriminación alélica, aquí aún no se usan los secuenciadores. Varios laboratorios clínicos privados y del sector público, como el Instituto Nacional de Cancerología y el Inmegen ya realizan estas pruebas”, reveló la integrante del Sistema Nacional de Investigadores.

En la actualidad, la farmacogenética ha desarrollado más de 11 pruebas que han sido certificadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), organismo en Estados Unidos equivalente a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios en nuestro país.

Diferencias individuales
Con el objetivo de aumentar la pequeña cifra que se tiene hasta el momento sobre soluciones farmacogenéticas, a finales del 2014 concluyó el proyecto “1000 genomas”, con el cual se busca tener la secuencia de mil personas. En los resultados se detectaron más de 100 millones de variantes entre los individuos. También se descubrió que entre dos personas que no estén relacionadas entre sí, hay hasta 3.5 millones de mutaciones, lo cual, nos hace diferentes unos de otros, dijo González Covarrubias.

“Particularmente, cada uno de nosotros tiene 100 variantes que alteran las proteínas, por lo que a pesar de que cada persona pueda ser muy sana tendrá 100 mutaciones dentro de su cuerpo, 20 con una doble mutación”.

En México, un estudio publicado también en 2014, reveló que nuestro territorio alberga 68 poblaciones étnicamente distintas, con lo que se aprecian diversidades genéticas muy particulares, muchas veces por el aislamiento geográfico.

Por ello, la importancia de avanzar en la farmacogenética, pues al tener las secuencias de los individuos que nacen en una determinada generación, se podrá pasar de una medicina que durante muchos años ha sido reactiva -ya que sólo reacciona a la enfermedad- a una medicina proactiva, aseguró la científica del Inmegen, durante la conferencia citada, presentada como parte del programa Ciencia a Distancia de la Universidad Nacional Autónoma de México, institución que forma parte de la Mesa Directiva del Fccyt.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 6 =