Ciudad de México, noviembre 9 de 2018.- Aún no toma posesión de su cargo la nueva administración federal del país y ya enfrenta controversias y rechazos del sistema establecido y del mismo sector social al que, presuntamente, más favorecería esta administración que entrará en funciones a partir del próximo 1 de diciembre.

El último capítulo de esta nueva relación con el establisment se tuvo ayer cuando la senadora Bertha Alicia Caraveo, a nombre del coordinador de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, el partido político que llevó a Manuel Andrés López Obrador, a ganar la Presidencia de la República), Ricardo Monreal, propuso eliminar algunas comisiones bancarias.

Esta propuesta legislativa provocó que la Bolsa Mexicana de Valores se fuera a pique. El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cerró ayer con un desplome de 5.81 por ciento, equivalente a más de 2 mil 700 puntos, arrastrado por las acciones del sector bancario. Una caída similar en el mercado mexicano no se había visto desde agosto de 2011, hace poco más de siete años.

La principal causa de la caída fue el desplome de más de 10 por ciento de los principales grupos financieros que integran al índice bursátil que se originó tras la presentación de la iniciativa citada por la legisladora morenista en el Senado de la República para eliminar el cobro de diversas comisiones bancarias, lo que limitaría las ganancias de los grupos financieros.

Según Caraveo, la base de la propuesta legislativa es el cobro excesivo de las comisiones bancarias. Expuso que tan sólo en 2017, las comisiones generaron ingresos al sector bancario por más de 108 mil millones de pesos, 8 por ciento más que en 2016. La propuesta, dijo, busca es una relación más justa entre la banca y las familias mexicanas.

Explicó que esa propuesta “no va a repercutir tanto en el costo que los bancos tienen de operación, pero sí puede impactar en las familias en una mejor relación económica de las familias”.

Entre las comisiones que se plantea eliminar están las cobradas por operaciones de consulta de saldo y retiro en efectivo en cajeros automáticos internos; por no facturar monto mínimo a comercios que hacen uso del producto de terminal de punto de venta; por reposición de plástico bancario por robo o extravío; por emisión de estado de cuenta adicional y/o impresión de movimientos.

También propuso vetar comisiones por aclaraciones improcedentes de la cuenta derivados de movimientos o cargos no reconocidos; por disposición de crédito en efectivo; por anualidad de tarjetas de crédito; por la solicitud de estados cuenta de meses anteriores en sucursal y vía telefónica.

Por la tarde, el próximo secretario de Hacienda (Shcp), Carlos Urzúa, llamó a los representantes del Congreso de la Unión, conformado por las Cámaras de Diputados y de Senadores federales, a revisar los impactos fiscales de sus iniciativas.

Pidió que los legisladores se apoyen en su equipo y del Centro de Estudios de Finanzas para verificar “la viabilidad” de sus iniciativas. “Aun cuando reconocemos que la intención de los legisladores es tratar de mejorar la condición de vida de los mexicanos, este objetivo no necesariamente alcanza, si no se toman en cuenta tanto los impactos en las finanzas públicas, como en la estabilidad del sector financiero”, dijo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 4 =