Emergencias en México, ¿estamos preparados?

0
34

Ciudad de México, 21 de septiembre de 2020.- En México, como en cualquier otro país, no estamos exentos de vivir una emergencia donde nuestro patrimonio o salud se vean comprometidos, sobre todo, por la alta exposición a riesgos naturales como los sismos que en los últimos años han afectado principalmente a entidades federativas como Estado de México, Colima, Michoacán, Guerrero, Morelos, Veracruz, Chiapas, Jalisco, Puebla y Ciudad de México.

Asimismo, nuestro país ha vivido grandes catástrofes por huracanes en las regiones de las costas de Veracruz, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Colima, Jalisco, Michoacán, Nayarit y las Penínsulas de Yucatán y Baja California, entre otras, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, estos ocurren del 15 de mayo al 30 de noviembre.

A pesar de este contexto, con base en los datos del año pasado de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (Amis), se sabe que solo el 26% de las viviendas cuentan con un seguro, lo cual es un indicador de que no estamos plenamente preparados para una emergencia de este tipo y los costos de un patrimonio perdido, como lo es una casa, ascienden a millones de pesos.

Por otro lado, enfermarse, también cuenta como una situación de alarma que debe atenderse lo más pronto posible; no obstante, en México el no estar afiliado a una institución pública de salud hace que el costo promedio de atenderse vaya de los $1,000.00 pesos a los cerca de $4,000.00, lo que implica un desajuste en las carteras y esto fue muy notario con la reciente pandemia de Covid-19, donde los afectados están pagando altas cuentas hospitalarias.

Desgraciadamente, estar preparado para una emergencia resulta un tanto complicado en un país donde muchas personas viven al día o donde los jefes y jefas de familia tienen otras prioridades familiares; sin embargo, es importante destacar que hay instituciones financieras donde nos podemos acercar para que nos brinden herramientas para salir del bache, ya sea por una emergencia natural o de salud, dijo Dante Teytud, experto en finanzas personales y director comercial de Credifiel.

Los imprevistos son algo que no podemos evitar, pero sí podemos estar mejor preparados atendiendo a las indicaciones de las autoridades correspondientes, así como haciendo planes familiares sobre cómo reaccionar o incluso mapear las instituciones a las que podemos acudir en caso de un desastre natural o una afectación sanitaria.

Credifiel refrenda su compromiso con los mexicanos y los invita a que se informen sobre las diferentes herramientas financieras que pudieran ayudarlos ante cualquier colapso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí