Cómo el aislamiento social está cambiando la compra y venta de inmuebles

0
25

Ciudad de México, 23 de junio de 2020.- En medio de la incertidumbre económica y social que ha resultado de la urgencia sanitaria y de las restricciones para el tránsito y la interacción entre personas, la industria de bienes raíces ha introducido o reforzado prácticas como los recorridos virtuales, acompañamiento remoto, financiamiento y trámites digitales, que se perfilan como cambios permanentes en la forma en que compramos casas en México.

De acuerdo con la startup proptech La Haus, si bien hay una baja sensible en el movimiento del mercado inmobiliario, existen tres tipos de personas que están buscando comprar una casa en medio de la contingencia: 1) quienes ya lo habían decidido e inician o dan continuidad al proceso, 2) aquellos que están buscando oportunidades en zonas o rangos de precios específicos, 3) quienes lo ven como una alternativa para mantener el valor de su dinero en el largo plazo.

Hoy la experiencia de compra se hace digital; cada parte del proceso, desde encontrar, visitar, negociar y hasta cerrar la compra de inmuebles, puede realizarse en línea o vía remota. Entre los principales cambios que se están implementado para mantener a compradores y agentes seguros se encuentran:

• Inventarios de mayor calidad. Aunque la existencia de páginas especializadas para buscar y encontrar propiedades no es nueva, se hace evidente la necesidad de consolidar y verificar la información de unidades disponibles, ya que es un problema común que existan propiedades listadas ya vendidas u ofertas duplicadas.
• Recorridos virtuales. Ya sea a través de videollamada, tecnología para visitas 360, realidad virtual o clips de vídeo, los agentes pueden mostrar y dar información precisa de una propiedad, incluso sin estar en ella. Ver la propiedad y sus alrededores es una parte insustituible del proceso de compra-venta, que ahora puede realizarse a distancia con herramientas de calidad que brindan imágenes y videos nítidos para verificar cada detalle de la construcción, interiores, e incluso problemas de humedad o las posiciones del sol a diferentes horarios.
• Visita el vecindario virtualmente. Con la ayuda de aplicaciones como Google Maps o Apple Maps puedes conocer el vecindario y tener vistas de pie de calle, conocer escuelas, comercios y mercados cercanos. Se trata de una tendencia muy normalizada en el proceso de elegir un nuevo barrio y que, gracias a las vistas de calle, es posible explorar a fondo las calles aledañas sin tener que visitarlas en persona.
• Uso de chatbots y asistentes virtuales. La inteligencia artificial aplicada en servicio al cliente permite resolver dudas comunes de manera automática; de esta forma, el agente inmobiliario puede enfocarse en dar una atención personalizada y a la medida.
• Acompañamiento virtual. Los agentes pueden mantenerse en contacto con sus compradores potenciales durante todo el proceso, vía correo, whatsapp, videollamadas, etc., para resolver dudas en todo momento de forma ágil.
• Solicitudes de crédito en línea. Hoy es posible obtener un crédito 100% en línea: el usuario proporciona toda la información necesaria vía digital y recibe una transferencia electrónica. Esto reduce aún más los tiempos de los procesos tradicionales.
• Pagos en línea. Las transferencias de dinero a través canales digitales tampoco son nuevas, pero hoy son la única alternativa segura y viable, muchas personas que las veían con reticencia para grandes montos, ahora las experimentan o conocen a personas que lo están haciendo sin inconvenientes.
• Uso de firmas digitales. Todavía hay personas que se sienten más cómodas con una firma física y aunque para ello se pueden realizar envíos de contrato por mensajería especializada, la realidad es que la tecnología y el marco regulatorio actual permiten el uso de distintos tipos de servicios de firmas digitales.
• Temas notariales y escrituración. Se trata del punto débil en la cadena de digitalización de este proceso, pero tecnológicamente no hay impedimento para realizar la escrituración ante notario público y la inscripción ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio. Sin embargo, es un paso que todavía tiene que ser realizado con una visita presencial, aquí la forma en que se está resolviendo es que los agentes definan visitas específicas para atender varios trámites y seguir medidas de protección sanitaria y distancia social.

“Durante las próximas semanas de aislamiento y hacia la reincorporación de actividades en los siguientes meses, es importante mantener y fortalecer los servicios remotos, mientras se reservan las etapas presenciales sólo para trámites específicos. Hay cosas que estamos implementado y que son mejores, que no deberían regresar a ser como antes, debemos apuntar a la digitalización del 100% del proceso”, agregó Rojas.

Contextos como el que vivimos en la actualidad son los que obligan a los sectores comerciales a renovarse para brindar un servicio fácil, cómodo y que resguarde la salud de sus colaboradores y clientes. La incorporación de innovaciones tecnológicas en el sector deberá formar parte de la cotidianeidad, pues se ha demostrado el impacto positivo en tiempo y recursos de los canales remotos y la atención especializada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − 4 =