Centro empresarial aborda cuestiones sociales y medioambientales en Ecuador

0
13

ShareAmerica

Washington, D. C., 23 de enero de 2020.- Hace casi una década Daniela Peralvo trabajaba como promotora empresarial en Ecuador para otra persona cuando tuvo un momento de inspiración para hacer algo por su cuenta.

La empresa para la que había trabajado obtuvo enormes ganancias vendiendo tierra y maquinaria para el cultivo a agricultores, pero Peralvo, de 38 años, dice “que ella quería algo más que un negocio común”. Renunció con la idea de abrir una empresa que ayudara a la gente en vez de que se enfocara en las ganancias.

Hace seis años, Peralvo y su socia de negocios, Michelle Arévalo-Carpenter, lanzaron Impaqto en Quito, Ecuador. La empresa ofrece espacios compartidos y asequibles para trabajo, establecer redes de contacto y asesoramiento corporativo, además de programas para aceleradoras de negocios respaldados por Google. Vincula a emprendedores de América Latina con mentores.

Peralvo dice que ella y su socia están creando un centro para innovadores, trabajadores independientes y emprendedores de compañías recién creadas donde pueden apoyarse e inspirarse al evitar la soledad que en ocasiones acompaña a las personas que trabajan por su cuenta.

“Ese es el problema más grande que tratamos de resolver”, dice Peralvo, al agregar que unas 650 personas utilizan cada mes los cuatro espacios de trabajo compartidos en Quito. “Los espacios de trabajo compartidos representan una excelente oportunidad para establecer contactos además de ser un espacio para que todos estos agentes de cambio trabajen y colaboren”.

Desafío de Ecuador
Impaqto atrae a personas y compañías que trabajan en algunos de los desafíos sociales y medioambientales más grandes de Ecuador.

Una de las compañías en el programa de aceleradoras de empresas, denominado Yakupura, desarrolló filtros de agua que en apenas dos meses ha reducido en 30,000 el uso de botellas de plástico para agua.

Otro cliente, Amati Foods, produce una bebida sin lactosa y gluten hecha a base de frutas ecuatorianas y amaranto, un ancestral cereal andino. La compañía, que se apega a las normas para un comercio justo, apoya a las comunidades indígenas en el norte de Ecuador al comprarles productos agrícolas.

Novulis, una compañía en el programa de aceleradoras, opera clínicas dentales móviles en zonas rurales y cercanas a las ciudades en todo el país, brindando a residentes de escasos recursos acceso asequible a cuidado de salud.

Peralvo calcula que Impaqto trabaja con casi 200 empresas de recién creación de Chile, Guatemala, Perú, Colombia, Bolivia y Paraguay al ayudarlas a conseguir inversiones y adquirir conocimientos y capacidades para desarrollar sus negocios.

Cuatro años después del lanzamiento de Impaqto, el Departamento de Estado de Estados Unidos envió a Peralvo al Programa de Liderazgo para Visitantes Internacionales (Ivlp). El programa, de tres semanas de duración, utiliza intercambios a corto plazo para vincular a líderes actuales y emergentes con sus colegas estadounidenses.

“Fue interesante presenciar como empresas nuevas, emprendedores, mentores e inversores se conocían unos a otros y trabajaban en la comunidad para mejorar la manera en que el ecosistema empresarial funciona”, explicó Peralvo, al hablar de su estadía en Estados Unidos.

Peralvo y su socia están tratando de expandir este año su empresa a Cuenca, la tercera ciudad más grande de Ecuador. Ellas imaginan el futuro de Impaqto en ciudades más pequeñas y emergentes de América Latina en Colombia y Bolivia, en lugar de los enormes centros urbanos.

“Nosotras vemos que estas megaciudades y capitales tienen enormes problemas de tráfico, seguridad, contaminación y de calidad de vida”, señala Peralvo. “En estas ciudades emergentes nosotras vemos una cadena de negocios familiares y también vemos mucho talento joven”.

La autora de este artículo es la redactora independiente Lenore T. Adkins.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × cinco =