Ciudad de México, 7 de diciembre de 2021.- Nos encontramos en la recta final del año, diciembre llega con las festividades de la época, cenas, reuniones, regalos, vacaciones y, sobre todo, es un mes donde recibimos un dinero extra, ya sea por medio del aguinaldo, un bono o aumentan las ganancias de nuestro negocio.

Antes de dejarnos llevar por la emoción de las ofertas y promociones, es importante detenerse a analizar la situación financiera en la que estamos y aprovechar esta época para planear una mejor estrategia que nos ayude a mantener unas finanzas personales más sanas.

Una opción accesible para administrar mejor tu capital y hacerlo crecer es a través de la inversión. “Invertir es un hábito de constancia, a largo plazo, donde poco a poco aumentarás tus ganancias. Debe ser un plan donde busques asegurar tu futuro, en el largo plazo es muy difícil que tu capital termine siendo menor al de tu inversión inicial, y con los movimientos correctos, tu patrimonio habrá crecido lo suficiente para protegerte de la inflación y darte una ganancia sustancial”, señaló Simon Dalgleish, director de M2Crowd, plataforma de crowdfunding inmobiliario.

¿Tenemos que meter todo nuestro aguinaldo a una inversión? No, gracias a la tecnología y distintas plataformas fintech, hay más opciones para comenzar una inversión con un monto pequeño. Te compartimos algunas alternativas con las puedes iniciar esta práctica, con menos de $10 mil pesos.

Crowdfunding inmobiliario: hasta hace algunos años, invertir en inmuebles estaba fuera del alcance de la gran mayoría de mexicanos, ya que requería de millones de pesos si querías comprar una propiedad por tu cuenta o invertir en algún desarrollo. Con el surgimiento del crowdfunding inmobiliario más personas pueden tener el beneficio de poner sus recursos en un sector sólido y que históricamente presenta crecimiento. Una de esas opciones es M2Crowd, que cuenta con la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (Cnbv) para operar bajo la Ley Fintech, y que permite inversiones desde los $5 mil pesos mediante un esquema de fondeo colectivo. Incluso, existen temporadas en que se abren proyectos desde $1,000, justamente con un enfoque para ampliar el interés para invertir en este sector.
Préstamos a terceros: los préstamos que una persona realiza a otra son comunes, incluso, hay mecanismos como las tandas, que, si bien originalmente eran un formato de ahorro, hay personas que ahora cobran comisión por organizarlas. Sin embargo, al ser mecanismos informales, tienden a presentar un mayor riesgo o puede existir el abuso o usura entre los que lo proporcionan. El mundo fintech amplió la forma en la que personas y empresas se financian y una de ellas es el crowdlending, que permite que pongas tu dinero en una plataforma, a la cual otras personas pueden acudir para solicitar un préstamo y así tú ganas con los intereses cobrados. Una de las opciones en nuestro país, y que también cuenta con la autorización de la Cnbv para su operación, es Kubo.financiero, donde puedes comenzar a invertir a plazo fijo desde $100 pesos, o en su caso ahorrar y obtener cierto rendimiento por ello.
¿Entrar a la Bolsa de Valores?: no tienes que ser el empresario Warren Buffet para beneficiarte de la inversión en bolsa. Estados Unidos es, sin duda, el rey en cuanto a la cultura de inversión en empresas públicas. En México, todavía nos falta mucho por hacer, ya que triunfa el mito de que se necesitan grandes cantidades para ingresar o que se trata de poner tu dinero en muy alto riesgo. Actualmente, hay diferentes opciones que te permiten abrir una cuenta desde $100 pesos y así iniciarte en inversiones en empresas públicas de distintos países, con acceso a ETFs, compra directa de acciones. Algunas de estas plataformas son: GBM+, Vanguard México, Kuspit y Dinn.

Recuerda que estamos en un mundo lleno de posibilidades, así que ¿por qué cerrarnos? En estas fechas evalúa la posibilidad de destinar sólo una parte de tu aguinaldo o el dinero extra que recibas a una inversión, una actividad provechosa accesible a todos, que se adaptan a la capacidad monetaria que disponemos, el objetivo es animarnos a realizar prácticas nuevas, aprender y generar ganancia con ello.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí